Flores: la comunidad educativa contra el cierre de las nocturnas

0
66


Estudiantes y profesores de las escuelas Comerciales n° 9 y n° 21 realizaron un corte en Rivadavia y Boyaca el martes pasado al grito de “las nocturnas no se cierran”

En este nuevo ataque a la educación pública, el turno fue para las escuelas nocturnas. El viernes 14 de diciembre el Ministerio de Educación de CABA comunicó mediante la resolución 4.055 el cierre de 14 escuelas comerciales, de cursos en colegios y liceos del turno vespertino.

Profesores y estudiantes de las escuelas Comercial 9 “José Ingenieros” (conocida como “El Pepe”) y Comercial 21 “Capitán Navío Hipólito Bouchard” decidieron el lunes en asambleas salir a las calles para que todo el barrio se entere, el martes a las 19.30 realizaron un corte en Rivadavia y Boyaca con banderas, carteles y entrega de volantes.

Los vecinos no tardaron en sumar su apoyo, son escuelas con más de 70 años de historia y es reconocido el esfuerzo que hacen los estudiantes para asistir a clase hasta las 23h luego de largas jornadas laborales.

Tuvimos la oportunidad de hablar con Roxana, de 43 años, madre de 4 hijes, laburante, está en 3er año del nocturno: “Para mi es la oportunidad de poder terminar el secundario, con el trabajo y mis hijos la única manera es yendo a la nocturna”

O con Leonardo, que está terminando y nos dice: “Estamos en busca de que no cierren la escuela nocturna, mi hermana también estudia, es injusto, repetimos y tuvimos la oportunidad de terminar el secundario, laburo 12 horas en un lavadero de autos, y si nos cierran la nocturna es imposible”

Una situación similar es la que vive Ignacio, estudiante hace 3 años, que expresa: “Elijo la nocturna porque se me facilita para trabajar, soy empleado en un comercio de Avellaneda más de 10 horas, este año ya lo termino, y significó mucho para mi, por los profesores, me sentí muy cómodo, para mi fue una experiencia muy buena, y le están quitando la posibilidad a otros chicos.”

Hablamos también con Silvana, profesora de contabilidad desde el 2009 y con los ojos llenos de lágrimas nos cuenta: “Tengo alumnos con muchas necesidades, una vida muy dura de trabajo, de hambre de necesidades. Encuentran contención en el colegio, es la única oportunidad de hacer un proyecto de vida diferente a la que tienen, si los cierran es condenarlos a la exclusión. Está todo direccionado en el mismo sentido donde hay un sector de la población que necesariamente tiene que quedar excluido, elijo trabajar acá para mostrar otro camino, que pueden salir adelante, no desalentarlos a la pobreza y a la exclusión”

Una vez más, vemos como las mujeres y la juventud, son los primeros sectores que pagan el ajuste brutal que viene perpetuando el Gobierno de Larrreta, de Macri y de todos los gobernadores provinciales. Les estudiantes que recurren a esta modalidad escolar para poder trabajar y finalizar sus estudios, aspiran a tener, por lo menos, un trabajo mejor.

Vimos hace unos días, que los sindicatos docentes, tanto UTE-Ctera como Ademys junto a colegios autoconvocados, convocaron a paro y movilización, con la consigna de un “No inicio 2019” si no se levanta la medida.

La frase “Si así terminamos, no empezamos” se escuchó en el acto del pasado miércoles. Estás medidas son necesarias pero si todxs tenemos acuerdo con que ésta es “una medida más” de un plan sistemático de ataque a la educación pública y al pueblo trabajador, tenemos que ponernos también de acuerdo en coordinar todas las luchas en curso para poder vencer el plan en su conjunto. No alcanzan medidas sólo de docentes que no abarcan integralmente la dimensión del ataque. Unamos a todos los actores educativos, a los estudiantes y los docentes junto a los cientos de miles de jóvenes que ven precarizada su vida porque no pudieron terminar sus estudios secundarios con las y los trabajadores de la salud que están en conflicto, con las y los trabajadores de Siam, de Cresta Roja, de Interpack, con las mujeres y con el gran movimiento #miracomonosponemos.

Ganemos las calles junto a toda la comunidad educativa (estudiantes, familias, docentes y trabajadores no docentes) y demostremos a este gobierno y al que venga, que así nos ponemos cuando tocan nuestra educación y cuando nos quieren robar nuestro futuro. Gritamos: Plata para educación, no para la deuda, Impulsemos una gran campaña por becas para nuestros estudiantes, No al cierre de las escuelas nocturnas



Source link