Entre Ríos: dirigente agropecuario amenaza de muerte a activista contra los agrotóxicos

    0
    23


    Los entrerrianos explican que “la escalada de violencia, las amenazas y el peligro” se debe “al accionar irresponsable y las mentiras” del fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes.

    Desde la Coordinadora Por una Vida sin Agrotóxicos de Entre Ríos – Basta es Basta denunciaron el pasado 5 d octubre que “un importante dirigente gremial agropecuario amenazó a un integrante de nuestra coordinadora (en lugar púbico, a los gritos y frente a testigos) que van a atentar con armas de fuego contra nuestras vidas, lo que demuestra la total impunidad de la que goza”. Por su parte, la Multisectorial Paren de Fumigarnos de Santa Fe manifestó su solidaridad con el espacio amenazado.

    Los entrerrianos explican que “la escalada de violencia, las amenazas y el peligro” que corre contra “toda persona que denuncia las pulverizaciones con venenos” se debe “al accionar irresponsable y las mentiras del fiscal de Estado”.

    Se trata de Julio Rodríguez Signes quien, varias veces a través de la prensa, “negó la vigencia del fallo que prohíbe fumigar con agrotóxicos alrededor de las escuelas rurales, confundiendo a los productores entrerrianos, dando lugar a que sucedan los hechos arriba descritos”.

    La Fiscalía de Estado de Entre Ríos volvió a apelar una vez más el fallo judicial que prohíbe las fumigaciones con agrotóxicos sobre las escuelas rurales. Rodríguez Signes ha sido uno de los principales interlocutores de los intereses de las patronales agropecuarias en el Gobierno de Entre Ríos.

    “Decidimos no hacer la denuncia penal en pos de no escalar la violencia, pero hemos informado de lo sucedido a la Ministra de Justicia de la Provincia”, declararon desde el espacio del militante amenazado. “Ya hemos radicado denuncias penales contra el funcionario por incitación al incumplimiento de la Ley, poner en peligro la salud pública y por el abuso escandaloso en el ejercicio de sus funciones públicas. Las acciones violentas no son parte de nuestras prácticas. No responderemos a ellas con más violencia”.

    Presiona la Sociedad Rural

    En este escenario, la Coordinadora Por una Vida sin Agrotóxicos de Entre Ríos hizo constar en el expediente ante el Supremo Tribunal de Justicia, la conversación que mantuvo el director de la Sociedad Rural de Entre Ríos “en donde tranquiliza a los productores” diciéndoles que “ahora los amparo los decide el plenario del Superior Tribunal y no la Cámara en lo Penal que era la que siempre nos pateaba en contra. La ley para esto se aprobó hace unos días y es muy importante. No creo que prospere con esta modificación”. El mensaje fue enviado a un grupo WhatsApp el pasado 15 de agosto.

    “Este señor aseguró a los productores que con la nueva integración del tribunal ya tenían garantizada una sentencia a favor de la Sociedad Rural. Este textual está denunciado en el expediente judicial. Es gravísimo el accionar de estas entidades agrarias que son actores fundamentales de nuestra comunidad y ponen en duda el comportamiento y la credibilidad de nuestra justicia y de nuestra democracia”, indican.

    La Coordinadora exige “una correcta divulgación de la causa de protección a las escuelas rurales respecto a las fumigaciones. Hemos logrado probar los riesgos sanitarios que corremos. Por este motivo, contamos con cinco fallos a favor de nuestros reclamos”, remarcan. Demandamos que se hagan públicos los estudios científicos que avalan el fallo favorable hacia nuestro reclamo por quinta vez en poco más de un año”.

    Transición agroecológica

    De la misma forma, los entrerrianos reclaman “a nuestro Gobierno, se haga cargo de una vez, de implementar de manera urgente, un plan de acción para acompañar a los productores alcanzados por el fallo que protege a las escuelas rurales de las fumigaciones, con medidas tributarias, tecnológicas, educativas y legales que permitan transitar el tiempo que les lleve recuperar sus suelos y aprender nuevas formas de producir, sin el uso de agrotóxicos, y con prácticas virtuosas con nuestro territorio y la vida. Porque son posibles y necesarias”, finalizan.



    Source link