En medio de una tensa pax cambiaria la tasa de Leliq cerró a la baja

0
30


La jornada previa al feriado bancario, el mercado cerró con resultados contrapuestos. La tasa que abona el Banco Central por las Leliq bajo, mientras que el dólar tuvo una leve suba.

La jornada de ayer cerró con variables en el mercado que expresan “sensaciones” contrapuestas. Mientras la cotización del dólar en el mercado mayorista cerró con una leve suba a $35,68; la tasa promedio que el Banco Central (BCRA) para por las Leliq fue de 68,197 % debajo del 68,52% del viernes pasado. A pesar de que la baja en la tasa intentará ser mostrada por funcionarios del Gobierno como una prueba de que la “pax cambiaria” llegó para quedarse, lo cierto es que el “equilibrio” de variables macroeconómicas reposa sobre importantes desequilibrios. El comportamiento contrapuesto en la cotización del billete verde abona la teoría de que no habría que contentarse con los cantos de sirena de la baja transitoria de las tasas-

La crisis en la cual se encuentra sumergida la economía argentina ya no puede ser negada por ningún funcionario ni personaje afín a Cambiemos. La “nube pasajera” se transformó en una tormenta que recién comienza a mostrar los primeros truenos y de la cual aún no se sabe cuando terminará. El Gobierno no para de sumar malas noticias, según la consultora FIEL la producción industrial sufrió en septiembre una contracción en términos interanuales del 8,7%, se espera que hoy por la tarde el Indec ratique esa información con la presentación del Estimador Mensual Industrial (EMI) de septiembre.

El desempeño del billete verde exhibió un comportamiento dispar en el mercado de cambios, si bien la cotización del Banco Nación se mantuvo estable, según el Banco Central el promedio para la venta minorista cerró en $36,60 siguiendo la trayectoria del mercado mayorista. Por su parte, la tasa máxima adjudicada por el BCRA para las Leliq fue de 68,5%, contra 69 % previo. A pesar de que distintos funcionarios intenten mostrar eso como una prueba de “pax cambiaria”, lo cierto es que las altísimas tasas son un arma de doble filo. El frágil “control” que se ha logrado conseguir en el mercado de cambios ha sido a costa de un salto fenomenal en los niveles de deuda estatal. Si el stock de Lebac había llegado a convertirse en una pesadilla, haciendo que cada vencimiento importante,conocido como supermartes, desestabilizara el mercado de cambios. El aumento sin parar del stock de Leliq promete no quedarse atrás.

Detrás de la presunta estabilidad cambiaria se encuentran en realidad una fuerte caída de la economía, aumento del desempleo y deterioro general de las condiciones de vida. Según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza el Banco Central se espera una caída en la economía del 2,4 % este año, según el FMI la realidad podría ser peor y cerrar el año con una retracción del 2,6 %. La delicada situación interna y externa amenaza con golpear la débil economía local.

Te puede interesar: Economía con respiración artificial



Source link