Estudiar un profesorado en Jujuy, nos recibimos ¿y después qué?

0
85


Una pregunta que muchos se hacen en el transcurso de la carrera, pero que en los últimos días volvió a resonar ante las consecuencias del anteproyecto de calificación docente en el cual quieren otorgar 5 puntos menos a quienes egresan de la UNJU.

Hace unos días se dio a conocer el Anteproyecto del Ministerio de Educación de Jujuy para la grilla de calificación docente en el Listado Único de Orden de Mérito (LUOM).

Te puede interesar: Aseguran que el proyecto para calificar a docentes egresados de la UNJu afectará su salida laboral

El sistema de ingreso a la docencia, como relatan varios, se vuelve engorroso y burocrático. Si recién empezás tenés que pagar el puntaje para poder trabajar, porque los 5 años que estudiaste no sirven. La carrera empieza cuando te recibís.

Con 12 años de recibido tiene solo 27.6 ¡Nada! Y eso porque se necesita plata para sumar puntaje

“Me recibí de profe de educación física en el 2012 y ahí comenzó el karma: pagar un curso de licenciatura para sumar puntos, mil trabas por todo el papelerío que te piden todos los años para inscribirte en Junta, ver donde hay vacantes y si llegás con tu puntaje. La cuestión es que me cansé de andar así y no encontrar nada, y tengo muchos colegas como yo, cansados. Laburás por monedas, hasta que entran tus papeles te reconocen el pago y demás, pasan años. Y hasta eso te tenés que bancar sola”, comentó Samanta, expresando la realidad de muchas y muchos.

“Con 12 años de recibido tiene solo 27.6 ¡Nada! Y eso porque se necesita plata para sumar puntaje”, circula en un grupo de carreras de la facultad entre quienes están debatiendo el tema.

El nuevo proyecto implica una avanzada contra la Universidad pública y gratuita. Se quiere establecer una diferenciación arbitraria que otorga 5 puntos menos a egresados de la UNJu en relación a los Institutos de Educación Superior (IES). En relación a los posgrados, maestrías, especializaciones (que son pagos) respondería el mismo criterio de otorgar menor puntaje a los dictados por la UNJu en relación a las instituciones de Educación Superior de la provincia

Pero ¿Qué significan en concreto los 5 puntos menos para la universidad?

En primer lugar, si ya es difícil la salida laboral, alcanzar esa diferencia de puntos es mediante más cursos y especializaciones pagas. Si ya muchos y muchas abandonan sus estudios porque la plata no alcanza, o laburan en negro y hacen enormes sacrificios para recibirse, ¿Cuántos podrán realmente pagar alrededor de $2500 por un curso para obtener puntaje?

Una especialización de la UBA en Tilcara por ejemplo cuesta $1700, si ya en la UNJu solo 1 de cada 20 que ingresan logran recibirse, ¿cuántos de ellos pueden acceder a la especialización?

En caso de que se apruebe este anteproyecto de calificación docente, sería una sentencia de muerte que quieren fijar el Gerardo Morales y la ministra Isolda Calsina para las carreras humanísticas y profesorados de la UNJu, ya que con la desigualdad de condiciones no convendría recibirse allí. Seguramente pensarán que la opción es ir a los IES, pero actualmente, y desde 2017, los están cerrando. Varias carreras pelean por el derecho al egreso, ya que arbitrariamente les cambian los planes de estudio y sus estudiantes se vienen movilizando sin obtener respuesta del gobierno.

Te puede interesar: Gobierno a estudiantes: “Si continúan realizando marchas el banco nos cancelará el crédito”

Entonces, la dinámica que quieren imponer es siempre la misma: nos enfrentan entre nosotros (universitarios vs terciarios, en este caso) y por atrás gestan el gran golpe a la educación pública y gratuita de conjunto. No lo podemos permitir.

Mientras tanto las autoridades de la Facultad de Humanidades que sacaron un primer pronunciamiento, se reunieron con el gobernador Gerardo Morales donde se supone que “tomó conocimiento” y se comprometió a intervenir directamente. No se puede pensar que el mejor alumno de Macri, el responsable de desfinanciar la educación, del ataque constante a docentes, a las carreras terciarias o que ahora intenta avanzar con la Universidad Pública pueda dar una solución. El decano Cersar Arrueta llama básicamente a esperar y confiar. Desde rectorado no se emitió comentario alguno porque no vaya a ser que se cuestione el pacto PJ-UCR que mantienen con gobernación.

La conducción del Centro de Estudiantes de la FHyCS, que responde directamente a las autoridades universitarias y al PJ oficial representado en las elecciones provinciales por Julio Ferreyra y Rubén Rivarola, brilla por su ausencia ante este ataque, mientras las y los estudiantes y docentes de carreras afectadas han empezado a reunirse para debatir. Pero lo que necesitamos es confiar en nuestras propias fuerzas, en asambleas comunes de todas las carreras y en unidad con las y los estudiantes terciarios.

En tiempos de crisis y ajuste, y un consenso generalizado del gobierno y la oposición para cumplir con el Fondo Monetario Internacional a costa de nuestro futuro, impedir este este ataque es tarea fundamental. Los sindicatos docentes, CEDEMS y ADIUNJu deben convocar a asambleas para definir un plan de lucha, y en el mismo sentido los centros de estudiantes llamando a coordinar los distintos sectores de la comunidad educativa. Desde la agrupación Oktubre y la juventud del PTS, así como la agrupación docente 9 de abril, se llama a rechazar este proyecto y sumarse a pelear en esta perspectiva



Source link