Furia celeste: Cynthia Hotton lanzó otro partido antiderechos lleno de dinosaurios

0
109


La Federación de Box fue el lugar elegido por la exdiputada para anunciar el lanzamiento de un nuevo espacio político que, entre otras cosas, defenderá “las dos vidas”.

Así como señalamos que las alianzas del kirchnerismo con el PJmuestran claramente un avance de los gobernadores “celestes”, la situación no es muy diferente en otros dirigentes como por ejemplo la ex diputada Cynthia Hotton.

Las posiciones de Hotton no son nuevas, y una de las que más lo destacó en sus debates en la televisión fue la diputada de la ciudad de Buenos Aires, Myriam Bregman, del PTS-FIT.

Ella, acérrima defensora de “las dos vidas” lanzó ayer en la Federación de Box su propio partido político: Valores para mi País.

Asistieron como aliados en esta jugada política que busca unir sectores católicos y evangélicos que se oponen a la legalización del aborto, Juan Jose Gomez Centurión, militar retirado con la jerarquía de mayor, ex carapintada y ex titular de la Aduana en el gobierno de Cambiemos. La ex senadora por San Luis, Liliana Negre de Alonso, con conocidos lazos con la organización ultra católica Opus Dei y el ex gobernador de Corrientes Jose Antonio Romero Feris.

Un comentario aparte merecen los “invitados especiales” sentados en un lugar ad-hoc. Cecilia Pando, reconocida defensora de los militares genocidas de la dictadura cívico-militar y, compartiendo el espacio físico e ideológico, Alejandro Geyer. Por si existe algún lector desprevenido, vale la pena mencionar que este personaje nefasto fue el coordinador de la última marcha de los sectores antiderechos que declaró, en ese mismo momento, que la niña de 11 años violada en Tucumán por su abuelastro quizás había consentido ese abuso sexual.

Te puede interesar:El coordinador de la marcha “por la vida” deslizó que una nena de 10 años puede tener sexo consentido

Teniendo en cuenta los participantes del convite que organizó Hotton y las brutales posiciones políticas y declaraciones de unos cuantos de ellos, se puede deducir el calibre del discurso y consignas que resonaron en el mítico espacio de Boedo.

Así Cyntihia Hotton dijo, por ejemplo: “Valores para mi País es un espacio político con historia y presencia territorial. Este acto es un reencuentro con la gente que hace años nos acompaña y con otros sectores políticos con quienes compartimos los mismos valores. Trabajemos juntos para representar a los millones de argentinos que salieron a la calle en las movilizaciones por las dos vidas y que hoy no tienen quién los represente. Este feminismo que excluye y ataca a las mujeres que pensamos distinto se vuelve en contra de las propias las mujeres, nos divide y nos destruye. Un movimiento de mujeres tiene que proteger a todas las mujeres, desde la concepción, sin excluir a nadie. Ni una menos es ni una menos. Ni una Paz, Ni una Esperanza, Ni una Faustina menos”.

Desde el escenario los conductores arengaban con entusiasmo, y no es para menos, estaban como peces en el agua los dos “abanderados celestes” Mariano Obarrio, periodista de La Nación, y Amalia Granata, opinóloga de temas varios y precandidata a diputada provincial de Santa Fe con su lista “Somos Vida”.

La presentación de este espacio político antiderechos, como la marcha “provida” de la semana anterior, son señales de la organización que, sin prisa pero sin pausa, están llevando adelante las jerarquías de las iglesias católica y evangélica junto con dirigentes de diferentes espacios políticos.

Es necesario no subestimar a estos sectores, recordemos que el año pasado lograron frenar el proyecto por la legalización del aborto, a pesar de las enormes movilizaciones del movimiento de mujeres.

La marea verde, motorizada básicamente por las pibas más jóvenes, debe reconocer en propios y ajenos a quienes les quieren cambiar el discurso y las prioridades. Ninguna pelea será posible si finalmente volvemos a sentar en los lugares de poder a los mismos que nos vienen negando los derechos más elementales.



Source link