Ituzaingó: murió una docente abandonada por IOMA

0
117


Nora Tramontana falleció el domingo de un cáncer, luego de que IOMA tardara más de un año en autorizar los estudios y el tratamiento correspondiente. Vidal es responsable. La burocracia sindical kirchnerista es cómplice por dejar pasar los ataques.

La educación y la salúd pública en la Provincia de Buenos Aires tiene una enfermedad llamada desidia. Los síntomas son la consulta pagas, la demora de tratamientos, cientos de denuncias por incumplimiento y hasta la muerte de sus usuarios.

Esta vez, Nora Tramontana docente de la Técnica 2 y la ESS N° 13 de Ituzaingó falleció luego de más de un año de esperar que IOMA autorizara una biopsia y una operación para el cáncer que padecía. La noticia conmocionó a sus compañeros y llenó de bronca a la comunidad educativa. Encima, tenemos el triste antecedente la muerte de Gabriela Ciufarella, de Lomas de Zamora, a la que IOMA le negó en reiteradas ocasiones la cobertura de un tratamiento.

El diagnóstico es una obra social vaciada de recursos que confirma lo poco que les importa la vida de los trabajadores a los diferentes gobiernos de turno. Desde que asumió Cambiemos, Vidal recortó significativamente las prestaciones de IOMA y desfinanció la obra social, buscando vaciarla en el camino por privatizar la salud.

Esto tiene como marco un presupuesto 2019 de miseria, redactado por el FMI y aprobado gracias a la complicidad del PJ que lo votó en el congreso y la dirigencia sindical kirchnerista que no se jugó a movilizar y enfrentar este ataque con miles de trabajadores y trabajadoras en las calles.

Frente a la muerte de Nora, el SUTEBA conducido por la lista celeste, que responde al kirchnerismo, salió a repudiar el funcionamiento de IOMA y responsabilizar al gobierno actual. Resulta cínico como se echan la culpa y se pasan la responsabilidad cuando está en juego la vida de los trabajadores. Se olvidan que durante la gestión de Scioli, llovieron las denuncias por sobreprecios y malversación de fondos, incluso para financiar su propia campaña presidencial, además de los escándalos de corrupción que envolvieron al titular de IOMA en ese momento, Antonio La Scaleia.

Detrás de los números y estadísticas del ajuste, están las condiciones de vida de millones de trabajadores y familias. No es algo nuevo que las obras sociales sean utilizadas por las burocracias de diferentes gobiernos como caja extraoficial de ingresos.

¡Nuestras vidas valen más que sus ganancias! Es necesario romper con el FMI, no pagar la deuda externa que es ilegal, ilegítima y fraudulenta, y destinar presupuesto para salud y educación. No pueden seguir ajustando al pueblo trabajador para pagarle a los buitres y especuladores, hay que destinar esos recursos que llegarán a $ 600.000 millones a las necesidades de las grandes mayorías: con ese dinero se podría aumentar el presupuesto educativo a un 10% de PBI.

Para tener una una obra social de calidad es elemental ese financiamiento, pero también que su control sea bajo gestión de los trabajadores y usuarios. Porque, de hecho, IOMA recibe solo por el descuento al salario del 5% de los docentes únicamente, $300 millones a cambio de un servicio cada vez más deficiente. Solo se puede confiar en los mismos trabajadores que sostienen día a día la salud y la educación pública, y no en los funcionarios puestos a dedo por los diferentes gobiernos que responden únicamente a los intereses de los empresarios.

Los docentes de la Marrón en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores levantamos este programa de salida real frente a la crisis. Los trabajadores de la educación que sabemos que otra sociedad es posible, donde no dejemos la vida en las aulas, o en los pasillos de las oficinas y clínicas en un circuito burocrático para recibir atención médica, mientras los empresarios y sus gobiernos lucran con nuestra salud.

Pero es necesario avanzar en la organización y movilización en las calles, confluyendo y coordinando con todos los sectores afectados por las políticas antipopulares de Macri que pasan con el aval del peronismo. Golpear junto a los que enfrentan los cierres y despidos en las fábricas, como Siam, Coca Cola, o quienes sostienen la gestión obrera como Mady Graf.

Podemos tener otra salida a la crisis, una propia, independiente y desde abajo para que esta vez la crisis la paguen los capitalistas. Es el mejor homenaje a todos los compañeros que dejaron la vida en su trabajo, o padecieron la desidia y el vaciamiento de la salud pública.



Source link