La juventud sin miedo despertó a Chile y puede ser un ejemplo a seguir

0
37


Los estudiantes empezaron, el gobierno quiso apagarlo con represión y fue como echar nafta al fuego: Chile despertó y las movilizaciones populares no paran a pesar de la militarización, ni de las migajas que da Piñera. El apoyo crece en la juventud de Argentina, viendo un ejemplo de cómo se enfrentan los ajustes.

Prendemos la tele, y vemos lo noticieros mostrando plazas colmadas en Chile. En una esquina de la pantalla, un reloj en cuenta regresiva hasta que empiece un nuevo toque de queda. Videos se comparten las redes sociales mostrando las movilizaciones masivas que no paran, y se propaga por abajo mensajes de aliento. Las y los pibes en Argentina miran con curiosidad y un apoyo cada vez más grande la rebelión popular en Chile.

Ver esta publicación en Instagram

🔥 #ChileDespertó ante los ojos del mundo y en las calles dice: #NoSon30PesosSon30Años.⠀ La reconocida artista Anita Tijoux apoyó la revuelta popular con una nueva canción, “Cacerolazo”. El movimiento también recibió la solidaridad de Mon Laferte, Manuel García y artistas internacionales como Tom Morello, Residente, entre otros.⠀ Rechazan el estado de emergencia, el toque de queda y la represión del Gobierno de Piñera. ⠀ ⠀ #EstoPasaEnChile #ChileEnResistencia #Chile #ChileEnMarcha #ChileEnCrisis #ChileDespertó #ChileDespierto #ChileDespierta #RenunciaPiñera #EstadoEmergencia #EstadoDeEmergencia #ToqueDeQueda #ToqueDeCacerola #AnitaTijoux #Música #Protesta #ChileProtest

Una publicación compartida de La Izquierda Diario (@izquierdadiario) el 21 Oct, 2019 a las 4:37 PDT

Se pudrió porque hace años que están sufriendo una educación cada vez peor, universidad privatizada y cara, los recortes a la salud, jubilaciones de miseria con abuelos y padres pasando hambre. Una brecha entre los ricos y los pobres cada vez más aguda, “es como una invasión extranjera, alienígena” dijo la esposa del presidente Piñera para mostrar ese desprecio al pueblo trabajador. Pero es una situación de la cual también es responsable el gobierno anterior de Bachellet, es la herencia de la dictadura de Pinochet, que se comprueba en el accionar de los milicos.

La respuesta popular frente al estado de excepción fue multiplicar los cacerolazos, concentraciones y barricadas, ya no sólo en Santiago sino en las principales ciudades del país. Lo que estalló es la bronca de una juventud que no tiene nada que perder, y despertó la movilización popular.

Ver también: Rebelión popular en el Chile heredado de la dictadura

No está solamente en Chile, también está en Ecuador junto a los movimientos indígenas y de trabajadores que enfrentan el ajuste de Lenin Moreno para pagarle al Fondo Monetario Internacional. Vemos que en muchos países salen a las calles, y se ponen en primera fila de desafiar a sus gobiernos, como en Barcelona, también en Líbano y hace unos meses ¡hasta Hong Kong!

También hubo protestas en Puerto Rico y ahora en Honduras. Hay una juventud que se levanta, y en América Latina es para enfrentar al neoliberalismo, al imperialismo, a los planes del Fondo Monetario Internacional que nos hunden en la miseria.

Tira abajo el verso de que los gobiernos de derecha eran fuertes en la región, y deja en evidencia a los se fueron a sus casas sin presentar pelea. Ahora si los gobiernos que aplicaron ajustes están débiles y en crisis, es porque la fuerza para dar vuelta todas esas políticas, la tienen las y los trabajadores y sectores populares. Movilizados, los que ahora dicen “basta”, Nicolás del Caño fue el único que lo dijo a millones durante el debate presidencial.

Ver también: Chile: la rebelión popular que impone agenda en la Argentina

Mientras continúan desafiando la militarización de las ciudades, y preparan una jornada del miércoles con trabajadores y estudiantes realizando paros y nuevas movilizaciones, recordamos cómo Macri puso de ejemplo al gobierno de Piñera. Sus secuaces Patricia Bullrich y Pichetto aprovecharon lo que ocurrió frente al consulado de Chile en Buenos Aires este lunes para reforzar una línea de represión a las movilizaciones.

Nuestro ejemplo es la juventud chilena, porque nos une vivir las mismas políticas, que básicamente atacan nuestras condiciones de vida de las y los trabajadores.

La bronca no nos faltó, se mostró con el robo a los jubilados de la reforma previsional que aprobó el Congreso. Muchos de esos gobernadores cómplices de Macri ahora están en el Frente de Todos, mientras su candidato Alberto Fernández llamó a no salir a las calles.

La juventud chilena nos muestra un camino; las movilizaciones fueron y siguen siendo la única manera de tirar atrás porque aumentan las tarifas, el transporte, los medicamentos, la comida, pero nuestros sueldos y jubilaciones nunca aumentan.

Ahora es momento de darles fuerza, hoy hacer retroceder los ajustes en Chile, porque mañana vamos a ser nosotros: Macri se va pero el FMI se queda.

Mostremos la solidaridad de los estudiantes y trabajadores desde Argentina, haciendo llegar desde el otro lado de la cordillera una misma voz: ¡Viva la rebelión popular chilena!

Te puede interesar: Que la CTA, la CGT y los sindicatos convoquen acciones de solidaridad con el paro general y la lucha del pueblo de Chile

Foto: Telam / AFP



Source link