La Matanza: docentes se solidarizan con los inundados

0
45


Frente a la inacción de Vidal y Magario, los y las docentes de la primaria 179 y 103 de virrey del Pino nos solidarizamos con todos los vecinos víctimas de las inundaciones.

Soy docente en varias escuelas en Virrey del Pino y vivo en esa localidad hace 30 años.

Año a año veo, y vemos con el resto de las y los compañeros, el esfuerzo de las familias de los chicos para llegar a fin de mes. Esfuerzo que también hacemos los docentes, porque año tras año, gobierno tras gobierno se empecinan con nuestros salarios y con la educación pública en general.

Ya vimos cómo la desinversión en infraestructura llevó a la muerte de Sandra y Rubén. Decimos que es evitable y denunciamos y responsabilizamos al gobierno porque fue un crimen social. Y queremos justicia por ellos: luchamos para el aumento del presupuesto educativo.

Por eso rechazamos el presupuesto que están negociando entre todos los partidos peronistas, incluído el kirchnerismo, junto al gobierno para el 2019.

También le exigimos a las cúpulas sindicales un verdadero plan de lucha. Porque no queremos esperar al 2019. El ajuste y el saqueo que viene de la mano del FMI y el pago a la deuda ya empezó. Nosotros que trabajamos en la escuela pública, en esas grandes localidades “olvidadas” y vemos día a día cómo hambrean, precarizan y empobrecen al pueblo trabajador nos llenamos de ira.

A pesar de que nos siguen maltratando este gobierno como los anteriores, hoy, los docentes somos los que ponemos el cuerpo y todo por la comunidad. Como siempre lo hicimos.

Se pasean en lujosos autos, se dan el lujo como el empresario de Macri de buscar a su hija en helicóptero, mientras miles de familias están bajo agua literalmente por una lluvia.

Quieren hacernos creer que es producto de cuestiones “naturales”. ¿Es natural que en el 2018, localidades enteras queden bajo agua, pierdan en cada lluvia las pocas pertenencias que tienen, que consiguen gracias a laburar 12, 15 horas por día?

Encima hay que bancarse que el municipio de La Matanza y la gobernación de la provincia de Buenos Aires se burle de la situación, amenace con no dar recursos y mande a las familias inundadas a centros de evacuados lejisimos de sus casas, cuando el agua llega con suerte a la cintura. No es natural, es producto de una política de Estado que, como ya sabemos, poco le importa la vida de las y los laburantes, y la de nuestros pibes.

Ellos están llenos de guita, “la vienen juntando en pala hace décadas”, pero se dan el lujo de definir pagar miles de millones a una deuda, a costa de nuestras condiciones de vida, nuestras viviendas, nuestra educación y nuestra salud.

Hoy en nuestra escuela, vimos cómo las y los docentes nos hermanamos con las familias de los chicos, nos solidarizamos con la terrible situación que están viviendo y abrimos nuestra escuela para los evacuados, enfrentándonos al municipio que había definido mandarlos a lugares inaccesibles para poder estar bajo techo y ¡sin agua hasta la cintura!

Frente a esta situación fuimos con un grupo de docentes a exigirle también al subdelegado de Virrey del Pino que responde al PJ que envíen de manera urgente gomones para que las familias que han quedado aisladas, puedan salir de las zonas que quedaron literalmente bajo agua.

Fuimos quiénes nos organizamos y juntamos ropa y elementos básicos. Un gran ejemplo de cómo coordinar y solidarizarnos entre laburantes.

Como decía antes, no podemos esperar al año que viene: los sindicatos, el peronismo y los que se jactan de “opositores” nos dicen que el “remedio” es esperar al 2019. ¡Claro! ellos están cómodos, no cuentan las monedas para llegar a fin de mes, no tienen las escuelas caídas a pedazos ni sus techos bajo agua. Porque la crisis, la están queriendo descargar sobre nuestras espaldas.

Los que queremos salir a enfrentar ahora los planes de Macri, el FMI y los gobernadores, decimos que hay 2018, y es de lucha. Como vienen mostrando los heroicos trabajadores del Astillero Río Santiago y del Hospital Posadas. Exigimos de inmediato que no se pague la deuda, que la plata vaya a obra publica, educación, salud y salarios!

La única vía para lograr esto es la coordinación de las luchas en curso y un plan de lucha serio; no como quiere hacernos creer el FUDB de una mesa junto a ¡obispos! Siguiendo la línea de Magario que plantea una mesa de diálogo con la propia Iglesia, y que deja en absoluto abandono a la comunidad vulnerada. Fuerzas y bronca hay.

El sábado 6, realizaremos justamente un acto en Argentinos Juniors, junto trabajadores, estudiantes y mujeres que queremos frenar el plan de saqueo y pobreza al que un puñado de ricos nos quieren llevar. No estamos dispuestos a ver cómo siguen enriqueciendo sus bolsillos a costa de nuestras vidas. ¡El momento es ahora!



Source link