Jujuy: entre la lluvia y la desidia capitalista

0
170


Mientras la preocupación por las lluvias esta puesta en el parque lineal Xibi Xibi de parte del gobierno; como todos los años se vuelven a inundar los barrios populares de la ciudad. Peleemos por una salida de fondo.

El periodo estival en Jujuy, sobre todo en las zonas de los valles y quebrada es un periodo intenso de lluvias, que provoca todos los años fuertes crecidas e inundaciones.

Las lluvias sacan a flote la Jujuy precaria

En este marco, la exclusiva atención del Intendente “Chuli” Jorge estaba en si resistiría o no las crecidas del río “chico”el millonario proyecto de la gestión radical: el parque lineal Xibi Xibi.

Cerrando el año el radicalismo con los votos del peronismo y el kirchnerismo, votó el presupuesto 2019, que tuvo una drástica disminución de las partidas destinadas a la infraestructura, en la cual se contemplan el asfalto de solo 16 cuadras (!) del barrio Alto Comedero con fondos de la nación.

Para el oficialismo, la reducción del presupuesto en infraestructura, se justificaba, ya que se había finalizado la obra del parque Xibi Xibi. En ese sentido, para ellos, no eran necesarios más fondos, pese a que el mismo presidente del concejo, Lisandro Aguiar, reconocía que el 60% de las calles de San Salvador de Jujuy están sin asfaltar.

Mientras tanto, año tras año, las lluvias y las crecidas de los arroyos y ríos, es un problema que afecta crónicamente a los barrios populares de San Salvador de Jujuy. Lo que muchas veces se torna dramático: con calles convertidas en ríos, barrizales que muchas veces no dejan a las personas ni siquiera salir de sus hogares.

Pese al paso de distintos gobiernos peronistas y radicales, ya sea desde el municipio o el gobierno provincial, estas condiciones precarias de los barrios persisten, y el drama para las familias trabajadoras, se transforma en tragedia: así como un hombre desaparecía tras la crecida del Arroyo Las Martas en Alto Comedero a fines del año pasado, esta semana murió un joven de 22 años en el sector de las 47 hectáreas, al caer en un empozamiento de agua fluvial, de unos cuatro metros de profundidad, una verdadero crimen social, que se lleva la vida de un nuevo joven de los barrios más postergados.

Las prioridades de CAMBIEMOS y el PJ

El parque Xibi Xibi, es un proyecto del radicalismo para congraciarse con la necesidad de esparcimiento de miles de familias de Jujuy y luego aprovecharla electoralmente, dentro de su proyecto de hacer de San Salvador de Jujuy una “ciudad turística”.

Con el presupuesto gastado en el parque lineal Xibi Xibi, que este año fue dado de baja, para cumplir con las exigencias del gobierno nacional de reducir los gastos fiscales para complacer al FMI, se podrían haber asfaltado 300 cuadras de los barrios.

Las prioridades del gobierno nacional, al que se sumó entusiasta el gobierno provincial, son cumplir con los planes de ajustes del FMI y seguir dando beneficios millonarios a los grandes empresarios. El ejemplo jujeño: subsidios que equivalen a tres cuartas partes el presupuesto anual de San Salvador de Jujuy para los tabacaleros y exenciones millonarias para mineras y azucareras.

Mientras miles de millones van para el pago de la deuda externa o beneficios a los grandes empresarios; dejando la “ciudad turística” pasando el Xibi Xibi, se abren la miseria y el atraso de los barrios donde los trabajadores deben vivir el absurdo de sufrir de las inclemencias del clima en pleno siglo XXI, de manera casi naturalizada. Ayer fue un joven de 22 años que moría ahogado en Alto Comedero, hace dos años morían cuatro personas en Bárcena y Volcán, y hace casi 20 años Palma Sola era barrida por el río crecido.

Alto Comedero, la concentración de una estructura precaria.

En una ciudad que crece, y va ganando tierra al monte, ante el gran crecimiento demográfico y la demanda de vivienda, queda en evidencia la poca a nula previsión y planificación urbana de los distintos gobiernos peronistas y radicales.

Esto se da con toda su crudeza en Alto Comedero, un barrio en expansión, que está cerca de ocupar la mitad de la ciudad de San Salvador de Jujuy.

En el marco provincial de un 40% de hogares sin acceso a la red cloacal y alcantarillado, 60% de las calles de la ciudad sin asfaltar, Alto Comedero es atravesado por el arroyo Las Martas por el medio junto a otros arroyos menores, limitando al sur con el Río Los Alisos. No es de extrañarse que ante un poco de lluvias sostenidas el barrio terminé con sus calles de tierra convertidas en ríos de montaña crecidos, que lo sufren sus decenas de miles de trabajadores, mujeres y jóvenes que tienen su hogar ahí.

Nuestras vidas valen más que sus ganancias

Un plan de obras públicas, que contemple, canalización total de los Arroyos, una amplia red cloacal y alcantarillado, asfaltado integral de las avenidas y calles, con cordón cuneta incluido, que para su realización se deban emplear a miles de trabajadores de la construcción, que vienen retrocediendo en sus empleos, técnicos y maestros mayor de obras con salarios que partan de la canasta familiar y cumplan 6 horas de trabajo al día, 5 días a la semana, puede acabar de una buena vez con las calamidades evitables del periodo estival, haciéndose extensivo a todos los barrios de la ciudad.

Un plan de estas características, en 40 años, desde la vuelta de la democracia, ningún gobierno, ni peronista, ni radical se propuso hacer. En cambio, al garantizar las ganancias de los grandes empresarios, tuvieron una política sistemática de administrar y contener la pobreza, con asistencia social, clientelismos y algunas obras públicas aisladas: sí solo los subsidios para los explotadores del tabaco se volcarán en un plan de obras públicas, se podrían financiar el asfalto de más de 1.600 cuadras a nivel provincial por año.

No se puede esperar más de los partidos tradicionales, que pueden posar de opositores o prometer hacer nuevas obras públicas, pero que terminan cerrando filas en pos de la “gobernabilidad” y cumplir con los mandatos del FMI. Así se vio en el congreso nacional con la aprobación del presupuesto de ajuste del 2019, así se vio aquí en San Salvador de Jujuy, donde peronistas y kirchneristas levantaron la mano para aprobar el presupuesto de los radicales.

Desde el PTS en el Frente de Izquierda, nos jugamos con la perspectiva que los trabajadores, las mujeres y la juventud, que ya vienen resistiendo y peleando contra los planes de ajuste de CAMBIEMOS, los gobernadores y el FMI, construyan su propia organización política partido, que peleé por soluciones de raíz a los problemas estructurales que sufre el pueblo trabajador, con un programa de planes integrales de obras públicas, como las que describimos arriba.

Esto solo será posible realizar, cuestionando a fondo los negocios de los empresarios y terratenientes dueños del país y la provincia, planteando el no pago de la deuda externa, cortar la fuga de capitales, estableciendo una banca estatal única y el monopolio del comercio exterior. Solo así podemos empezar a cambiarlo todo, nos preparemos para que esta vez sean ellos los que paguen la crisis.



Source link