Hospitales en decadencia: sin resonador en la región

0
29



Nuevamente la crisis de infraestructura que atraviesa el Hospital San Martín vuelve a ser noticia. El Resonador del hospital se encuentra sin funcionamiento desde hace dos meses.

Desde el ministerio de Salud bonaerense confirmaron que el resonador no funciona, y que ya se pidió el repuesto que se importa desde Estados Unidos. Mientras tanto los estudios que requieren de dicho equipo se derivan a centros de salud privados con los que se tienen acuerdos y en los que los pacientes no deben pagar nada.

CICOP informa que el resonador del Hospital San Martín es el único para adultos que hay en la Región, por lo que en ese sentido “la Región no cuenta en estos momentos con un resonador”, excepto los de centros privados.

De esta manera es como podemos ver el avance de la implementación del Plan Estratégico de Salud. Dicho plan está hecho a medida de las políticas de ajuste a nivel nacional ya que avanza con la privatización de los servicios y el recorte presupuestario que afectan la compra y provisión de insumos, como así también la reparación y mantenimiento de los mismos.

A los grandes empresarios se les perdonan impuestos o se les da subsidios. Son miles de millones con los que se podría dar respuestas a las demandas de los hospitales.

El presupuesto en salud fue 5 veces menor que el gasto destinado al pago de la deuda, ese presupuesto fue votado por muchos de los legisladores e impulsado por los gobernadores del PJ que hoy van dentro de la lista de la Fórmula Fernández – Fernández, y que fueron responsables de garantizarle a Macri todas las leyes del ajuste.

Poner por delante el pago de una deuda que es una estafa para la sociedad o incluso renegociar el pago bajo los términos del FMI implica seguir sosteniendo estas condiciones e incluso agravarlas, porque a partir del 2020 se deberá pagar casi $40 mil millones de dólares en deuda por año para poder cubrir los compromisos con Lagarde,y ese dineral va a salir de nuestra salud.

Con los 40mil millones que se van a destinar al FMI se podrían construir alrededor de 3000 hospitales en todo el país.

El programa de salud del “Frente de Todos” de Fernández-Fernández ofrece otra alternativa: el “seguro de enfermedades de alto costo” que en vez de apuntar a resolver el problema del sistema de salud, contribuye a profundizar más la fragmentación del mismo. La división en un sistema público, uno de obras sociales y una privado implica enormes desigualdades en el acceso a la salud según ingresos al igual que en los recursos que cada provincia tiene para garantizar los servicios.

Desde el Frente de Izquierda- Unidad luchamos por un sistema nacional de salud público y de calidad a cargo del Estado. Por una cobertura de salud gratuita e integral estatal.



Source link