La Plata: decano de Facultad de Derecho propone como jurado a espía de la dictadura

0
30


Quieren nombrar a Néstor Luis Montezanti, miembro civil de inteligencia del batallón 601 y procesado por haber participado de la Triple A, como jurado del concurso de Derecho Administrativo.

En la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), a pocos días de un nuevo 24 de marzo, el decano radical de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Miguel Berri, convocó a Néstor Luis Montezanti a integrar el jurado de evaluación del concurso de Derecho Administrativo.

Montezanti, es un probado ex miembro civil de inteligencia del batallón 601 durante la última dictadura. Fue procesado como participe en la Alianza Anticomunista Argentina (AAA) de López Rega, organización paraestatal de la ultra derecha peronista, responsable de múltiples asesinatos, entre ellos el de Walter “Watu” Cilleruelo en abril de 1975 en los pasillos de la Universidad Nacional del Sur; único asesinato de las fuerzas represivas dentro de una universidad nacional.

Que Montezani sea hoy un jubilado de privilegio y no este condenado por sus crímenes durante la última dictadura, es otro ejemplo de la impunidad de ayer y de hoy. Así como Montezani, muchísimos de estos personajes continuaron libres y manteniendo importantes cargos en dependencias estatales durante los gobiernos radicales y peronistas que continuaron a la dictadura. De cientos de miles de militares implicados, hay poco más de 800 condenados y mucho más de la mitad bajo arresto domiciliario, el dato es escandaloso si tenemos en cuenta que hubo 600 centros clandestinos de detención.

La impunidad es total para el caso de los responsables civiles, ninguno de los empresarios que estuvieron detrás del golpe genocida, que marcaban a los trabajadores para que los milicos “los chupen”, o prestaban las instalaciones de las fábricas para hacer centros clandestinos de detención, están condenados. Y esto es posible por las complicidades de los distintos gobiernos radicales, peronistas y de cambiemos, que mantuvieron cerrados los archivos de la dictadura, lo que impide que se encuentren los nietos que faltan, y haya una justicia completa.

El año pasado fuimos miles de jóvenes los que hicimos asambleas, salimos a la calle y tomamos facultades en defensa de la educación pública, quienes combatimos junto con los docentes, no docentes, los trabajadores de Astillero, entre otros. Las mismas acciones que miles de jóvenes hicieron durante los 70′, que le valieron el asesinato a Walter “Watu” Cilleruelo, por parte de las bandas para estatales de las que formaba parte Montezanti. Por eso es fundamental impedir que estos tipos sean jurados que evalúen a futuros docentes, los partícipes de la dictadura genocida no tienen nada que enseñarnos.

Tenemos organizarnos y echar a todos estos dinosaurios de la universidad cómo en el 2015 hicimos con Piombo.

Porque continuamos la lucha de nuestros compañeros y compañeras detenidos desaparecidos: no nos conformamos con la miseria de lo posible, queremos una sociedad sin explotación ni opresión.

Memoria, verdad y justicia.



Source link