Fue gatillo fácil: condenaron al policía porteño que quiso matar a Lucas Cabello en 2015

0
32


El TOC 1 condenó a Ricardo Ayala a 16 años de prisión y ordenó que se investiguen las responsabilidades políticas en el encubrimiento del policía. Macri, Vidal y Montenegro eran los responsables.

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de la Ciudad de Buenos Aires condenó este jueves al agente de la ex Policía Metropolitana Ricardo Ayala a una pena de 16 años de prisión por el intento de homicidio agravado en perjuicio del joven Lucas Cabello, hecho ocurrido el 9 de noviembre de 2015.

Los jueces determinaron que Ayala continúe en libertad hasta tanto la condena no quede firme y a su vez sentenciaron que deben ser investigadas las responsabilidades políticas y civiles en el intento de encubrimiento del hecho. Al momento de ocurrir el intento de homicidio el jefe de Gobierno era Mauricio Macri, la vicejefa María Eugenia Vidal y el ministro de Seguridad Guillermo Montenegro.



El policía Ayala escuchando el veredicto | Foto Estefanía Demarin - Enfoque Rojo

El policía Ayala escuchando el veredicto | Foto Estefanía Demarin – Enfoque Rojo

Desde el Colectivo de Medios Populares (que cubrieron todas las alternativas del juicio), informaron que tras terminar la audiencia “Lucas habló con una gran emoción ante una multitud de vecinos e integrantes de organizaciones sociales y derechos humanos que lo acompañaron durante todo el juicio”.

“Muchas gracias a todos. A cada uno de ustedes que vino hoy y el resto de las audiencias. No me voy a olvidar nunca más de ustedes. Estoy muy emocionado”, dijo Cabello.

También habló su abogada Gabriela Carpineti: “Gracias Lucas. Por ganarle a la impunidad. No solamente son los 16 años de condena a prisión para el policía verdugo que intentó matarte, sino su inhabilitacion perpetua para ejercer cargos públicos y la orden de investigar el encumbrimiento del entonces Ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro, la entonces Vice Jefa, María Eugenia Vidal y el entonces Jefe de Gobierno, Mauricio Macri”.

Carpineti agregó que lograron “convencer al Tribunal no sólo de la responsabilidad penal del Agente Ayala sino también de un conjunto de responsabilidades políticas y civiles que deben ser investigadas judicialmente. Una causa que arrancó amarilla en noviembre de 2015 y se va con una condena popular, como sus posibles encubridores, en diciembre de 2019. Gracias a todos, a esas madres inquebrantables que nos sostenían de pie, por resistir estos años difíciles desde la verdad, la organización colectiva y el amor incondicional a los pibes de nuestro pueblo”.

Por su parte Matías Busso, abogado de la Liga Argentina por los Derechos Humanos, también querellantes, afirmó que “el fallo sienta un precedente muy importante. Es un fallo histórico. Todos le creyeron a Lucas. Eso es muy importante. También es muy destacable, más allá de monto que es importante, que se solicitará investigar cuestiones vinculadas al encubrimiento y las responsabilidades políticas de las autoridades.”

Los hechos juzgados en este proceso ocurrieron el 9 de noviembre del 2015, cuando Lucas Cabello fue baleado por el agente de la entonces Policía Metropolitana Ayala en la puerta de su casa (en el barrio de La Boca) frente a su hija de 2 años y su mujer. Ayala tiró tres tiros, a quemarropa, hiriendo gravemente a Cabello.

Foto Estefanía Demarin | Enfoque Rojo



Source link