La Cámpora burocrateando asambleas (no importa cuando leas esto)

0
204


El lunes se realizó una asamblea docente-estudiantil en el Instituto Nº 41 de Adrogué. Gran participación a pesar de la mala convocatoria. La Cámpora no dejó que se voten propuestas.

El lunes a las 8 de la noche se realizó otra gran asamblea en el 41, aunque la concurrencia mermó un poco respecto a la anterior. La convocatoria fue irregular, ya que estaba citada a las 19 en el hall y casi sobre la hora Educar Es Incluir (JP-La Cámpora) cambió horario y lugar. Con una hora de demora se sesionó en el patio, sin que la conducción garantice un sonido acorde que permitiera a las y los presentes escuchar todas las intervenciones. Un claro boicot al debate de ideas.

Una de las principales discusiones fue cómo participar de la marcha educativa del 13/9. Desde la conducción del centro proponían encolumnarse con el burócrata de Baradel. Pretendían que docentes y estudiantes marchemos tras un dirigente sindical que deja que la paritaria siga sin cerrar en medio de la escalada del dólar que licúa el salario. Querían que fuésemos con la burocracia que ni siquiera lanzó un verdadero plan de lucha tras el crimen social de Sandra y Rubén, en una escuela de Moreno. Sin embargo, estudiantes y docentes no dejaron pasaron esa maniobra inadvertida, y manifestaban querer marchar con Suteba, pero se oponían por los antecedentes de su secretario general. Las agrupaciones de izquierda propusimos marchar con la columna de las seccionales dirigidas por la Lista Multicolor de ese sindicato, para fortalecer el polo antiburocrático de docentes que quieren enfrentar el ajuste. Finalmente se resolvió no plegarse a ninguna columna docente.

Quienes integramos la agrupación En Clave Roja (PTS+Independientes) propusimos mociones que La Cámpora no puso a votación. La primera era sumarse a la asamblea interfacultades convocada por el Centro de Estudiantes de Ciencias Sociales, Economía y Administración de la Universidad de Quilmes. La segunda era que la columna del 41 el 13/9 llevara una bandera con la consigna “plata para educación, no para la deuda”. La conducción del centro levantó la asamblea sin debatir ni votar ninguna de estas propuestas. La excusa fue que en la asamblea solo podían votarse cuestiones referentes a cómo marchar el jueves. Con ese único argumento se negaron a discutir cómo coordinar con otros estudiantes en lucha y cuáles son los reclamos que tenemos que levantar en medio del conflicto educativo.

Estos métodos son moneda corriente en la conducción peronista de nuestro centro de estudiantes. Si supuestamente todos y todas estamos en contra del acuerdo con el FMI, ¿por qué se niegan a debatirlo? Como dijo Macri en su nefasta cadena nacional grabada, nunca gobernó con mayoría en las cámaras de diputados y senadores. Su gobernabilidad está apuntalada en la complicidad del peronismo que le votó y seguirá votando decenas de leyes para que el ajuste avance. En estos días el macrismo está cerrando un presupuesto para el 2019 que traerá un nuevo salto en el ajuste que sufrimos para cumplir los pedidos del FMI. Este saqueo lo negocian minuto a minuto con los gobernadores del peronismo, como Alicia Kirchner que dió un aumento de 2% a las y los docentes de Santa Cruz. Por eso, aunque se digan nacionales y populares, no pueden entrar en este debate. Porque son cómplices del saqueo, y como buenos pagadores seriales que se reconocieron, si ganan las elecciones honrarán el pacto con el FMI.

Esta postura explica también que se nieguen a votar en una asamblea la participación de nuestro centro en una asamblea interestudiantil. En el momento en el que conflicto educativo no dejaba de sumar fuerza, las burocracias de Fedun y Conadu (los dos sindicatos mayoritarios de docentes universitarios) firmaron una miserable paritaria muchos puntos por debajo de la inflación.

Te puede interesar: El kirchnerismo parlotea contra Macri, pero entrega la lucha universitaria

Como si esto no fuera poco, las agrupaciones estudiantiles kirchneristas y peronistas de la UBA (UES, Nuevo Encuentro, La Cámpora, Patria Grande) junto a la Franja Morada (UCR) presionaban en las asambleas de las facultades tomadas para levantar esa medida. Pero el movimiento estudiantil quiere enfrentar al gobierno, y esta política funcional a Macri fue derrotada.

Queda claro que el rol que en los distintos ámbitos juega el peronismo es el de pasivizar las luchas. Como se sinceró Kicillof, quieren que Macri llegué a 2019 para intentar derrotarlo en las urnas. Pero somos muchos y muchas los que nos negamos a agachar la cabeza y marchar directo al abismo. Porque nos negamos a vivir un nuevo 2001. Porque sabemos que este ajuste se va a pagar con sangre como la de Ismael Ramírez, un nene de 13 años que fue asesinado de un balazo por la policía del gobernador peronista Peppo en Chaco por pedir comida en un supermercado. Porque mientras gastan millones en deuda y cierran ministerios, aumentan el presupuesto para la represión. Son ellos o nosotros.

Por eso vamos a seguir peleando por democratizar los centros de estudiantes para que sean verdaderas herramientas de lucha, donde no se silencie ningún debate. Para que no se imponga ninguna burocracia seguiremos apostando a instancias de debate y coordinación, donde se exprese la voz de la mayoría que quiere enfrentar el ajuste de Macri, los gobernadores y el FMI. Esta semana tenemos una cita de honor para unir fuerza con otros sectores en lucha. Como se votó en la asamblea de la semana pasada, nuestro centro de estudiantes adhiere a la jornada nacional convocada por los trabajadores del Astillero Río Santiago. Invitamos a docentes y estudiantes a sumarse, junto a los laburantes que enfrentaron los intentos de privatización de Menem y De la Rúa y que hoy nuevamente marcan el camino para derrotar los planes del gobierno.



Source link