"La crisis está jodida": Relatos en un micro

0
60


Todos los días escuchamos frases como esta. Pero no solo las escuchamos, sino que las decimos… y las vivimos.

Una señora, de unos cincuenta años, hablaba por teléfono con quien parecía era su hija, cuando enunció la oración en un 275 a media capacidad. Su cara de frustración al contarle el precio de una remera, que vio en el centro de La Plata, era la misma que ponemos todos al ver los precios de algo tan cotidiano como un kilo de pan o un sachet de leche.

La misma completó: “no podemos aguantar más”. Otra de las icónicas frases que escuchamos, decimos y vivimos.

Ante esas exclamaciones se me vinieron incógnitas a la cabeza: ¿Cómo hacemos para dejar de estar “jodidos”? ¿votando? ¿buscando elegir al “menos malo” en octubre?. No, porque en definitiva, el que nos gobierna es el FMI.

Entendí que la respuesta no iba a venir de la mano de alguien “menos malo”, sino de quienes tengan una respuesta realista para salir de esta crisis. Una salida que no se la haga pagar a las grandes mayorías. Porque la respuesta no está en las urnas, ni mucho menos en alguien que siga beneficiando a una minoría, que siempre se la llevó en pala, jugando con las necesidades de la gente.

Los únicos que tenemos un programa de ruptura con el FMI, para que la crisis la paguen los que la crearon, somos nosotros. Los que nos organizamos para dar vuelta todo, en el PTS y el Frente de Izquierda, porque nuestras vidas valen más que sus ganancias.



Source link