Gobierno de CEO: 269 funcionarios ocupan 890 cargos en empresas privadas

0
115


Una investigación del Observatorio de las Elites Argentinas reveló que la mitad de los ministros convocados por Mauricio Macri tienen cargos en compañías privadas. Las empresas al poder.

Hay 890 participaciones en empresas privadas de 269 funcionarios del Gobierno de Macri. Ocupan cargos como autoridades, socios o representantes en los directorios de distintas compañías locales y extranjeras radicadas en la Ciudad de Buenos Aires.

El propio Macri figura en la actualidad como “autoridad del directorio” de una empresa del grupo Socma: Minera Metales S.A.. Así, lo reveló Página 12, un adelanto del informe que saldrá la semana próxima del Observatorio de las Elites Argentinas perteneciente al Instituto del Altos Estudios Sociales de la Universidad Nacional de San Martín.

Los investigadores verificaron que el 50 % de los ministros convocados por Mauricio Macri ostentan cargos en empresas privadas. Los funcionarios se distribuyen en dos tipos de empresas: 33 % de los cargos son en empresas radicadas en el exterior y 50 % son cargos en sociedades anónimas locales.

El informe se realizó a partir del cruce de bases de datos de la Inspección General de Justicia (IGJ) y el Mapa del Estado.

Empresarios en todos los ministerios

Si bien hay funcionarios con estas características en todos los ministerios, la mayor parte se concentra en las carteras de Producción, Energía, Modernización y Desarrollo Social.

En el ministerio de Desarrollo Social existen 26 altos funcionarios que aparecen como autoridades de directorios o socios de empresas privadas. Un ejemplo es el Secretario de Coordinación, Tomás Felix Elizalde, que registra 20 cargos de autoridad en empresas locales y cuatro como representante de empresas constituidas en el exterior. Además, hay tres funcionarios relacionados con el área de la gestión territorial, que son socios de una misma empresa, LCDTH SRL, que se dedica al servicio de expendio de comidas y bebidas.

Te puede interesar: Transparencia cero: la ministra Carolina Stanley contrató a la empresa que dirigía su padre

Entre los funcionarios involucrados con cargos vigentes en directorios de empresas privadas se destacan diez por la cantidad de participaciones que registran. En ese ranking están el Secretario de Legal y Técnica, Pablo Clusellas, con 33 participaciones en compañías privadas y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, con 13 puestos de autoridad en directorios empresarios. También Mariano Grondona Lynch, vocal en el Directorio de la Administración de Parques Nacionales del Ministerio de Ambiente, registraba a junio 219 participaciones en directorios de firmas privadas locales y del exterior.

La investigación mostró que siguen los casos como el del exministro de Energía, Aranguren, que atienden a ambos lados del mostrador. El subsecretario de Sustentabilidad Minera, Juan Manuel Biset, aparece en los registros de la IGJ como representante de la minera brasilera Vale. Otros casos similares corresponden al subsecretario de Pesca y Acuicultura, Juan Manuel Bosch, que figura como representante de la empresa extranjera Sea and Fish Management BV, y el subprocurador del Tesoro de la Nación, Ernesto Luchelli, que participa como autoridad en el Deutsche Bank Suisse.

Los investigadores explicaron a Página 12 que trabajaron con los datos actualizados de la IGJ, pero aunque verificaron que se trata de “cargos vigentes” reconocen que, en algunos casos, puede ser que los funcionarios no se estén desempeñando en la actualidad en esos cargos pero sigan figurando ya que las empresas no hicieron los trámites para dar la baja o, si lo hicieron, no quedó registrado.

Sin embargo, la socióloga Ana Castellani, quien coordinó la investigación sostuvo al mismo medio que los datos permiten afirmar “a) el criterio de reclutamiento privilegiado por la actual gestión presidencial a la hora de conformar gobierno fue el de incorporar a la gestión hombres y mujeres con experiencia en la gestión privada; b) en el gabinete nacional existe una profunda imbricación y convergencia entre posiciones de elite económica y política, y c) el grado de exposición a los conflictos de interés es elevado y atraviesa a todo el gobierno nacional”.

Transparencia cero

Familiares beneficiados por el blanqueo, patrimonio en el exterior, cuentas offshore y los conflictos de interés abundan en el historial del Cambiemos.

Se destacó el caso de Aranguren, exministro de Energía, que era accionista privado de Shell y tenía que regular el funcionamiento los combustibles y sus valores, o Miguel Braun, secretario de Comercio y tiene la tarea de “controlar” a sus familiares que son dueños de la cadena de supermercados La Anónima.

Luis Caputo, actual presidente del Banco Central, ex empleado de la J.P. Morgan y Deutsche Bank. Entidades que se beneficiaron de las colocaciones de deuda. Hay que recordar también que las investigaciones sobre los Paradise Papers lo involucraron como propietario del fondo Noctua Partners, y además fue uno de los compradores del bono argentino a 100 años que emitió Caputo cuando estaba al frente de la cartera de Finanzas.

La lista y ejemplos podrían continuar. Por donde se investiga hay un funcionario con conflicto de intereses. La Oficina Anticorrupción parece una oficina amiga sólo se dedicó a justificar lo injustificable, y a dar “recomendaciones preventivas”. La transparencia que prometió Cambiemos está muy floja de papeles.

Te puede interesar: La gran De Vido: los negocios de los “buenos muchachos” de Cambiemos



Source link