La fuga de capitales volvió a subir en enero y llegó a casi USD 2.000 millones

0
38


En enero se fugaron capitales por USD 1.958 millones, el nivel récord desde que asumió Guido Sandleris al frente del Banco Central.

En enero la Formación de Activos Externos (FAE, que comúnmente es referida como “fuga de capitales”) volvió a subir respecto de los niveles que venía mostrando en los meses previos, y alcanzó los USD 1.958 millones. Esto surge del Informe de la Evolución del Mercado De Cambios y del Balance Cambiario de enero de 2019 publicado el jueves por el Banco Central (BCRA).

Se trata del nivel más elevado registrado desde que asumió Guido Sandleris al frente del Banco Central en septiembre pasado, en reemplazo de Luis Caputo. La salida de Caputo fue definida en el marco del segundo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Este ex funcionario resistía la política cambiaria que exigía el organismo para ampliar el préstamo, que se basa en la flotación cambiaria cuando el dólar cotiza entre bandas (la llamada “Zona de No Intervención”), mientras que el BCRA puede intervenir comprando dólares si el dólar se encuentra por debajo de la banda (como ocurrió hasta hace unos días atrás), o vendiéndolos si cotiza por encima de la banda superior (lo que todavía no ocurrió desde que se implementó esta política cambiaria). Junto con estos lineamientos cambiarios, la política monetaria pasa por “crecimiento cero” de la base monetaria (excepto por los pesos emitidos para comprar dólares), lo que en los hechos en una fuerte contracción de la misma, para secar la plaza de pesos que pudieran irse al dólar e intentar contener los precios. Esto último estaría muy lejos de lograrse, como mostró la inflación de enero (2,9 %). Es que a pesar del diagnóstico, el alza de precios no pasa por la emisión monetaria sino por el descomunal aumento que tuvo la cotización del dólar, y los tarifazos.

Después de meses de fuga récord esta bajo. Esto se debió al “plan picapiedra” impuesto por el FMI, como lo llamó hace algunos días el economista ultraliberal Carlos Melconian, que sostuvo que este programa no puede continuar. El “trabajo sucio” de la devaluación ya hecha, la sequía de pesos, las altas tasas que estimularon el retorno de la especulación, permitieron que bajara la fuga de capitales (FAE). De USD 2.790 que tuvo en septiembre, cayó a USD 408 millones en noviembre. En diciembre aumentó a USD 862 millones, y en enero más que se duplicó a pesar de la calma financiera celebrada por todos los analistas financieros.

La FAE mide la dolarización de las carteras. Es decir que incluye la compra de billetes, la conversión de ahorros en pesos en inversiones extranjeras directas y otras inversiones de residentes realizadas en el exterior.

Balance cambiario sectorial

Durante enero, las ventas netas de dólares en el mercado de cambios lideradas por las empresas del sector real (USD 1.820 millones) y el conjunto de entidades financieras (USD 1.800 millones) sobrepasaron la demanda de divisas por parte del resto de los sectores no gubernamentales, indicó el informe.

En el caso del sector real de la economía, el sector “oleaginosas y cereales” fue el principal vendedor (USD 2.000 millones), mientras el sector “no agropecuario” fue comprador neto por USD 180 millones.

Este resultado contrasta con el del año previo, cuando el sector real realizó ventas netas únicamente por USD 10 millones, y se debe, principalmente, a la caída de importaciones que mostró el sector real no agropecuario en un contexto de corrección del desequilibrio de cuenta corriente de la economía.

En tanto, los “Inversores institucionales y otros”, mayormente inversores financieros no-residentes, realizaron compras netas por USD 1.115 millones, mientras que el conjunto de “entidades financieras” vendió divisas por USD 1.800 millones.

De esta manera, el tipo de cambio, se mantuvo la mayor parte del mes por debajo de la zona de no intervención, lo que llevó al BCRA a comprar divisas por USD 560 millones, recordó el trabajo.

Debido principalmente a estas compras de dólares y a ganancias por USD 650 millones derivadas de las cotizaciones de las diferentes divisas que componen el activo del BCRA, las reservas de la entidad monetaria aumentaron USD 1.005 millones en enero, totalizando un stock de USD 66.811 millones al final del mes.



Source link