Implementación ya de Educación Sexual Integral, separación de la Iglesia y el Estado

0
225


Estos meses, muchos argumentos de los sectores “antiderechos” para oponerse a la ley de IVE nos remontaron al medioevo, pero hablaban demagógicamente de la necesidad de “educación sexual”.

En el año de la marea verde, la movilización de miles por la ley de aborto legal seguro y gratuito, a pesar de obtener media sanción de Diputados, 38 senadores finalmente decidieron darle la espalda a millones de mujeres.

Esto provocó que más temprano que tarde, esos sectores “antiderechos” respaldados por el Estado y las jerarquías de las Iglesias comenzaron una campaña “conmishijosnotemetas”, contra la ESI (Educación Sexual Integral) , irrumpiendo en las escuelas, agrediendo a docentes y estudiantes.

En nuestro distrito, una docente de la escuela pública Nº 130 de Virrey del Pino, fue víctima de un escrache en redes sociales y un programa de tv, por dar una clase de educación sexual, pero rápidamente las docentes y comunidad respondieron, y preparan junto a las escuelas vecinas, un “abrazo” en defensa de la educación sexual integral en las escuelas.

La aplicación efectiva de la ESI es un reclamo de años, del movimiento de mujeres y de las y los estudiantes y docentes.

Los pañuelos verdes y naranjas: ¡de las aulas a las calles!

Luego del 8A, los pañuelos verdes y naranjas se anudaron y se puso en agenda la necesidad de terminar con dilatar la aplicación de la ESI, junto con la exigencia de la separación de la Iglesia del Estado.

Campañas tomadas por las jóvenes que fueron protagonistas de la marea verde, que llenó las calles a lo largo del debate en el Congreso por la legalización del aborto.En ese sentido, el diputado Nicolás del Caño y la diputada Nathalia González Seligra del PTS-Frente de Izquierda, presentaron un proyecto para que el Estado argentino deje de financiar a la Iglesia, proyecto que rápidamente tuvo miles de firmas de adhesión.

Ahora bien, los sectores que defienden la injerencia religiosa en los contenidos educativos rechazaron que ésta ley sea declarada de “orden público”, como propone el dictamen que aprobó la mayoría de los diputados de la Comisión de Educación de la Cámara baja, firmado el pasado 4 de septiembre, lo que provocó la reacción de los “antiderechos”. Exigimos su tratamiento inmediato, basta de demagogia.

Un poco de memoria, de la “demagogia kirchnerista” al “macrismo del FMI”: todos de la mano de las Iglesias.

A pesar de que la ley número 26.150 de Educación Sexual Integral (ESI) fue votada en 2006, es de público conocimiento que no es efectiva en todos los establecimientos educativos, y tanto el kirchnerismo como el macrismo son responsables.

Sin embargo, recordemos que la ley de ESI, desde su creación, le abrió la puerta a las Iglesias, y tal como plantea su artículo Nº 5, hoy permite que los establecimientos educativos adapten la educación sexual al “ideario institucional y a las convicciones de sus miembros”.

Esa redacción fue acordada por el gobierno de Néstor Kirchner junto a los representantes de los distintos cultos religiosos, y con los representantes sindicales docentes; a espaldas de la docencia y a los estudiantes.

En sintonía con los sectores clericales, circularon declaraciones de Alejandro Finocchiaro, Ministro de Educación, quién se refirió a la implementación efectiva de la ley y que “los contenidos deben ser brindados en todas las escuelas, respetando los principios e ideario de cada una de ellas.”

Es decir que, reafirma la injerencia de la Iglesia y su ideario oscurantista, negando la diversidad sexual, los derechos de las mujeres, y por supuesto ni hablar del aborto y la anticoncepción.

Pero las iniciativas del “medioevo” también estuvieron presentes en la provincia de Tucumán, del peronista Manzur, donde presentaron un proyecto (diputados oficialistas y de oposición) para que el aborto sea prohibido también en caso de violaciones. Una total provocación, aparte de una medida inconstitucional.

Te puede interesar: El FIT propuso rechazar el proyecto tucumano

Pero no solamente la Iglesia católica es quién se manifiesta en contra de la ESI y el aborto legal. También lo hace la Iglesia evangélica, que da apoyo al recientemente electo presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, misógino confeso.

Son los mismos sectores que se reúnen con la gobernadora Vidal, para cumplir el rol de contención social en las barriadas ante el creciente aumento de la bronca en los sectores más explotados, ante el ajuste del gobierno, de la mano del FMI. y los mismos que en un acto, le dieron la bendición a Veronica Magario y Espinoza “ para seguir gobernando el distrito de La Matanza”. El macrismo y el peronismo buscan de aliados a los sectores reaccionarios.

Por otro lado, los diputados del PTS en el Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, junto a Nathalia González Seligra presentaron un proyecto de ley que establece que en todas las jurisdicciones y niveles, la educación pública debe ser considerada laica, sin injerencia de la Iglesia, modificando para ello las leyes de Educación nacional y de Educación sexual integral.

Unir la marea verde a la pelea contra el presupuesto de ajuste

Con la ayuda del PJ el gobierno obtuvo un triunfo parcial que es la media sanción de un Presupuesto que elaboró el FMI para el 2019, que destina más de $600 mil millones para los pagos de intereses de la deuda externa y los especuladores, que representa un aumento del 49% con relación al 2018, mientras que recorta un 10% el presupuesto para la educación pública, un 77% en obras de infraestructura escolar en el año que el crimen social de Sandra y Rubén en la escuela 49 de Moreno, que dejó a la luz una crisis profunda en las escuelas.

Y pretenden destinar nada más que $102,9 millones para el programa de “Fortalecimiento de la Educación Sexual Integral”, mientras que para la refacción de tres iglesias el presupuesto destina una partida especial de $290 millones.

El gobierno también cuenta con la inestimable complicidad de aquellos que se dicen de oposición pero no actúan en consecuencia. La CGT se borró de la lucha para derrotar el presupuesto. Los sindicatos kirchneristas llamaron a marchar pero sin esfuerzo para poner cientos de miles y transformar la bronca en un grito de guerra contra el ajuste en las calles.

Por ejemplo la Ctera y Suteba convocaron a paro el día que se votó en Diputados, y éste miércoles que se vota en senadores, deberían convocar a un paro nacional y movilizar a miles de guardapolvos blancos, pero sin embargo mantienen un gran silencio llamativo. Es que defienden una estrategia: esperan llegar a 2019 para “enfrentar” a Macri en las urnas.

Te puede interesar:Yasky y Baradel: “Los simuladores” de la lucha contra el presupuesto del FMI

La lucha es ahora

Tenemos que tomar la lucha por derrotar el presupuesto en nuestras manos, organizándonos desde las escuelas juntos, alumnos, familias, docentes y auxiliares.

Les pibes ya demostraron que fuerzas hay, tenemos que combinarla con la potencialidad de organización que tenemos desde las escuelas con las familias que se ven afectadas por el ajuste para derrotar éste plan e imponer nuestras demandas.

Para imponer la separación de la Iglesia y el Estado, la efectiva aplicación de la educación sexual integral, laica, científica, con perspectiva de género, en todos los niveles, con capacitación a los docentes, pelear por una educación de calidad y una perspectiva de futuro para la juventud imponiendo que la crisis no la pague el pueblo trabajador sino quienes la generaron: los capitalistas

Es necesario multiplicar la fuerza de nuestra organización, impulsar una gran campaña, con asambleas con los estudiantes, docentes, auxiliares, junto a la comunidad educativa, apoyos y pronunciamientos desde las escuelas, sindicatos docentes y centros de estudiantes.

Tenemos que imponer a los sindicatos ganar las calles para conquistar la separación de las Iglesias del Estado y arrancar el reclamo que instalamos con años de lucha: educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal, seguro y gratuito para no morir.

Que Baradel y Suteba dejen las convocatorias de la pastoral social, y llamen a plenarios de delegados de afiliados y no afiliados, para imponer un plan de lucha para enfrentar seriamente el ataque a la escuela pública, y para impulsar todas las acciones necesarias para que la ESI se implemente libremente en todas las escuelas.

En definitiva, unir las demandas de los trabajadores, las mujeres y la juventud para golpear con un solo puño, derrotar los planes de ajuste del FMI, el macrismo y los gobernadores del PJ.



Source link