La plata no alcanza: se hundieron las ventas en shoppings un 22,9 % y en los súper 12,6 %

0
68


La recesión y la pérdida de los salarios frente a la inflación continúa impactando en el consumo. Es el décimo mes consecutivo de hundimiento de las ventas en shoppings y supermercados. Aumenta la deuda con tarjetas de crédito.

Se profundiza el hundimiento del consumo. Las ventas en shopping se desplomaron 22,9 % interanual en el cuarto mes del año, mientras que en los supermercados cedieron 12,6 %, según informó este martes el Indec.

Este retroceso responde principalmente con la fuerte erosión de la capacidad de compra de los salarios y de los ingresos populares. La inflación anual en alimentos está alcanzando el 65 % interanual en mayo.

En los últimos 12 meses, entre mayo de 2018 y mayo de 2019, los salarios reales perdieron en promedio un 11,3 %, llegando a una pérdida de 14,3 % en el caso de los asalariados no registrados. Esta pérdida está apuntalada también por el fuerte deterioro de los salarios frente a la inflación en el primer cuatrimestre de 2019, debido al retraso de las paritarias.

Te puede interesar: [Video] Un año de FMI en Argentina: por este camino nos hundimos hasta el Fondo

Frente a este escenario, el gobierno decidió el mismo martes en que se difundió el informe del Indec, ampliar el programa Ahora 12 para consumo en cuotas con tarjeta de crédito a todos los días de la semana (antes regía sólo de jueves a domingo).

Según una Resolución firmada por la Secretaría de Comercio Interior del Ministerio de Producción y Trabajo, se podrá comprar con Ahora 3, 6, 12 y 18 todos los días de la semana para las tarjetas emitidas por los bancos, hasta el 31 de diciembre y se amplía el plan para los rubros de pequeños electrodomésticos y perfumería. El objetivo: llegar a las elecciones posponiendo el impacto de la recesión en los bolsillos populares.

Caídas en súper y shoppings

Si bien considerando los precios corrientes de los productos vendidos hubo un incremento de $ 49.672 millones en las ventas de supermercados durante abril, lo que representa un aumento de 45,6% respecto al mismo mes del año anterior, el aumento de precios del orden del 55,8 % en dicho mes explica la caída de las ventas en términos reales.

De esta manera, las ventas a precios constantes, es decir, quitando el efecto de la inflación en el último año, cayeron un 12,6 % en abril, en línea con la contracción general del sector Comercio.

Por su parte, en centros de compra y shoppings, las ventas a precios corrientes de abril sumaron un total de $ 7.037 millones, lo que representa un aumento de 21,2 % respecto al mismo mes del año anterior.

Sin embargo, quitando el efecto del aumento de precios, las ventas a precios constantes cayeron 22,9 % en los últimos 12 meses, bastante por encima de la contracción general del sector.

Nadin Argañaraz y Bruno Panighel, economistas del IARAF, sostuvieron que “el sector Comercio es el de mayor incidencia en la caída de la actividad económica, reflejando la fuerte contracción del consumo que ocasionó la caída de poder adquisitivo real luego de la crisis de 2018. Como la suba de salarios estuvo por debajo de la inflación en el primer cuatrimestre, la capacidad de compra de la población se vio muy erosionada”.

Crece la deuda de las familias

Otra muestra de la insuficiencia salarial es el aumento de la deuda de las familias con tarjetas de crédito. De acuerdo a un estudio de DAlessio Irol, un 37 % de los argentinos paga sólo el mínimo con la tarjeta de crédito, un recurso común para endeudarse cuando no se alcanza a pagar el monto total de la tarjeta.

Pero este recurso es sumamente asfixiante y puede ser un espiral de deuda. El financiamiento del mínimo ya tiene un costo de 223,5 % anual de tasa efectiva, de acuerdo a un relevamiento del Banco Central (BCRA).

Asimismo, un 77 % de la “clase media” está endeudada. Un 58 % tiene deudas con la tarjeta de crédito. Los encuestados confiesan que toman préstamos, o sea se endeudan más, para poder cancelar la tarjeta.

Un 12 % está endeudado en tarjeta no bancarias, un 31 % en préstamos bancarios, un 8 % le debe a una concesionaria de autos o terminal, un 7 % a cadenas de comercio, un 6% a otras entidades financieras y un 6 % tiene deudas con el supermercado. “Las cuotas de la tarjeta de crédito son el principal “rubro” de sus deudas, de acuerdo a DAlessio Irol.

La mora en las tarjetas se duplicó en el último tiempo y alcanza a 4 % según el BCRA, aunque desde el sector aseguran que todavía no es un nivel estresante.



Source link