FUBA: después de cinco años hay congreso pero cuando ya no hay clases

0
59


A pocos días de las fiestas, el Partido Obrero convocó junto al kirchnerismo esta instancia a espaldas de los estudiantes que vienen de participar durante todo el año de las tomas, de las asambleas en defensa de la educación pública y de la pelea por el aborto legal.

A pocos días de las fiestas y con las clases ya terminadas en las facultades, la conducción de de la Federación Universitaria de Buenos Aires decidió convocar a un congreso -el primero que funcionaría en cinco años- para renovar las autoridades de la FUBA.

Este llamado se da en un año en el que la Franja Morada intentó, mediante un congreso fraudulento, apropiarse de la federación.

Después de meses en los que miles de estudiantes se movilizaron en todo el país, enfrentando los ataques del Gobierno Nacional a la educación pública y desbordando las calles en el reclamo por el aborto legal, el Partido Obrero y La Mella muestran la foto de una federación que no parece tener relación en absoluto con esos procesos: solo algunos militantes de las agrupaciones políticas se hicieron presentes para definir la conducción de la herramienta política de cientos de miles de estudiantes.

El congreso estaba convocado para las cinco de la tarde. Hasta ahora se hicieron presentes el Partido Obrero, el PTS, La Cámpora, Nuevo Encuentro, La Mella, Izquieda Socialista y Libres del Sur.

Desde la Juventud del PTS, Yohia Cardoso dijo: “Este congreso le da la espalda a todos los estudiantes que participaron de tomas, asambleas y movilizaciones durante el año. Está absolutamente vaciado. Eso ratifica la necesidad de refundar la federación sobre otras bases para que la FUBA juegue un rol organizando a miles de estudiantes que ya demostraron que quieren enfrentar este saqueo histórico del gobierno de Macri en las calles. Por eso proponemos que el único compromiso que asuman los delegados sea el de convocar a un proceso estatuyente, que es la única forma de poner a les estudiantes a la cabeza de enfrentar los planes del Gobierno”.

Yohia Cardoso, delegada de la Juventud del PTS, desde el congreso de la FUBA

El Partido Obrero venía diciendo que el acuerdo político que está planteando con La Cámpora y Nuevo Encuentro se fundaban en el peligro de que la Franja Morada se quedara con la federación.

Más tarde, el apoderado de la Franja Morada se acercó hasta la sede de la FUBA para entregar un acta en la que avisa que los centros dirigidos por las agrupaciones del gobierno no van a participar del congreso ni dar Quorum. La intención del Partido Obrero de meter al kirchnerismo a la federación parecía quedarse sin fundamentos. En concreto hay trece delegados que fueron votados con un programa de independencia política, tanto del gobierno macrista como del kirchnerismo, que ya dejó en claro que va a continuar con los planes del FMI en caso de volver al gobierno el año que viene.

Se acreditaron los delegados y la Franja Morada, que ya había dicho que no iba a dar Quorum, no se presentó. Por lo tanto no había ningún riesgo de que la federación quedara en manos del Gobierno Nacional y de sus aliados.

Frente a esto, igualmente el Partido Obrero hizo una lista común con La Cámpora, Nuevo Encuentro y La Mella. Leo Deza, de la Juventud del PTS tomó la palabra y defendió la presentación de una lista del Frente de Izquierda, llamando al Partido Obrero a que rompa el acuerdo con los kirchneristas y se sumara a una lista que exprese la independencia política de todos los gobiernos y que plantee combatir el ajuste del FMI, como es la voluntad de miles de estudiantes que le dieron su voto a las listas del FIT en toda la universidad.

El PO no solamente se negó a conformar ese frente, sino que además impugnó el nombre del Frente de Izquierda contra el resto de las fuerzas que lo integramos a nivel nacional, ubicándose en esa votación con todo el kirchnerismo en contra del FIT.

Antes de la votación, Guadalupe Oliverio, presidenta del CEFyL por la Juventud del PTS propuso una moción de orden para plantear la necesidad de impulsar un proceso estatuyente para refundar la federación universitaria donde los miles de estudiantes que se movilizaron durante el año puedan discutir no solamente un plan de lucha para aliarse a los trabajadores que están enfrentando al ajuste sino también cómo se tiene que organizar y llenar de participación la federación universitaria, que es la única forma en la que podemos enfrentar los planes del FMI. También en esta oportunidad el Partido Obrero votó contra el Frente de Izquierda con todo el kirchnerismo.

Luego, el Partido Obrero, La Mella y Nuevo encuentro propusieron convocar a un congreso extraordinario para discutir recién en abril la orientación política de la federación.

Este congreso no votó ni discutió ninguna medida para enfrentar al ajuste que va a seguir pegando durante el verano a los estudiantes que tienen que dejar de estudiar, que cada día tienen laburos peores y condiciones de vida más deterioradas. Yohia Cardoso, delegada por Psicología donde la lista de izquierda incluyo a activistas del proceso de organización nuevo en el conflicto educativo con miles de estudiantes, desde la Juventud del PTS propuso que se discuta ahora qué medidas tiene que tomar la federación y también votaron en contra. Esto significa que durante los próximos meses cuando se agudizan los ataques al bolsillo de trabajadores y estudiantes y sectores están luchando como los trabajadores de salud la FUBA va a permanecer no sólo ausente sino evitando que la organización de los estudiantes pueda continuarse y confluir con los demás sectores.



Source link