Hace siete meses que cae el empleo registrado en Jujuy

0
114


Según una encuesta del ex ministerio de Trabajo de la Nación en febrero el empleo registrado retrocedió un 2,2 % y acumula siete meses de caída consecutiva. Hay que derrotar el ajuste sostienen desde el PTS-Frente de Izquierda.

La Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) que elabora el ex ministerio de Trabajo de la Nación arroja una caída del – 2,2 % del empleo registrado en la provincia de Jujuy en febrero 2019 respecto de igual mes del año pasado y un – 0,2 % en comparación con el mes de enero de este año.

Las cifras surgen de una encuesta a 203 empresarios que emplean a 15.520 trabajadores y la dinámica del retroceso del empleo es continúa desde el mes de agosto de 2018.

Fuente: elaboración propia en base a datos EIL.

El sector que acusa el mayor retroceso es la construcción (-18,8 %), secundado por la industria (-2,3 %) y los servicios con un leve crecimiento del 0,5 % en términos anuales si comparamos el último trimestre de 2018 con el 2017.

Comparados con los valores del resto de los conglomerados urbanos (ciudades) del país que en febrero caen 1,5 % respecto de igual mes del año 2018; mientras que en GBA la caída es de -2,8 % y en el total -2,4 %.

Con la crisis los empresarios hacen el trabajo sucio

La cada vez más crítica situación del empleo se refleja en las expectativas de los empresarios quienes esperan seguir despidiendo trabajadores (8 %), por sobre la contratación de nuevos (6,9 %), mientras que el 85,2 % afirma que sostendrá la dotación de personal.

La realidad provincial lo demuestra en los comercios que cierran sus persianas todos los días, las fábricas que despiden o cierran como la Fundidora Aguilar, junto con el creciente número de personas que tiene que salir a buscar trabajo y vivir de changas.

Dentro de este cuadro de ataques a las condiciones de vida del pueblo trabajador que se cobra en los puestos de trabajo perdidos como también en el salto de la desocupación, pobreza y la indigencia, el panorama se presenta cada vez más preocupante. Ni hablar la situación de los trabajadores que trabajan en negro que representan entre un 32,8 % (Indec) y un 44 % (ex ministerio de Trabajo), donde a los empresarios se les hace mucho más fácil despedir.

Te puede interesar: Jujuy cerró el 2018 con 240.000 pobres y 48.000 indigentes

Una dinámica de saqueo al pueblo trabajador

La estadística oficial señala que la recesión que comenzó en febrero-18 y lleva 13 meses, con un -2,3 % en destrucción de empleo supera ampliamente a la recesión anterior (dic-15-agosto 2016) que tuvo la llegada de Macri al gobierno con una devaluación del 20 % tras la quita del “cepo” y un salto en la inflación a 40,3 %, consumado de esta manera un retroceso del empleo de -1,4%.

Los valores actuales de pérdida de puestos de trabajo comienzan a perfilarse hacia la gran caída de -4 % de 2008-2009 por efectos de la crisis financiera internacional que se desató tras el desplome de la burbuja inmobiliaria en los Estados Unidos, aunque en este momento, los desequilibrios económicos son mucho más pronunciados siendo que el Fondo Monetario Internacional pasó a controlar la economía nacional descargado un plan de ajuste permanente para los próximos años.

Ante este panorama donde los empresarios aprovechan para hacer el trabajo sucio con despidos y precarización laboral, con 9 de cada 10 jóvenes en Jujuy trabajando en negro, hacen falta dar una salida a favor de las mayorías trabajadoras. Así lo afirma el diputado del PTS-Frente de Izquierda, Alejandro Vilca, “no se puede perder un puesto más de trabajo, hay que derrotar el plan de ajuste del FMI, Macri-Morales y los gobernadores, con la huelga general y un programa para que la crisis la paguen los capitalistas”.



Source link