Histórica marcha por el 8M de Las Mujeres del Carbón en Río Turbio

0
100


Fueron acompañadas por trabajadoras docentes, universitarias, de otras comisiones de mujeres, municipales, jubiladas, estudiantes y además se sumaron los mineros de Yacimientos Carboníferos.

La marcha tuvo mucha repercusión en los medios de prensa. No era para menos, con la historia que tuvieron durante la lucha por la reincorporación de los más de 500 despidos que ocurrieron en 2018 en YCRT.

Allí Las Mujeres del Carbón surgieron como tales, jugando un papel clave durante la lucha, impidiendo a que sus compañeros bajen los brazos y lograran la reincorporación de 230 de ellos.

Esta fue su segunda convocatoria, llamando al resto de las mujeres trabajadoras y al resto de la comunidad a que se escuchen en las calles de Río Turbio. “Que nos vengan a ver, que nos vengan a ver, las mujeres le enseñan cómo se lucha a la CGT”, cantaban. Fue tan grande la movilización que unificó varios de los reclamos más importantes de todo el pueblo trabajador.

A las 18 horas se fueron concentrando en la explanada de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, con música que aludía a la lucha feminista en una mezcla de pañuelos verdes y naranjas, con pecheras de ADoSaC, Adiunpa, CTA Regional Río Turbio, pines de la agrupación Turbia, banderas de Pan y Rosas, mamelucos y banderas de los trabajadores mineros de YCRT y numerosos carteles y banderas llamando a terminar con la violencia hacia la mujer.

Ya pasadas las 19 empezaron a marchar con una larga bandera que contenía consignas como “sin las mujeres, la lucha va por la mitad” y “Ni Una Menos”. Y a medida que avanzaban por la Avenida de Los Mineros se sumaban más mujeres, llegando a ser una columna de casi dos cuadras, muy ruidosa y colorida.

Llegaron hasta la plazoleta Agustín del Castillo y allí hubo un micrófono abierto para todas las mujeres que quisieran hablar sobre los diversos reclamos que tuvieran.

Las primeras que hablaron fueron las trabajadoras de ADoSaC, denunciando el ajuste que sufren los y las docentes de Santa Cruz, con medidas arbitrarias por parte del gobierno de Alicia Kirchner que aplica paritarias por debajo de la línea de la pobreza y un presentismo que busca derrotar la lucha por una educación pública gratuita y de calidad.

Las docentes de Adiunpa hablaron sobre el impulso que se exige para que haya equidad de género, que exista un protocolo contra la violencia de género y la perspectiva de género en la universidad.

Luego se sumó Pan y Rosas, afirmando que la única manera de conseguir la legalización del aborto y la separación de la Iglesia del Estado va a ser en las calles.

La Casa de la Mujer de 28 de Noviembre y los mineros agradecieron el fundamental acompañamiento que tuvieron durante la lucha contra los despidos a lado de Las Mujeres del Carbón.

Los jubilados denunciaron que hace más de diez meses que no cobran su jubilación como trabajadores de YCRT, haciendo responsables a la intervención macrista de Omar Zeidan y el diputado nacional de Cambiemos Eduardo Costa.

El balance que quedó al finalizar la marcha fue de una gran satisfacción para las mujeres y quienes las acompañaron, remarcando la importancia de unirse y enfrentar el ajuste que desde el gobierno nacional o provincial están generando enormes penurias al pueblo trabajador.

Las Mujeres del Carbón tuvieron el mérito de unir a todos los sectores en lucha de la cuenca carbonífera, donde los funcionarios no tuvieron la oportunidad de tener un protagonismo que no se merecen. El verdadero protagonismo lo tienen las mujeres luchadoras y el pueblo de Río Turbio.



Source link