Estudiantes realizarán una jornada para sacar la capilla de la Universidad de Salta

0
46


La actividad será el viernes 26. Es parte de una serie de iniciativas que están impulsando por la separación de la Iglesia y el Estado, desde la Secretaría de Género y Disidencia Sexual de la facultad de Humanidades.

Luego de las masivas movilizaciones y pañuelazos este año por #AbortoLegalYa, la marea verde continua en una naranja con la exigencia de la separación de la Iglesia y el Estado. Así, se entrecruzan estos dos colores, símbolos de las campañas en todo el país.

En la Universidad de Salta (UNSa) la pelea se expresó durante el conflicto universitario en asambleas que votaron contra la injerencia de la Iglesia católica en la educación pública. La institución medieval interviene en los contenidos que se dictan en la UNSa desde su origen, pero además cuenta con un símbolo presente en el campus desde la última dictadura genocida.

La capilla

La jornada será el viernes 26 de octubre a partir de las 17 hs frente a la capilla. Un día antes de que sesione en la provincia el Primer Congreso de Mujeres Provida y antiderechos del NOA.

La estudiante de Antropología Josefina Ciotta, al frente de la actividad, sostuvo que “desde la Secretaría de Género y Disidencia Sexual (G y DS) en el Centro de Estudiantes de Humanidades, que impulsamos con compañeres de varias carreras de la facu, y desde las agrupaciones Juventud a la Izquierda y Pan y Rosas, de las cuales soy parte, venimos impulsando la campaña por la separación de la Iglesia y el Estado en la UNSa, la única universidad del país que tiene una capilla adentro de su predio, lo que implica un ejemplo clarísimo de la injerencia de la Iglesia católica en nuestros estudios, violando además el principio de autonomía universitaria que conquistamos hacia 100 años”.

Por su parte, Marce Butierrez, estudiante también de Antropología y referente de la Secretaría sostuvo que “la capilla representa todo un proceso de vinculaciones y de relaciones muy cercanas entre la UNSa, la UCASal, la Iglesia y los militares. Nos parece que elegir ese espacio interpela directamente sobre estos vínculos que, aunque parecen lejanos en el tiempo, parecen dejados atrás por la historia, están presentes en la actualidad. Eso lo podemos ver ahora con los debates sobre la Educación Sexual Integral y sobre el acceso al aborto”.

La jornada tendrá “un carácter cultural, informativo y de debate e incluirá un gran pañuelazo naranja en la puerta de la capilla. Queremos aprovechar para presentar ese día un proyecto para sacar la capilla de la UNSa que llevaremos al Consejo Directivo de Humanidades para que sea elevado al Superior. Y la idea es que, luego, se discuta y vote en una asamblea qué uso darle a ese lugar ya liberado de cualquier injerencia religiosa”, sostuvo Josefina Ciotta.

“Nos gustaría que todos los espacios que comparten en la universidad esta lucha se plieguen a la campaña que impulsamos, como sucedió con la campaña del aborto”, remarcó Marce Butierrez.

Su compañera, quien es militante de la agrupación Pan y Rosas, mencionó que “para el movimiento estudiantil y esa juventud que va todos los días con sus pañuelos verdes y naranjas a cursar, es fundamental recuperar el CUEH para ponerlo al servicio de esta pelea, que sabemos que no será fácil, ya que hay muchos intereses oscurantistas en juego. Pero fuerzas hay y somos muches les que queremos sacar a la Iglesia de nuestras vidas, de nuestros cuerpos y de nuestra educación. Por eso desde Pan y Rosas y Juventud a la Izquierda damos una pelea de conjunto, en todos los lugares”.



Source link