Inundaciones: la desidia estatal ya dejó 4 muertos y 3.000 evacuados

0
36


Chaco, Entre Ríos, Tucumán, Corrientes y el norte de Santa Fe son las zonas más afectadas. Una vez más, la falta de obras provoca un desastre.

La lluvia de los últimos días dejó 4 personas fallecidas, 3.000 evacuados y pérdidas en cultivos de algodón y girasol, rutas cortadas, viviendas destruídas y zonas aisladas.

Las cifras son frías, pero detrás de ellas gente de carne y hueso de los sectores más empobrecidos, es golpeada duramente por el desastre producto de años y años de desidia estatal. Obras que no se realizan, deforestación y cultivos de soja indiscriminados son las principales causas.

En Santiago del Estero, un nene de 4 años falleció al ser golpeado por una rama mientras andaba en moto con su papá. Las otras tres personas muertas eran de la localidad correntina de Paso de los Libres, entre ellas una mujer y su hija.

Durante las últimas horas en Tucumán, cientos de personas tuvieron que buscar refugio ante las intensas lluvias.

Con el pretexto de “asistir” a las zonas en emergencia, el gobierno envía al Ejército, Prefectura y Gendarmería, aprovechando el desastre para legitimar la intervención de esas fuerzas.

La deforestación como principal causa

El propio secretario de Recursos Hídricos de Santa Fe, Juan Carlos Bertoni reconoció que debe señalarse a la deforestación como el principal causante de la inundación. Y comparó: “Para las mismas lluvias de unas pocas décadas atrás, las de los años ’70, las de los ’80, causaron problemas pero fueron muy distintos, no eran para nada, de esta magnitud”.

Señaló que “en realidad, lo que la lluvia hace es mostrar una realidad que no se había advertido: el progresivo desmonte, la deforestación que, desde 1984 para acá, no ha dejado de avanzar sobre el monte natural: éstos son los efectos. Los resultados hidrológicos son mucho más graves y uno de los causantes, no el único, pero sí el principal es el desmonte”.

Cultivos destruídos

Las lluvias están afectando el norte de Santa Fe, Santiago del Estero, Corrientes y Chaco. Y en la provincia de Buenos Aires a unas 300.000 hectáreas que abarcan a Saladillo, Las Flores, General Villegas y Daireaux. Para 9 de Julio y el General Obligado se pedirá directamente Zona de Desastre. Todos los cultivos de verano están destruidos, el 100% del algodón y del girasol, perdidos y no se podrá hacer ni soja ni maíz. Todo esto se ve agravado por el atraso en las obras de canalización del agua que baja de Chaco y Santiago del Estero.

Los gobiernos provincial y nacional son responsables de las inundaciones que golpean a miles de familias trabajadoras y pobres, que pagan hasta con sus vidas la desidia estatal.

La explotación desenfrenada de la naturaleza por el capitalismo provoca crimenes sociales

El desarrollo en nuestro país de la agricultura como actividad predominante en el agro, la expansión de la minería a cielo abierto y la explotación de recursos hidrocarburíferos no convencionales, generaron nuevos problemas ambientales. Las inundaciones que afectan de manera cada vez más habitual y con daños más severos.

La solución no va a venir de manos de los gobiernos ni de las empresas que son las responsables.

La expropiación de los grandes terratenientes y de las empresas que conforman el agropower, apuntando a la reconversión de la agricultura para no provocar daños a las poblaciones rurales y el medio ambiente y para satisfacer las necesidades alimentarias urgentes de miles, permitiría prevenir las inundaciones.



Source link