La diversidad sexual precarizada: acosos, burlas y despidos

0
98


En Argentina hay casi 2,7 millones de jóvenes que laburan o buscan trabajo, no sólo toleran el destrato de los patrones o el vivir haciendo changas, además sufren la discriminación por vivir su identidad y sexualidad por fuera del cinto de la heteronorma.

Argentina cuenta con casi 2,7 millones de jóvenes que laburan o estan buscando trabajo. Una encuesta realizada por La Izquierda Diario, reflejó que muchos de ellos son gays, lesbianas, travestis, trans o personas no binarias y no sólo sufren la precarización, sino un constante atropello a su persona, las burlas, el acoso y los despidos están a la orden del día.

Te puede interesar: Precarización juvenil: conocé los escandalosos números oficiales

“Que me digan supervisores y gerentes que estoy poco femenina”, dice Estefanía, que trabaja en un call center y con sólo 24 años ya pasó por más de diez patrones. Un estudio que se llama Orgullo en el trabajo (Pride at Work) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) del año 2015, reflejó que “muchas mujeres lesbianas dijeron que debían disfrazarse para lograr su inclusión laboral. Los estereotipos son un factor fundamental en las admisiones por parte de las empresas”. Aunque en Argentina exista la Ley de Matrimonio Igualitario desde el 2012 es evidente que la igualdad obtenida en el plano legal no se condice con la igualdad material.

“A las travestis que estan en la ruta la policía les tira agua fría en el invierno”, denuncia una fotógrafa que fue testigo de este atropello. El cupo laboral trans si bien ya ha sido sancionado en la Provincia de Buenos Aires, no se regimenta como es debido. “En la actualidad, pleno siglo XXI, los derechos más elementales de las personas transgénero, transexuales y travestis siguen siendo violentados por no elegir la heteronorma como destino, como expresión de su deseo, de su identidad, de su sexualidad”, sostiene el proyecto del FIT, que parte de recordar a Laura Moyano y a Diana Sacayan.

“Soy gay, trabajaba como repositor y durante 15 días fui acosado constantemente”, denuncia Nahuel de la provincia de Córdoba. Muchos jóvenes están cansados de ocultar su sexualidad y cuando sale a la luz deben enfrentarse a este tipo de situaciones que no nacen de la nada. El odio hacia la diversidad sexual es fomentada constantemente por una institución como la Iglesia Católica y Evangelista. Por eso es indispensable exigir que el Estado deje de financiar a esta institución cuya figura máxima manda a les padres de les niñes gays a que consulten la sexualidad del niñe con un psiquiatra.

Podes leer: Más homofóbico que nunca: el papa mandó a los niños homosexuales al psiquiatra

Estos casos reflejan también la necesidad urgente de que se implemente la Ley de Educación Sexual Integral, ya sancionada hace más de una década de forma laica, transversal y gratuita en todos los lugares de estudio y de trabajo.

Basta

No todas las respuestas pueden estar en la nota, pero las escogidas dan una idea de los momentos que tienen que atravesar jóvenes que se están ganando el mango diario. Muchos despidos cuando descubren que es un hombre trans, muchas golpizas también. Destratos varios por ser gay, o no querer dar la paga diaria por la misma razón.

Para que las personas que viven su sexualidad fuera de la heteronorma no sean sólo estadísticas y denuncias, se hace necesario combatir las causas en las que se fundamenta la discriminación, y que tiene consecuencias en la calidad de vida de la personas LGTBI. Es fundamental empezar por la organización de toda la clase trabajadora en sus lugares de trabajo, para reclamar y exigir sus derechos.

Leer más: Precarización laboral

Contactanos por redes sociales o completando el siguiente formulario y contanos tu historia

Cargando…

Mail: contacto@laizquierdadiario.com

Instagram: https://www.instagram.com/izquierdadi...

Facebook: https://www.facebook.com/LaIzquierdaD...

Twitter: https://twitter.com/izquierdadiario



Source link