Kicillof y la marihuana: “No tengo claro si hay que despenalizar el consumo”

    0
    93


    Para el probable futuro gobernador (y jefe de la Bonaerense), si bien no hay que perseguir “al pequeño consumidor”, tampoco habría que cambiar las leyes que criminalizan a la juventud y llenan las cárceles de pobres.

    El candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos, Axel Kicillof, fue entrevistado este domingo en el programa “Debo decir” del canal América. Entre otras temas, al exministro de Economía se le preguntó por la posibilidad de legalizar o despenalizar el consumo de marihuana y demás sustancias.

    Kicillof dudó bastante al momento de responder la pregunta de Luis Novaresio respecto a la legalización o de la despenalización de las drogas para uso personal. E intentó escaparse por la tangente al decir que “el narcotráfico tiene varios elementos, preventivos y de persecución del delito. Hoy están fallando las dos cosas”.

    En tal sentido, agregó que “hay que ir a buscar a los grandes”, en referencia a las mafias que concentran el negocio del narcotráfico. Pero ante la insistencia del periodista sobre si es “una herramienta legalizar o despenalizar la tenencia de drogas para uso personal”, volvió a dudar.

    “Mirá, no lo tengo muy claro. Sí me parece que en Argentina para uso medicinal hoy está despenalizado y eso está muy bien”, respondió finalmente Kicillof. Y por las dudas aclaró que “el problema no es perseguir al pequeño consumidor”.

    Lo cierto es que las comisarías, alcaidías y cárceles de la provincia están llenas de pequeños consumidores de marihuana, a los que la Policía detiene para engrosar las listas de “éxitos” de las llamadas políticas de “combate al narcotráfico”.

    Incluso muchos de ellos están en esa situación por consumir cannabis con fines medicinales, lo que desmiente que su uso con esos fines está realmente “despenalizado”. Tal es el caso del joven de Ensenada Damián Raña, que lleva más de cien días preso en la Alcaidía de Olmos por habérsele encontrado en su casa marihuana autocultivada para la producción de aceites y cremas para un tratamiento médico por los fuertes dolores que le dejó un accidente de tránsito.

    Leé también Nicolás Del Caño: “Es gravísimo que a Damián Raña lo tengan preso por usar cannabis medicinal”

    Esas personas, que no cometieron ningún crimen, necesitan una respuesta contundente para terminar con la injusticia que padecen. Pero el posible futuro gobernador, “no lo tiene claro”.

    Paradójicamente, el candidato no dice una palabra de qué piensa hacer con una de las mayores mafias del narcotráfico y de otros grandes delitos: la Policía Bonaerense, que junto a poderosos capitalistas ilegales manejan el negocio de la venta de estupefacientes mientras dedican enormes recursos públicos a perseguir y detener a jóvenes como Raña, los “perejiles” que les alimentan las estadísticas nefastas del presunto “combate al narcotráfico”. Nada de eso parece importarle a Kicillof, el futuro jefe de la maldita policía.

    Leé también Cecilia González: “Mientras las drogas sean ilegales, el narcotráfico no va a terminar”

    Parece que para Kicillof meterse en este tema tan “complicado” no garpa en medio de la campaña electoral. El afán por congraciarse con los sectores más conservadores y poderosos, sumado a sus ganas de no “inquietar” a los comisarios bonaerenses, termina haciendo tambalear todo su “progresismo”.

    Todo lo contrario a lo que plantea el Frente de Izquierda Unidad, con Nicolás del Caño y Myriam Bregman al frente, espacio desde que el que se viene sosteniendo que la legalización del cannabis debe ser inmediata e integral. Se trata del único espacio político en Argentina que propone la legalización integral del uso de la marihuana para cualquier fin, sin excepción, abarcando desde el cultivo a su comercialización y consumo.

    Foto Página|12



    Source link