En Vicente López también se siente la desidia estatal en la educación

    0
    103


    Es uno de los distritos más ricos del conurbano bonaerense, gobernado hace años por los Macri. La emergencia educativa que recorre la gran mayoría de las escuelas de la provincia también allí es una vergonzosa realidad.

    Tras los crímenes sociales de Sandra y Rubén en Moreno, salió a la luz la situación de riesgo en la cual trabaja la comunidad educativa en toda la Provincia de Buenos Aires.

    Necesitaron que explote por los aires una escuela, con dos compañeros muertos, para que se empezaran a realizar, con el persistente reclamo de docentes, alumnos, padres y gremios, las revisiones técnicas de las escuelas.

    En Vicente López los relevamientos muestran también el abandono de años de los edificios educativos.

    En la escuela primaria Nº 18 de Carapachay, desde hace más de una semana están suspendidas las clases y a partir de la revisión realizada encontraron fugas de gas procediendo a cortarlo, sin fecha aún de resolución.

    Esto fue informado en una reunión que se realizó desde la escuela este viernes junto a docentes, gremios y familiares.

    Esto afecta también la EES 3 (edificio contiguo) donde, como en muchas escuelas, ante la sospecha de que hubiera pérdidas de gas se cerraron las estufas provisoriamente, condenando a docentes y alumnos (más de 400) a trabajar muertos de frío a la espera de una resolución.

    En otras escuelas por ejemplo la EES 1 y EP1, que se encuentra a una cuadra de la Municipalidad, cerraron gas, por tanto no hay estufas y presenta en la mayoría de sus aulas un estado deplorable.

    Otro caso que tuvo gran repercusión fue el de la EES 6 la semana pasada, dónde se quemaron los cables de la bomba de la caldera, provocando malestar por el olor a plástico quemado, cinco chicos fueron llevados al Hospital Municipal a ser atendidos.

    Ninguna de estas situaciones puede ser naturalizada, todos sabemos que lo que pasó en la escuela 49 de Moreno, podría haber pasado en cualquiera de las escuelas en las que trabajamos.

    En un distrito donde hay casi la misma cantidad de escuelas privadas que públicas, es clara la política local de fomentar las primeras.

    El viernes pasado el Concejo Deliberante, con mayoría oficialista, votó en contra de declarar la emergencia educativa que reclamaron los gremios, mostrando con total cinismo que poco les importa la gravedad de los hechos que se están denunciando.

    Tenemos que exigir que muestren los libros contables del Concejo Escolar para que muestren cuánto recibieron de Provincia y en qué se lo gastaron. ¿Dónde va la plata del Fondo Educativo?

    Tenemos que tomar el ejemplo que ya están haciendo en varios distritos de conformar comisiones de infraestructura integrados por docentes, auxiliares, estudiantes y las familias para controlar las obras que faltan y las que se realizan para nuestra seguridad.

    Pero también necesitamos que el Suteba y el Frente de Unidad Docente (FUD) unifiquen esta pelea que se está dando por separado por distrito y por escuela, llamando a un plenario de delegados de base de toda la Provincia para votar un plan de lucha ante la situación de gravedad que estamos atravesando, para ganarle a Vidal y su macabro plan de ajuste.



    Source link