¿Independencia o FMI?: el video de los Fernández y una importante omisión

0
28


En un breve spot en alusión al 9 de julio, el Frente de Todos conceptualiza la independencia con una omisión notoria: ¿de qué forma pretenden librarse del FMI?

El Frente de Todos que postula a Alberto Fernández a la presidencia y a Cristina Fernández a la vicepresidencia difundió este martes un video en alusión al 9 de julio, día de la independencia.

Allí se muestra al actual presidente Mauricio Macri junto a Christine Lagarde, ex titular del Fondo Monetario Internacional (FMI) que acordó el préstamo stand by con la Argentina por casi U$S 57.000 millones a cambio de un severo plan de ajuste para pagar a los acreedores y especuladores de deuda.

Se propone que independencia es “capacidad de decidir”, “producción y trabajo nacional”, ” ciencia y tecnología” y “educación”. Asimismo, Cristina Kirchner desde su cuenta de Twitter enunció que “Independencia es un país desendeudado, soberano, con trabajo, oportunidades y sueños para todos y todas”.

Sin embargo, más allá de las promesas endulzadas, dicha coalición política se ha mostrado como una importante fuerza conciliadora con el capital financiero internacional y el FMI. La educación, la ciencia y la tecnología y el trabajo son objetivos profundamente contradictorios con un programa enfocado a continuar bajo la conducción económica del organismo internacional. ¿Independencia bajo el yugo del FMI? Una encerrona evidente que queda expuesta en el propio video.

Te puede interesar: Los mitos de la deuda: de los Kirchner a Macri

Cristina Kirchner hace gala de su gobierno como aquel que se “desendeudó”. La expresidenta repite hasta el cansancio que fueron “pagadores seriales”, otorgando con dólares del Banco Central más de U$S 200.000 millones a los buitres de la deuda argentina.

Esa estrategia, que lejos de proponerse una independencia buscaba “volver a los mercados internacionales”, también tras los acuerdos con el Club de París y el reconocimiento del Ciadi como tribunal internacional frente a litigios de empresas con el país, implicó destinar enormes recursos del país para contentar a los especuladores. Mientras tanto, el trabajo informal no rompió el piso del 30 % y la pobreza nunca perforó el 25 % de la población.

Ahora que los dólares faltan y que el “desendeudamiento” no es una alternativa , la disyuntiva entre las necesidades urgentes de las mayorías y seguir siendo alumnos del capital financiero internacional se torna mucho más perversa y manifiesta.

Una eventual renegociación con el Fondo, como ya es anunciada tanto si gana el macrismo como los Fernández, no significará salir de los planes de ajuste del FMI, sino acelerar su marcha con contrarreformas anheladas por los “mercados” como la laboral o del sistema jubilatorio. Será seguir extendiendo el dominio del FMI sobre la economía por muchos años más. Es decir, está en las antipodas de la soberanía prometida en el video.

Por ello, la verdadera independencia del pueblo trabajador no llegará con slogans vacíos o promesas basadas en una conciliación con los acreedores y los grandes empresarios, sin siquiera anunciar una medida favorable como la anulacion de los tarifazos o la recuperación del poder adquisitivo perdido desde el 2015. Es necesario invertir las prioridades: primero el trabajo, la educación, la salud, la ciencia y la tecnología. No al FMI.

Te puede interesar: Argentina hipotecada: camino a una nueva crisis de deuda



Source link