Estudiantes y docentes intoxicados por inhalación de gas en escuela de Benavídez

0
85


Ayer por la noche se detectó una pérdida de gas en el edificio de la escuela para adultos (CENS) N° 452 de Benavídez, Tigre. Alumnas y una preceptora debieron ser atendidas en el Centro de Salud de la localidad por intoxicación.

No es la primera vez que esta escuela tiene problemas edilicios y con las instalaciones de gas. El año pasado debió permanecer cerrada durante varias semanas por pérdidas de gas. Supuestamente habían hecho los arreglos necesarios para que el edificio estuviese en condiciones para los niños que pueblan sus aulas durante los turnos mañana y tarde y para los adultos que durante la noche concluyen sus estudios primarios y secundarios. Sin embargo, este lunes volvieron a suspenderse las clases por una pérdidas de gas y el miércoles se reanudaron las actividades porque el problema estaba solucionado. Juegan con las vidas de los estudiantes y de los docentes, tan solo un día después tenemos que lamentar que haya estudiantes y una preceptora intoxicadas por inhalación de gas.

Este es un episodio más de otros tantos que vienen sucediéndose a diario por la falta de inversión y mantenimiento de los edificios escolares, por parte del gobierno nacional, provincial y del Municipio. Por su parte las centrales sindicales no llevan adelante planes de lucha serios para terminar con esta situación de destrucción de la educación pública que ha llegado al límite de poner en riesgo la salud y la vida de estudiantes y trabajadores de la educación.

La precandidata a diputada provincial por el FIT Unidad y docente tigrense, Lorena Maidana mencionó para este medio que “en unos días se cumplirá un año del asesinato laboral de Sandra y Rubén por la explosión de la Primaria 49 de Moreno. Desde entonces nada se hizo para que las escuelas dejen de ser trampas mortales. Las instalaciones son viejas, deficitarias y no tienen mantenimiento. Las pérdidas de gas, paredes electrificadas, pozos desbordados, mal estado del agua son moneda corriente en las escuelas bonaerenses”.

Anteayer 40 escuelas estuvieron en Consejo Escolar de Tigre exigiendo las obras de gas y calefacción que debían haber estado terminadas para la primera semana de junio según el compromiso que habían firmado y no cumplieron. Hace unos días, la desidia de una de las empresas contratadas culminó en un principio de incendio en el Jardín n°903.

Las comunidad educativa de las diferentes escuelas exigen a las diferentes fuerzas políticas, que realicen las obras que las escuelas necesitan en vez de dedicar millones de pesos de fondos públicos en propaganda para su campaña. También exigen al consejo escolar y a la jefatura distrital y regional que dejen de someterlos a condiciones inhumanas y a riesgos de vida, realizando una inspección integral de los edificios y suspendiendo las actividades en todas las escuelas que no tengan condiciones.

Paula Akerfeld es docente de nivel secundaria y como precandidata a intendenta por el FIT Unidad en Tigre viene acompañando los reclamos de la comunidad educativa. “Cabe destacar que la desidia de la educación pública es producto de la complicidad de todo el arco político que viene gobernando hace décadas, y los sindicatos que se alinean a las políticos de turno. La situación se va a agravar aún más si intentan pagar la deuda fraudulenta e ilegítima que contrajeron con el FMI en contra de los sectores populares y obreros. Por eso es necesario abrir los libros contables de los consejos escolares para ver donde destinaron los fondos que eran para educación y que la plata al pago al FMI vaya para salud, educación y salarios” declaró la precandidata.



Source link