La "pobreza cero" cada vez más lejos: hay casi un millón de pobres más en el país

0
51


La pobreza alcanzó al 27,3 % de la población en el primer semetre de 2018. En el segundo de 2017 era de 25,7 %, y un año atrás 28,8%.

La debacle que viene afrontando desde comienzos de año la economía argentina como resultado de la política económica de Macri basada en endeudamiento y entrada de capitales, produjo un nuevo salto en la cantidad de pobres. Entre el segundo semestre de 2017 y el primero de 2018, alrededor de 800 mil personas más se encuentran en situación de pobreza, según informó el jueves el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

La pobreza alcanzó al 27,3 % de la población en el primer semetre de 2018. En el segundo de 2017 era de 25,7 %, y un año atrás 28,8%.

Este aumento de la pobreza estaba descontado por la mayor parte de los analistas. Es un resultado del salto inflacionario, que impactó severamente en los sectores de menores ingresos. A esto se suma el marcado deterioro del empleo como resultado del freno de la actividad económica que se percibe desde marzo. El deterioro del empleo (que según el Indec creció en el segundo trimestre pero en base a la informalidad y el cuentapropismo) y la caída del poder adquisitivo se combinaron para producir este incremento en la cantidad de pobres.

Te puede interesar: Por la debacle económica y el ajuste, la desocupación sube a 9,6 %

De la “pobreza cero” al “déficit cero”

“No es una noticia fácil, quisiéramos que fuese distinta”, manifestó Mauricio Macri minutos después de que el Indec diera a conocer la noticia. El presidente manifestó que la pobreza seguirá aumentando en las próximas mediciones.

En la tónica de “pasaron cosas” y de la apelación a metáforas climáticas para hablar de la crisis, el mandatario esquivó la responsabilidad de la política económica como responsable del salto en el deterioro de las condiciones de vida de importantes sectores de la población. Omitió, además, que las medidas que el gobierno ofrece como solución para las turbulencias financieras, orientadas a bajar el gasto público para asegurar los recursos para cumplir con los acreedores, no hacen más que agravarla.

En su mensaje, Macri afirmó su gobierno arrancó con 32,2% de pobres. Omitió señalar que este es el dato del segundo trimestre 2016, que es el dato más antiguo disponible de la serie que publica el Indec. No es posible compararlo con la situación que había cuando asumió Cambiemos. Pero según estimaciones de la UCA, durante el primer semestre que gobernó Macri la pobreza subió aproximadamente 4 puntos porcentuales (más de un millón de personas).

Una cosa de lo que afirmó el presidente está fuera de duda: el deterioro en los indicadores de pobreza se agravará en el segundo trimestre de este año. Esto lo adelanta la evolución de la Canasta Básica Total (CBT), que define el nivel de pobreza. En agosto del 3,6% respecto al mes anterior y acumuló un alza del 36,9% en los últimos 12 meses, superando de esta forma el registro de aumento de precios en igual período.

No hay duranbarbismo que alcance para tapar la responsabilidad oficial

Después del presidente, los ministros de desarrollo social, Carolina Stanley, y de Producción t Trabajo, Dante Sica, realizaron una conferencia de prensa para acentuar los esfuerzos del gobierno para paliar la situación de los sectores de población de menores ingresos.

Quizás las intenciones habrían resultado un poco más creíbles, si no fuera porque el mismo jueves, el en Boletín Oficial, apareció publicada una resolución que informa la decisión de quitar los descuentos por menor consumo y de realizar recortes en la tarifa social. Según informa dicha normativa, los usuarios alcanzados por el beneficio mantendrán 100% bonificado el precio del gas hasta un bloque máximo de consumo, a partir del cual comenzarán a abonar el total del precio.

Esta medida, adoptada por Nación, podría ir acomapañada de decisiones similares de las administraciones provinciales en lo referente a la tarifa social del servicio eléctrico. Según el acuerdo firmado entre Nación y Provincias semanas atrás, estas últimas serán las encargadas de mantener los subsidios atinentes a la tarifa social, o en su defecto trasladarlos a los usuarios.

Aunque el gobierno busque destacar que en el marco del presupuesto de ajuste hay un refuerzo de los fondos destinados al gasto social, esta declaración no permite tapar un hecho cada vez más evidente: la política económica que condujo a la crisis, y las medidas acordadas entre Macri y el FMI para dar garantías a los acreedores, son una máquina de producir pobres.



Source link