Historia UBA: a las apuradas, la gestión quiere votar una reforma del plan de estudios a espalda de todos

0
67


Las autoridades del departamento anunciaron que el 1 de julio votaría una primera reforma en la Licenciatura de Historia. Cada vez en más cursadas se abre debate, pero estando a pocos días el contenido de esta modificación es un misterio.

Desde principios de 2018 se votó realizar una reforma del plan de estudios. Cuando cerraba un agitado año marcado por el conflicto universitario a nivel nacional con tomas y movilizaciones por las paritarias docentes y contra el presupuesto de ajuste en educación, la dirección del departamento de Historia precisó en la Junta su intención de avanzar en una “adecuación” del actual plan de la licenciatura y del profesorado a normativas de la UBA (2007) y del Consejo Interuniversitario Nacional (2012). Para eso, votó la conformación de una comisión que se reunió centralmente en el verano y acotó cualquier tipo de discusión e iniciativa que no fuera en pos de avanzar en ese proceso. En la última junta departamental, se anunció que el 1 de julio se votará la adecuación de la licenciatura, y poco tiempo después, la del profesorado.

¿Qué implican estas reformas?

Las resoluciones mencionadas indican una serie de requisitos que debe cumplir la carrera. Entre ellos, la directora Silvia Finocchio se ha referido recurrentemente a la carga pedagógica que es menor a la exigida. A la comisión, ha llevado algunas ideas como la modificación del CBC (incluyendo Psicología en reemplazo de Economía, Sociología o Antropología), el dictado de un taller de enseñanza superior obligatorio en lugar de una materia optativa y la inclusión de horas pedagógicas en todo el resto de las materias, en función de cumplir con las normativas. La representación de la mayoría de graduados, afín a la gestión departamental, sugirió la adición de materias de Ciencias de la Educación.

Más allá de lo planteado en esa comisión y a pocos días de la votación, resulta totalmente escandaloso que no haya sido publicado ningún proyecto concreto para que sea estudiado por los consejeros o cualquier otro estudiante o docente que lo deseara. La única certeza es que se va a realizar una aprobación en Junta de un nuevo plan de estudios para la Licenciatura que aún no es público.

En los cursos, se debate todo

Como ya hemos señalado anteriormente, las autoridades han impedido que esta discusión llegue a la totalidad de la carrera. Ante las reiteradas propuestas y proyectos que presentamos por la mayoría estudiantil para que el departamento difunda por sus vías de comunicación y listas de mail que tiene acceso los documentos elaborados por diferentes representaciones que informan sobre esta situación, han asentido tras un manto de diálogo pero sin cumplir en los hechos.

Pese a ésto, en cursadas de varias materias se ha abierto el debate (podríamos nombrar Historia de los Sistemas Económicos, Historia Medieval, Historia Argentina II, Historia Argentina III, Historia de Estados Unidos, Historia de América III, e incluso en prácticos de Didáctica especial). A partir de los primeros elementos que se han sugerido en las comisiones de la Junta, muchas voces empezaron a intercambiar sobre lo que implica una adecuación a normativas viejas y la constante amenaza de pérdida de validez del título, ¿por qué se desempolvan los lineamientos en este momento?, ¿el título de la UBA dejaría de ser válido?, ¿qué trasfondo político hay detrás?; así como también sobre las horas pedagógicas ¿se quitarían contenidos específicos? Algunos estudiantes consideran que se debería reestructurar las materias de didáctica sin añadir horas.

Estas discusiones sobre el plan de estudios están completamente atravesadas por la realidad que vivimos todos los días los estudiantes y docentes en tiempos de FMI y están ligadas a problemas estructurales de la universidad. ¿cómo es la formación docente en una educación pública cada vez más golpeada?, aplicar correlatividades, ¿es posible en una facultad con pésima oferta horaria?, si se agrega algún taller ¿va a seguir siendo a costa de más trabajo gratis que hacen los docentes ad honorem?, si la plata del presupuesto nacional se va a la deuda externa y hay cada vez menos partidas para la ciencia, ¿cómo se puede pensar la carrera en torno a la investigación?

¡Todos a la Junta Departamental!

En la última asamblea estudiantil de Historia, se compartieron las experiencias de debate en las cursadas, se acercaron nuevos compañeros interesados en dar estas discusiones y se votó movilizar a la Junta mostrando el rechazo a estas adecuaciones; a que un puñado de representantes decidan por sobre los más de mil estudiantes y docentes que somos los que formamos la carrera.

Desde En Clave Roja-PTS en la mayoría estudiantil, estamos impulsando estas discusiones en las clases, participamos en las comisiones y asambleas de base y difundimos por las redes del CEFyL para que estos debates empiecen a tener cada vez más lugar. Rechazamos la adecuación que nos quieren imponer, estamos por la defensa del título y que las problemáticas antes citadas se pueden discutir en un proceso real, democrático donde se pronuncie ampliamente la comunidad educativa y con los tiempos que sean necesarios, entendiendo que va ligado a la pelea por la democratización del espacio de decisión de la carrera, con claustro único docente, mayoría estudiantil y elección directa de autoridades.

La reforma impulsada por el rectorado de la UBA, del que la actual gestión del departamento es su ejecutora, generan especial descontento en todas las clases donde se habló del tema por realizarse a espaldas de todos. Es fundamental contraponer la movilización y que se expresen las voces de los cursos. El lunes 1 de julio a las 17 hs acercate a la junta departamental, ¡que nadie decida por nosotros!



Source link