Eugenio Semino: Para el sistema previsional, el acuerdo con el FMI tiene la misma receta que en los ´90

0
530


Entrevista exclusiva al defensor de la Tercera Edad: a dónde va el sistema jubilatorio. El acuerdo con el FMI, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, la reforma previsional y su mirada del por qué de la estatización de los fondos de las AFJP. Una reflexión sobre el rol social de la vejez en el sistema capitalista.

Este diario entrevistó al Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino. Un repaso por los principales temas en relación al acuerdo del Gobierno con el FMI y la letra que refiere a los Fondos de Garantía de Sustentabilidad, al nuevo índice de las jubilaciones que Cambiemos impuso en diciembre del año pasado, a fuerza de represión, pero que resultó una victoria pírrica y da una explicación de porqué el Gobierno de Cristina Kirchner estatización de los fondos de las AFJP. Finalmente, hace un recorrido conceptual sobre el rol social de la vejez en el sistema capitalista.

Ofrecemos la primera entrega de la entrevista.

Eugenio, la última vez que lo entrevistamos estábamos en las postrimerías de la votación de la mal llamada reforma jubilatoria. Se votó la ley, vino el acuerdo con el FMI…

  • El acuerdo con el FMI estaba antes de la firma del acuerdo…

    Sí, claro…Allí el Gobierno plantea que lo que va a preservar de alguna manera es a los sectores más vulnerables. En el marco de la crisis económica y de ese acuerdo con el Fondo, ¿los jubilados en qué situación quedan?

  • El memorandún con el FMI dice lo que vienen diciendo los organismos multilaterales de crédito desde los `90. Lo que pasa es que en este acuerdo hay un párrafo donde se señala que “no se afectarán a los sectores más vulnerables…” Le pusieron un mentiroso rostro humano que antes estaba reservado a las creencias religiosas, le pusieron esa cara piadosa pero las recetas son las mismas.

    En seguridad social, o en previsión que es bastante menos, lo que se hizo en diciembre, que no tiene que ver con la fórmula -es muy probable que la nueva fórmula dé similar a lo que hubiera dado la vieja fórmula-, es que los jubilados van a recibir más plata pero con menos poder adquisitivo. Llegará a un 27% en diciembre con lo cual va a estar por debajo de la inflación, pero siempre, esta y la vieja fórmula estuvieron detrás de la inflación. Porque el jubilado pre financió lo que después le terminaron acordando.

    Además porque los resultados de la anterior fórmula no fueron tampoco milagrosos, nunca hubo recomposición del haber. Acá se acható la pirámide a partir de los `90 y obviamente se acható mucho más a partir del 2003. El caso Badaro es una demostración de ese achatamiento, porque nunca hubo redistribución de riqueza como se decía discursivamente, lo que hubo fue redistribución del ingreso con respecto a los que estaban dentro del sistema. Es decir, cuando se incorporaron masivamente a la moratoria del 2005, los que pagaron esa moratoria eran los que estaban ya en el sistema, los jubilados.

    Es decir, el Estado no puso las cuotas para comprar la deuda que tenían quienes ingresaron.

    Decís que salió entonces del aporte de las contribuciones.

  • Claro. Por ej., el caso Badaro se produce porque aumentan las mínimas y a los de más de $ 1000 no les aumentan. Entonces teníamos a principios del 2000, por poner una fecha, un 17 % de jubilados en la mínima y ya en 2015, 2016 -en la actualidad menos por la reparación histórica-, llegamos a tener alrededor de un 75 u 80% de jubilados que quedaron en la mínima o cercanos a la mínima. Este es un dato objetivo, no es una interpretación.

    En cuanto al comportamiento de la movilidad desde el 2009 al 2015 fue en el tramo mayoritario, parejo con la inflación. Perdieron mucho en 2014 (NdR: con la devaluación de cerca del 40% realizada por Kicillof), y perdieron en el 2016 una enormidad de puntos, ganaron en algunos otros años, con lo cual en esos años fue parejo pero sin que hubiera una recomposición del haber.

    Es más, lo que se prorrogó fueron los juicios, una enorme litigiocidad que no era nueva, quienes trabajamos en previsión social hace muchos años ya la habíamos visto en 1991 con el caso Sixto Chocobar, donde hubo que recurrir a la Comisión interamericana de Derechos Humanos, y así y todo le dieron nada. (NdR: Si bien el juicio de ese jubilado -que demandaba índices mayores de actualización de sus haberes- comenzó en ese año, la Corte Suprema de Justicia falló en 1996, en su contra. En ese entonces el menemismo tenía mayoría automática en la Corte).

    Con lo cual los cientos de miles de juicios que este Gobierno ha reactivado ahora, porque termina apelando por la cuestión de los índices, es siempre con la vieja metodología, que no es otra que la que hablábamos de la de principios de los ´90.

    Con respecto a la movilidad. Es verdad que anteriormente no se recompuso nada, pero según los cálculos que hicimos en LID va a dar un 19 %, incluso con el reajuste de septiembre, frente a una inflación que va a estar alrededor del 30%. Este año también van a estar perdiendo…

  • Mira, en cualquier caso siempre pierden. Pero yo lo que quiero plantear es lo siguiente: cuando discutimos un punto de la fórmula, estamos discutiendo dos cafés. Son 80 pesos, sobre 8.000 pesos, son 2 cafés al mes.

    Pero el Gobierno planteó que con esta nueva fórmula “se preservaban los intereses reales de los jubilados”, porque iban a estar ajustados a la inflación.

  • Eso es una absoluta mentira y lo dijimos desde un primer momento, y también lo dijimos en el Congreso cuando trataron la ley de reparación.

    ¿Y con respecto al fallo del Poder Judicial sobre el primer ajuste de marzo?

  • Lo que plantea la Cámara, la Sala I, es el principio de aplicación retroactiva de la ley. Es decir, los jueces dicen correctamente que el período sobre el cual se reajustó marzo, es el que ya hubo devengado entre junio y diciembre del año pasado. ¿Pero eso sabes cómo termina? Ya fue a la Corte -Corte Suprema de Justicia-, ¿sabes cuándo va a terminar dictaminando?, cuando mi fauna cadavérica se esté incorporando al debate. Y va a quedar diluido por estas interpretaciones de la nueva fórmula, y que los puntos no son confiscatorios.

    Imaginate que nosotros hicimos una presentación colectiva con quien era mi colega en ese momento, en 2008, Eduardo Mondino -ex Defensor del Pueblo-, llegó a la CSJ en el 2010, el caso Badaro no existe más y todavía la Corte no resolvió.

    Hubo dos medidas “para mejor proveer” que citaron a Bossio en su momento y él dijo que si se pagaba como indicaba el caso Badaro, se terminaba el mundo.

    Lo mismo que se dice ahora, se dijo antes, con otras palabras, claro. Y los que decían antes lo mismo, ahora dicen que esto es un desastre, como los actuales oficialistas dicen que lo que era un desastre es lo otro.

    Para tener un parámetro, nosotros calculamos la canasta de jubilados hace 10 años y nunca llegaron a cubrir un 40% de esa canasta y ahora menos. Es como decir: estamos igual, pero peor.

    Retomando un poco la idea inicial, a partir del ajuste que está lanzando con más fuerza el Gobierno y de la corrida cambiaria, ¿qué se puede esperar para los jubilados? Porque ya la reforma previsional se hizo.

  • Se hizo el 27 de diciembre y no por la fórmula, sino porque se constituyeron los tres pilares que sí son las propuestas de siempre de los organismos multilaterales de crédito, que son: el pilar de los “contributivos puros” (NdR, se refiere a los jubilados que reúnen el requisito de años de aportes para acceder a la jubilación), que por eso se establece el 82 % trucho, digo trucho porque es sobre el salario mínimo, vital y móvil, que dieron los $500 en enero y que es el sector minoritario, son 1 millón 200 mil.

    Después: hay 2,5 millones que ganan la mínima y que no se los consideró “puros”. Ahí se los diferenció y se armó un segundo pilar, aun teniendo un tipo con 29 años y 6 meses de aporte al sistema. Esa persona pagó 4 o 6 meses por moratoria y lo dejaron afuera (NdR , del derecho al falso 82 % sobre el salario mínimo).

    Yo cuestioné la moratoria, pero no por la moratoria en sí misma, sino porque la guita la ponían los otros jubilados. La moratoria había que haberla hecho, pero quien tenía que haberla financiado era el Estado.

    Al margen de esto, en cualquier caso, esta discusión está agotada, la ley que los habilitó es una ley nacional vigente. Con lo cual hoy si tuvieron mora con el sistema, habiendo concluido el pago de la mora, ¿por qué son considerados no aportantes plenos? Precisamente porque ese pilar es el que más va a crecer (NdR, el pilar que contiene a todos los jubilados que no llegan a los 30 años de aportes).

    En el mundo incluso, por la precarización de la fuente laboral, va a haber muchos menos aportantes plenos.

    El tercer pilar… acá se habló mucho de que vuelven las AFJP, el negocio de las aseguradoras de fondos de pensión el sistema financiero ya lo hizo, los bancos se llevaron 12 mil millones de dólares, sin pagar impuestos ni nada. El negocio no son las AFJP, el negocio es ese tercer pilar que son los sueldos altos. Donde van a florecer los security, como ya ocurrió en Europa, como siempre ocurre en Estados Unidos. Entonces vienen por los sueldos altos, con aportes voluntarios y demás.

    ¿Son bancos privados?

  • Son aseguradoras, donde vos cumplimentas tu haber como jubilado que sabes que va a ser magro, entonces pones x cantidad de puntos, como eran los aportes voluntarios en las AFJP, que al día de hoy nunca se devolvieron. Más aportás, más importante va a ser el seguro. Esto en EEUU está desde siempre y en Europa florecieron desde hace un poco más de una década.

    Lo más grave de todo esto es que se cambió la naturaleza jurídica del derecho previsional en Argentina, porque al aportante no contributivo le queda desligada la relación de su haber jubilatorio respecto de lo que fue su sueldo como trabajador activo.

    Fijate, a los que le dieron los 500 pesos de más en enero, no le aplicaron el reajuste de marzo, con lo cual quedaron nuevamente en paridad con la otra columna, en plata. Pero no era un problema de plata, era la cuestión de cambiar la naturaleza jurídica. Tenemos los puros y los impuros.

    De todas maneras, tal como está el sistema los no contributivos también estarían excluidos porque no alcanzan los 30 años de aportes.

  • A los no contributivos el Estado les paga lo que quiere, va a concluir en eso. En definitiva pasa a ser una concesión graciosa del príncipe, no es un derecho del trabajador.

    Yo veo con mucha preocupación que esto en el sistema político uno no lo encuentra en los debates. Se discutió la fórmula una enormidad, en definitiva eran dos mangos. Porque insisto: se caga de hambre un tipo con 8 mil pesos y se caga de hambre un tipo con 8.400 pesos. La discusión pasa por otro lado, pero nos llevaron a discutir eso.

    Cuando trato de discutir esto otro, no me dan bolilla. Me parece que es una gran trampa donde muchos ingresaron involuntariamente y otros lo hicieron interesadamente.

    Nosotros, desde la izquierda, tomamos el índice que ustedes publican de la Canasta del Jubilado como un parámetro inicial para decir que ningún jubilado o pensionado perciba un ingreso inferior a ese.

  • Sí. Vos fíjate que como no hubo otra medición al respecto en los últimos 11 años, los jueces inclusive para fijar alimentos y demás, nos mandan requerimientos todos los días.

    Yo le pedí formalmente al INDEC que calcule la canasta, pero primero antes de calcularla, que hagamos un debate de cómo se compone esa canasta. La nuestra no es la más fidedigna porque no tenemos un aparato para poder medirla exactamente, armamos una metodología que mantuvimos a través de los años, pero debiera haber una que sea indubitable realmente. Interesadamente, nunca se hace.

    Te puede interesar: El Gobierno prepara un nuevo ataque a los jubilados



  • Source link