La Justicia porteña falló contra la ley de alquileres: festeja el mercado inmobiliario

0
83


La Justicia falló en contra de la ley porteña de alquileres y de esta manera los inquilinos podrían volver a pagar comisiones. El fallo fue apelado por “Inquilinos Agrupados”.

El sector inmobiliario celebró la medida adoptada por la Justicia, el fallo en contra de ley porteña de alquileres establecería que los inquilinos puedan volver a pagar las comisiones, esto fue apelado por “inquilinos Agrupados” denunciando que “el juez de la Cámara de Apelaciones de la CABA, Esteban Centanaro, se dedica al negocio inmobiliario y quiere que los inquilinos volvamos a pagar comisión”.

La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de Buenos Aires revocó este miércoles un fallo de primera instancia y de esa manera determinó que es ilegítima la Ley de Alquileres porteña Nº 5859, que se aprobó en septiembre de 2017 y que, básicamente, estableció que las comisiones de 4,15% del valor de los contratos tienen que estar a cargo de los locadores.

“Hay muchos intereses en juego. El mercado inmobiliario presiona mucho por la ley nacional. Esto es la punta de lanza para que se caigan todas las otras leyes provinciales. El inmobiliario es un sector acostumbrado a usar a los inquilinos y cobrar de más, siempre. No me sorprende, pero indigna que la Justicia sea cómplice. Vamos a apelar, la ley sigue vigente: no pueden cobrar nada”, aseguró Gervasio Muñóz, presidente de Inquilinos Agrupados para Infobae.

Te puede interesar: Cuando alquilar se vuelve un lujo: cada vez más gente rescinde contratos

“Estamos confirmando que por lo menos la mitad de los inquilinos de esta ciudad son pobres y están limitados a gastar la mayor parte de sus ingresos en el alquiler”, afirmó Fernando Muñoz, coordinador del Programa de Atención a Inquilinos de la Defensoría del Pueblo.

El Colegio Profesional de los Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA), el Centro de Corredores Inmobiliarios (CECIN) y la Corporación de Rematadores y Corredores Inmobiliarios (CRCI) fueron los responsables de defender al mercado inmobiliario.

CUCICBA asegura que el fallo reconoce que el inquilino tiene carácter de “comitente” y que le corresponde el pago de honorarios al corredor o inmobiliaria que este en la negociación. “Si bien este fallo es motivo de alegría para la familia inmobiliaria, no debemos bajar los brazos. Aún quedan instancias para que la inconstitucionalidad de la Ley 5859 sea definitiva, y por eso los Profesionales Inmobiliarios debemos seguir más unidos que nunca”, aseguró.

Con el ajuste se especula, ganan las empresas y pierden les trabajadores

El ajuste en curso por parte de Cambiemos y les Gobernadores reflejan el plan que se tiene para los grandes sectores populares. La falta de vivienda y el hacinamiento tienen solución si se termina de especular con las necesidades del la clase trabajadora. Es necesaria una reforma urbana integral que garantice el acceso a una vivienda digna.

A los tarifazos de luz y gas y la suba en los precios de alimentos, ahora hay que sumar el valor de los alquileres. De acuerdo a un informe de Inquilinos Agrupados, quienes alquilan deberán destinar, en principio, casi un 50 % de su salario. Históricamente esa proporción se ubicaba en un cuarto del sueldo que se utilizaba para pagar el alquiler.

Malabares con la guita

Según la Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad, un departamento de un ambiente tiene un precio promedio de $ 10.410, uno de dos ambientes vale $ 13.953 y uno de tres ambientes, $ 20.362. A su vez, la misma dependencia del Gobierno porteño publicó los deciles de ingreso de la población ocupada, que brindan un panorama certero de cómo se componen los ingresos en la ciudad.

Si se considera que para iniciar un contrato de locación, los inquilinos deben abonar 2 meses de depósito, 2 meses de seguro de caución si es que no tienen garantía propietaria o recibo de sueldo y gastos administrativos, el inicio de un alquiler de un dos ambientes puede saltar de $30.906 a $56.562 según se disponga o no de garantía propietaria.

Los seguros de caución cobran dos meses de alquiler al inquilino y a cambio, firman el contrato como “garantes”. Ante un incumplimiento del inquilino, el locador notifica al seguro de caución y este responde económicamente en pocos días. Pero ello no queda ahí, la empresa reclama al inquilino el pago de la deuda sumando punitorios, gastos administrativos y honorarios del abogado, que incrementan radicalmente el monto adeudado.

“De esta forma, podemos afirmar que casi la mitad de la población asume con un solo ingreso todos los gastos del hogar, mientras que la otra mitad cuenta con por lo menos dos personas que pueden sostenerlo”, precisó el trabajo de la Defensoría.



Source link