Hospital Garrahan: guardia colapsada y familias que aguardan en los pasillos

0
91


El gigante de pediatría se encuentra con sus instalaciones desbordadas de pacientes. Avanza la crisis y con ella las enfermedades, aunque no aumenta el presupuesto para la salud.

Una de las consecuencias que trae el invierno es el brote de las enfermedades, en particular, en los más pequeños. Pero la guardia del Garrahan no estaría preparada para soportar a la cantidad de niños que pasan a diario por ella, llegando incluso a que los familiares esperen en los pasillos con reposeras.

Hace dos meses fue inaugurada la Unidad de Contención Estacional (UCE) para evitar los brotes de bronquiolitis, con tan sólo 40 camas, donde se atienden niños desde los 0 a los 12 años y diversos diagnósticos. Estos varían entre convulsiones, crisis asmáticas, piel escaldada por estafilococo e IRAB (insuficiencia respiratoria aguda baja). Es decir, distintas enfermedades y rangos etarios conviven en el mismo espacio.

Recientemente, el Observatorio de la Deuda Social Argentina que funciona con la UCA, elaboró un informe donde arroja cifras alarmantes respecto a la niñez en el país: el 48,1 % de la misma se encuentra en situación pobreza y más de la mitad del total de los niños accede a la salud mediante los hospitales públicos. Ante la crisis que atraviesa el pueblo trabajador, el Garrahan continuará recibiendo a los miles de niños y niñas que sufren enfermedades, pero sin contar con la ampliación de camas o contratación de más personal para poder realizar una atención sin desgastar al trabajador de la salud con jornadas aun más extenuantes.

El gobierno de Cambiemos pretende pagar la deuda que contrajo con el FMI, a costa de ajustar en los servicios esenciales como lo es la salud. El año comenzó con más de 100 despidos en el Hospital Posadas; con el proyecto “Complejo Hospitalario Sur”, para traspasar 4 hospitales (Udaondo, IREP, Ferrer y Curie) a las inmediaciones del hospital Muñiz, con el fin de vender esos 4 edificios profundizando la precarización laboral y avanzando en los recortes. Hace una semana la gobernadora Vidal intentó recortar un 42% del presupuesto destinado al hospital El Cruce de Florencio Varela, aunque tuvo que retroceder por el masivo repudio a esta medida.

En el Hospital Garrahan, hubo despidos a trabajadores con más de 20 años de antigüedad e inclusive una de las despedidas está embarazada y ya anunciaron que van a seguir apretando a los trabajadores. Los enfermeros franqueros sufrieron ajustes y aprietes ante la imposición de las autoridades de trabajar 4 días seguidos por 14 horas, cuando por ley como máximo son 3 días.

Como si fuera poco, el ex jefe de recursos humanos del Hospital Posadas, Ignacio Leonardi, tendría una relación estrecha con las autoridades del hospital. Sería el elegido por Macri ya que por supuesto, para el gobierno tiene un currículum intachable de saber a ciencia cierta cómo despedir a trabajadores con años de antigüedad, a embarazadas, a especialistas médicos. Un perfil perfecto para “achicar gastos” y ser fiel al FMI.

A estos ataques, los trabajadores del hospital los combaten con organización. En la última asamblea se votó que el próximo martes 10 de julio, se realice un acto y conferencia de prensa en la puerta del Garrahan junto a otros hospitales, en defensa de la salud pública, contra los despidos y recortes presupuestarios.

El masivo repudio contra el achique de presupuesto en el Hospital del Cruce, la fuerte movilización que se realizó en las calles y que en Diputados se apruebe la ley del derecho al aborto y pase a Senado, son ejemplos que nos muestran cuál es el camino, hay que enfrentar el plan de ajuste y despidos del gobierno. Quedó demostrado que con un paro sólo no alcanza, necesitamos un plan de lucha que termine en una gran huelga general hasta derrotar estas políticas de pobreza.

Desde la Agrupación Marrón Clasista del Hospital Garrahan, repudiamos este brutal ataque en la salud, siendo junto a la educación, uno de los sectores más devastados por el ajuste. Peleamos por un sistema único de salud, público, gratuito y universal.

Es importante que no se pague la deuda y que los 65 millones de dólares destinados al pago de la misma se utilicen para aumentar 29 veces el presupuesto de salud y construir 2270 hospitales de alta complejidad. Se deben destinar todos los recursos para resolver los problemas de estructura edilicia, insumos básicos, aparatología, recurso humano y salarios. Por eso también proponemos la anulación del tarifazo en los servicios esenciales, como así también la nacionalización del servicio público de salud bajo control de los trabajadores y usuarios.



Source link