Exigen que el gobierno detenga el proyecto de extracción de agua de la laguna de Río Grande

0
25


La Asamblea de Autoconvocados de Purmamarca denuncian que el gobierno no ha garantizado la consulta previa, libre e informada a las comunidades para llevar adelante una obra de infraestructura que podría destruir el patrimonio natural y cultural del lugar.

El pasado miércoles, se realizó en Maimará una reunión entre técnicos y directorio de la empresa estatal de Agua Potable, y vecinos y comunidades originarias de las localidades de Purmarmarca, Coquena, Chañarcito y de otras zonas aledañas, quienes pudieron de pie la Asamblea de Autoconvocados de Purmamarca.

La reunión fue solicitada por la Asamblea para discutir el impacto del proyecto de extracción de agua de laguna de Río Grande, ubicada en el departamento de Tumbaya. Al finalizar la reunión la Asamblea expresó en un comunicado de prensa “que las explicaciones desarrolladas en la reunión fueron muy pobres y no respondieron las inquietudes de los pobladores que llegaron desde casi todos los parajes cercanos al pueblo.

La obra de infraestructura

Según la empresa el objetivo de la obra sería ampliar la provisión de agua a las poblaciones de la zona. El proyecto del gobierno comentado por integrantes del directorio de Agua Potable consiste en la construcción de una cisterna de 500 m³ en el acceso a la localidad, sobre la margen derecha del Río Grande entre la Ruta Nac. N°9 y el pie de la serranía, 0,6 Km al norte de la intersección de las rutas nacionales N° 52 y N°9 para extraer/desviar agua del subálveo del Río Grande y otros existentes del lugar de gran volumen con un caudal de 540 litros por segundo, del cual se tomarán de los subálveos, mediante drenes a un metro de profundidad, 10 litros por segundo, el equivalente a 1.5 % del total.

La empresa argumenta que esta obra no tendría ningún impacto ambiental y que el volumen de agua extraída de la laguna y el río sería mínimo y en caso de emergencia, por lo cual no afectaría a la flora y la fauna del lugar.

Las comunidades presentes relataron que no hubo ninguna instancia de consulta previa y aprobación entre los pobladores de Purmamarca, gran parte de ellos pertenecientes a comunidades indígenas. Tampoco hubo una instancia en el Comisionado Municipal para abordar el proyecto y denuncian que el directorio respondió que los controles ambientales lo realizaría la “empresa ganadora” de una supuesta licitación, lo cual es totalmente irregular, ya que los estudios de impactos ambientales tienen que ser previos y antes que se decida llevar adelante una obra de semejante envergadura además de la participación plena, real y vinculante de las comunidades.

Por el derecho a la consulta, previa, libre e informada vinculante

La Asamblea de Autoconvocados de Purmamarca solicitó al gobernador Gerardo Morales el 29/10, una Copia Certificada del Proyecto (y toda información referente) que se intenta realizar y se está llevando a cabo en la Laguna de Purmamarca “Ya que no tenemos ninguna información concreta y fehaciente al respecto en Purmamarca…”

También solicitaron que “hasta que no haya una información detallada y un acuerdo formal con el Pueblo de Purmamarca, no se continúe y se suspenda el proyecto…ya que no se ha cumplido con la normativa vigente como las de patrimonio, paisaje protegido y otras…”

Cabe recordar que Purmamarca integra el territorio que forma parte de la Quebrada de Humahuaca, declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y que siendo también territorio donde viven comunidades originarias, amparan leyes nacionales y tratados internacionales de derechos indígenas que el gobierno continuamente avasalla como el Convenio 169 de la OIT, llevándose adelante proyectos empresariales avalados e impulsados por el gobierno provincial, intendencias oficialistas y de la oposición, que no respetan el derecho a de las comunidades a la consulta, previa, libre e informada como se ve ante los emprendimientos mineros en la puna, o desafectaciones en el Parque Nacional Calilegua, o en la zona de los Perilagos.

Emergencia hídrica y soluciones ¿para quiénes?

Las comunidades vienen denunciando desde hace años la problemática de escasez de agua en la región, con la consecuente muerte de flora y fauna, vital para poblaciones que viven de la agricultura y ganadería en distintos parajes y comunidades. Sin embargo las respuestas de los gobiernos de turno son solamente paliativos y siguen sin garantizar servicios esenciales para los pobladores de estos territorios.

La obra que pretende llevar adelante el gobierno provincial, si bien es para la provisión de agua, lo hace en pos de dar respuesta a la demanda de los sectores empresariales que invierten en el turismo a nivel internacional, y nuevamente deja de lado y le da la espalda a la cientos de familias que viven en la zona, muchas en condiciones de pobreza y extrema vulnerabilidad como lo demostró el informe de la UCA en el mes de junio, mostrando al paraje más vulnerable de la provincia, es el de Puerta de Colorados, en Purmamarca, Tumbaya, con el 72.32 % de vulnerabilidad.

Desde Asamblea de Autoconvocados de Purmamarca rechazan este proyecto ya que destruye el patrimonio natural y cultural, pero a la misma vez exigen que se declare a Purmamarca en estado de emergencia hídrica y que el gobierno provincial realice las obras necesaria para abastecer realmente de agua a toda la población, una demanda muy sentida por el pueblo trabajador y las comunidades indígenas de esa región a la que ningún gobierno de turno le ha dado respuesta.



Source link