Instituto 83 de Solano: la voz de los estudiantes afectados por el traslado del anexo

0
248


Se confirmó el traslado del anexo del ISFDyT N° 83, perjudicando a cientos de estudiantes, que en su mayoría son mujeres, madres, y trabajadoras.

Esta decisión responde al ajuste que el gobierno viene imponiendo en la educación pública. La propuesta de la izquierda de unirse junto a los docentes y la comunidad, se hace eco en los estudiantes.

En el transcurso de la semana pasada los estudiantes se fueron enterando por rumores que tenían que dejar de cursar en el anexo ubicado en la zona céntrica de Solano; es por eso que exigieron respuestas a las autoridades frente a esta situación, expresando las dificultades para cursar allí, entre ellas lo alejado que está y sobre todo la deserción que generaría dicho cambio.

Pasaron treinta años y aún no existe un edificio propio. La sede central funciona en una escuela secundaria prestada y el anexo funcionaba en un lugar alquilado, en el cual se estudia en condiciones paupérrimas: techos que se caen, hacinamiento, falta de mobiliario, falta de jardín paterno-maternal, etc. Los distintos gobiernos, peronistas, radicales y el actual macrista, fueron pasando y nunca se llevó adelante la obra del edificio propio para los más de 1300 estudiantes que cursan diariamente. Una clara muestra de que la educación nunca fue prioridad para ningún gobierno.

El macrismo ataca a nivel nacional con tarifazos, ajustes y despidos, como también el desfinanciamiento de la educación pública queriendo imponer salarios de hambre a los docentes e impulsando el recorte presupuestario con cierres de cursos, entre ellos el cierre de terciarios en capital como también el cierre de los bachilleratos para adultos.

Desde la La izquierda en el 83 y la agrupación de mujeres Pan y Rosas, como parte de la conducción de tres vocalías en el centro de estudiantes vienen proponiendo la urgente necesidad de organizar asambleas democráticas, en unidad con todos los docentes que día a día enfrentan el ajuste, junto a toda la comunidad educativa organizando un plan de lucha para el edificio propio y parar el ataque del gobierno a la educación pública.


A continuación reproducimos los testimonios de los estudiantes

“Con la unidad de todos los compañeros sería perfecto, porque cuanto más somos es mejor. Acá se está pisoteando mucho el derecho de los estudiantes. Tendríamos que juntarnos todos, estamos luchando por el derecho a estudiar” a su vez aseveró “Creo que con una asamblea masiva, con mucha prensa nos daría más fuerza”. Verónica, estudiante de Tecnicatura en Seguridad e Higiene

“Para mí la unificación de todos, necesitamos luchar para tener un edificio propio y en condiciones siendo varias carreras. En mi salón solo somos 20 personas, entramos justo el docente y los estudiantes”. Alejandra, estudiante de la Tecnicatura en Archivo

“Hace años que están reclamando que se arme el edificio propio, ni siquiera hay una respuesta, ni una pared, no hay nada. Hay que salir a luchar, para que podamos llegar a algo. Nuestros compañeros estamos para lo que se necesite, sea movilizar, para que nos den una respuesta urgente”. Elizabeth, estudiante de Tecnicatura en Seguridad e Higiene

“El primer paso es organizarnos, porque esto es recae sobre cada estudiante, para articular los mecanismos correspondientes. Me parece que se tiene que impulsar la asamblea, porque veo muy negativa la respuesta que nos están dando desde la dirección, y necesitamos encontrar una salida a este recorte”. Emanuel, estudiante de Tecnicatura en Seguridad e Higiene

“A mí me gustaría poder tener un edificio propio, porque donde vamos a ir me queda muy lejos contramano y me sería imposible cursar cuando salgo del trabajo. Además que cuando nos anotamos nunca nos avisaron que nos iban a mudar de edificio, no estaba en los planes de nadie. Tenemos otra situación que son otros gastos, yo por ejemplo tengo que tomarme varios colectivos y gastar en el remis para volver a casa”. Milagros, estudiante de Tecnicatura en Seguridad e Higiene

“Necesitamos un edificio en condiciones dignas, porque donde estamos no reúne infraestructura necesaria. Hay compañeros que quieren renunciar a la carrera, es una lástima después de haber dado el curso de ingreso que tanto nos costó. Para mí es muy importante y para mis compañeros también. Hay que luchar por la educación pública porque no te regalan nada y menos con este gobierno”. Lara, estudiante de Tecnicatura en Seguridad e Higiene

“Creo que deberíamos juntarnos todo los que estén dentro del establecimiento, para que podamos elevar nuestras voces de conjunto, unificarnos y que podamos ser escuchados ante esta problemática. Es necesario que impulsemos una asamblea democrática”. Nahuel, estudiante de Tecnicatura en Seguridad e Higiene

“Si nos cambian de edificio muchos compañeros no podemos ir hasta ese lugar, algunos vamos a cursar desde zonas alejadas e incluso difuculta a los compañeros que son de solano ya que no pasan muchos colectivos, lo que dificulta muchísimo acercarse por eso creo que es importante que hagamos una asamblea, donde estemos todos unidos, por más que tengamos ideologías distintas. La idea es que todos somos compañeros y que podamos llevar adelante la pelea por la educación pública”. María, estudiante de Tecnicatura en Seguridad e Higiene

“A mi particularmente se me dificulta bastante con mi carga horaria laboral, que es muy extensa. Hay días que los sumo para poder trabajar hasta 24 horas y así tener el día libre para poder venir a estudiar. Si me modifican el lugar de estudio como ahora quieren hacer a otro lugar que se corta la luz, se inunda, se me dificulta bastante llegar” a su vez nos comentó “Trabajo desde capital y eso me dejaría sin la posibilidad de estudiar, tendría que abandonar la carrera. Al abandonar la carrera, tendría que dejar mis proyectos y me voy a quedar siempre estancado, por decisiones que se toman de arriba que no ayudan a la gente que quiere progresar para también crecer como sociedad”. Facundo, estudiante de Tecnicatura en Seguridad e Higiene



Source link