La deuda pública de Córdoba aumentó $13.000 millones en 15 días

0
120


Representa un incremento del 23%. Schiaretti promete “brindarle a quien gobierna todos los instrumentos” de cara al acuerdo con el FMI. El ataque a los convenios laborales.

La corrida cambiaria en los últimos diez días dio lugar a un alza del dólar en la Argentina, que, hasta el momento, y a pesar de las políticas del gobierno nacional, no pudo ser controlada.

Te puede interesar: Lo que el Supermartes nos dejó: deuda, devaluación y ganancias para especuladores

El rápido aumento del dólar también se volvió un problema para los gobiernos provinciales. Es que en los últimos años han asumido compromisos con organismos internacionales para afrontar obras públicas, pago de bonos y deudas anteriores.

La provincia de Córdoba es un claro ejemplo. El 95,05% del stock de deuda de la provincia está en dólares. Según el Ministerio de Finanzas, el monto era de 2.431.403.444,47 de dólares al 31 de diciembre del año pasado.

A esto se sumaron 500 millones de dólares que emitió la provincia a diez años para financiar obras de infraestructura, según indica el decreto 423 publicado el 9 de abril pasado en el Boletín Oficial. La deuda en dólares supera así los 2.931 millones de dólares, sin tener en cuenta los intereses de deuda que se tienen que pagar este año.

Antes de la corrida cambiaria, el dólar estaba $ 20, en la segunda semana de mayo el dólar trepó hasta $ 25,75 y hoy está en $ 24,50. Esa diferencia de $4,50 representa un aumento de $13.191 millones, un 23 % en sólo 15 días.

¿Cómo impacta esto en el estado Provincial? Lo que la provincia perdió en dos semanas en la timba financiera se traducirá en ajuste y déficit en políticas públicas. El incremento de la deuda equivale al salario de todo un año de casi 66.000 empleados estatales (considerando que el salario promedio es de $ 200.000 anuales) o a 20.000 viviendas tipo (cocina-comedor, dos dormitorios y baño). Hasta la abultada cifra que costará la cuestionada Autovía de montaña de Punilla ($ 3.900 millones) empalidece frente al incremento de lo que la población tendrá que pagar.

El acuerdo con el Fondo y las variables de ajuste

Los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional se caracterizar por establecer fuertes condicionamientos en torno al gasto público. Este ajuste impactará de lleno en las economías de las provincias.

En este marco ¿Cómo prevé Schiaretti reacomodar el presupuesto anual que ha sufrido un rotundo cambio? ¿Cuáles son las variables que el gobierno está dispuesto a ajustar?

En parte, la inflación hará lo suyo. La devaluación en curso empuja a la inflación, que en abril fue del 3,06 % en Córdoba. Esto permitirá, debido al aumento de precios, recomponer la recaudación mediante el impuesto a Ingresos Brutos (IB) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Ingresos Brutos representó el 65,2 % del total de recursos que ingresaron a la provincia en 2017 y creció un 21,4 % interanual (entre abril de 2017 y abril de 2018). Pero en términos reales tuvo una caída del 3,4 % por la reducción de las alícuotas a determinados sectores en el marco del Consenso Fiscal firmado con Nación a fines del año pasado.

Por su parte, la reducción del consumo de las familias trabajadoras debido a los techos salariales negociados por la burocracia sindical también impactará en la recaudación del IVA. No olvidemos que previo a la devaluación, el tarifazo ya estaba impactando en los bolsillos de los y las trabajadoras.

En definitiva, la recaudación puede tener cierta mejoría, pero en términos reales siempre caerá y no permitirá cubrir el déficit abierto con la devaluación. La otra variable que queda son los trabajadores.

Ayer, Schiaretti continuó con su “defensa” de la gobernabilidad: “Hay que cuidar la gobernabilidad, porque cada vez que hay una gran crisis en el país, los que más sufren son los pobres y la clase media. Cuidar la gobernabilidad significa brindarle a quien gobierna todos los instrumentos para poder llevar adelante su programa” dijo el gobernador desde Tucumán.

En cuanto a eso de “brindarle a quien gobierna todos los instrumentos” Schiaretti es un adelantado. Esto sólo puede significar profundizar su política de atacar a los sindicatos para imponer convenios laborales que permitan una mayor precarización del trabajo. Política en la que acuerda plenamente con intendente capitalino Ramón Mestre.

Te puede interesar: Desde Tucumán, Schiaretti intentó despegarse del acuerdo con el FMI y defendió la gobernabilidad

Ayer pudimos ver una primera muestra con el ataque al convenio colectivo de los trabajadores de Luz y Fuerza.

El claro que cualquier acuerdo con organismos internacionales de crédito significará siempre un ajuste para el pueblo trabajador, ya sea vía devaluación del peso o el ajuste del gasto público. A nivel nacional se impone en rechazo al acuerdo con el FMI y el no pago de la deuda ilegal, ilegítima y fraudulenta. Esto plantea a los sindicatos y centrales opositores salir a resistir el ajuste y enfrentar el saqueo imperialista en defensa del salario, los puestos de trabajo y contra las reformas.



Source link