Gatillo fácil: irrisoria condena al policía que asesinó a Lucas Carrazco

0
76


El policía Diego Guzmán Zalazar fue condenado a 3 años de prisión condicional por el asesinato del joven hincha de Independiente Rivadavia en un partido en 2014. Sabrina, hermana de Lucas, cuestiono el fallo y denunció que “van a seguir apareciendo casos de gatillo fácil porque el sistema judicial deja a estos asesinos en libertad”

Pese a que la fiscalía había pedido que Guzmán sea condenado a 18 años de prisión y que fuera juzgado por “homicidio simple con dolo eventual agravado por la utilización de arma de fuego y por ocurrir en las inmediaciones de un espectáculo deportivo”, el tribunal condenó al policía a 3 años de prisión condicional por “exceso en el cumplimiento legítimo de sus funciones”.

Lucas Carrazco había sido asesinado por el policía Diego Guzmán Zalazar en 2014 tras ser impactado por un gas lacrimogeno en el marco de la represión policial contra hinchas de Independiente Rivadavia en un partido en el estadio Bautista Gargantini.

En dialogo con MDZ, los abogados de la familia de Lucas cuestionaron el fallo: “Entendieron que fue un homicidio simple, pero excediéndose en la función de policía, una figura que contempla una pena ridícula. Es un homicidio doloso y así lo entendieron los jueces”, explicó Sergio Salinas; por su parte, Lucas Lecour aseguró que “sorprende que ni siquiera la defensa planteó la legítima defensa en el ejercicio del cargo. Esto no estaba en los alegatos de ninguna de la partes. No nos sorprende la condena sino la manera en que se llegó a ella. Vamos a esperar los fundamentos para ver por qué se inclinaron por esa figura”.

Este fue el segundo juicio por el asesinato de Lucas. El primero había sido suspendido tras las reiteradas ausencias del Juez Valerio (promovido por el gobernador Cornejo a la Suprema Corte). En aquella oportunidad, desde la familia de Lucas y organismos de DDHH habían denunciado el intento de la justicia de dejar impune el crimen.

Con la incansable lucha de la mamá de Lucas, Viviana Espina, y del resto de sus familiares, se consiguió un nuevo juicio que debía comenzar este 15 de Agosto. Sin embargo, la muerte de Viviana dejó sin querellantes la causa, por lo que el juicio fue suspendido nuevamente.

Esta vez, fue su hermana quien continuò la lucha por justicia y esta mañana cuestionó el fallo: “Las leyes amparan a los policías. Son asesinos y tienen que ir presos. No es la primera vez que pasa esto en Mendoza. Son muchos los casos de gatillo fácil y de violencia institucional en la provincia. La Justicia nunca hace nada. En todos los casos les dan condenas mínimas, excarcelables. Son asesinos y el sistema judicial los avala”.

Para finalizar, asegurò que “Van a seguir apareciendo casos de gatillo fácil porque el sistema judicial deja a estos asesinos en libertad”.

Te puede interesar: “Queremos obtener una condena ejemplificadora y que siente precedentes”



Source link