Intendente del Frente para la Victoria quiere desalojar ocho familias en Exaltación de la Cruz

0
24


Se trata de Andrés Sánchez, ya tiene la orden para el próximo viernes. En el barrio Esperanza ocho familias tomaron un terreno y plantaron sus viviendas muy precarias, azotadas por la ola polar debido a la imposibilidad de acceder a una casa propia.

En la lluviosa noche del 15 de mayo de este año, vecinos y vecinas del barrio Esperanza decidieron ocupar un terreno baldío perteneciente al municipio del cual es intendente por el Frente Para la Victoria, Andrés Sanchez, que hacía largos años que estaba desocupado y abandonado, habitado por ratas y serpientes.

En esta localidad, como en el resto de la provincia de Vidal, donde el 28,2 % de los hogares son pobres y el 28,1% no cuenta con una vivienda digna, son muchas las familias que no pueden acceder a un terreno, a un sistema de agua corriente, cloacas y gas natural. Es decir, sólo acceden a la miseria.

Desde la municipalidad, lo único que hicieron fue enviar a dos funcionarios que ofrecieron $10.000 a cambio de que desocuparan el predio. Previamente, el subcomisario Mauricio Ginochio se había acercado en una actitud patoteril y sin ningún tipo de orden judicial a intentar amedrentar a las familias en su vehículo particular, diciendo que si no se iban “vienen 50 monos ya y les rompen todo”. Las vecinas y una de sus hijas denuncian que fueron agredidas por este policía que ante la cámara de un celular que lo filmaba cambió por completo su actitud para mostrarse amigable.

En este momento hay una orden de desalojo para el viernes 12 de julio, que las familias piensan resistir porque pelean por el acceso a un terreno y a una vivienda digna. Mediante una asamblea con vecinos y organizaciones sociales, votaron hacer un locreada desde temprano en el predio de Perú 76.

Para acabar con esto, como plantea el Frente de Izquierda – Unidad lo que se necesita es un plan nacional de viviendas populares de calidad y urbanización de las villas y asentamientos, sustentado por el no pago de la deuda con el FMI y por impuestos progresivos a las viviendas ociosas de los especuladores inmobiliarios, es la única solución para esta situación que sufren la clase trabajadora y las mayorías populares.



Source link