La policía de Bullrich detuvo al denunciante de Smartmatic por los hackeos a la Federal

0
22


Javier Smaldone es un experto en informática que venía alertando sobre la vulnerabilidad cibernética del Estado. Horas después de su arresto, fue liberado. “Están deteniendo al mensajero”, habían denunciado en Twitter

Patricia Bullrich volvió a ser noticia este martes por el caso de “GorraLeaks2.0”. La causa tiene que ver con un hackeo enorme que sufrieron las fuerzas de seguridad el 12 de agosto, al día siguiente de las PASO, mientras el gobierno de Cambiemos se desmoronaba en un movimiento inversamente proporcional al del precio del dólar, que no paraba de subir.

Te puede interesar: Bullrich hackeada: tras el golpe electoral, filtran 700 gigas de data sensible de la Federal

Esta vez, la novedad tuvo que ver con la detención de seis sospechosos por la filtración de 700 gigabytes de información sobre los miembros de la policía federal, audios de escuchas telefónicas y datos sensibles de investigaciones policiales.

Pero, en particular, la detención que causó muchísimo revuelo fue la de Javier Smaldone, un experto en informática que hace años viene alertando junto a otros especialistas sobre la vulnerabilidad cibernética de la mayoría de las dependencias del Estado, especialmente de los ministerios de seguridad y de defensa.

El arresto de Smaldone se convirtió en un escándalo en las redes sociales, por varios motivos. Se trata de una persona que viene cuestionando políticas del gobierno nacional alrededor de las elecciones. Fue de los más claros al denunciar la ineficacia y peligrosidad del uso del voto electrónico, explicando que se podría alterar los datos de la elección con una app descargada desde cualquier smartphone que se encuentre en el mercado.

Este año, fue de los primeros en señalar que el sistema Smartmatic, contratado por el Gobierno para la transmisión de datos en las PASO, era problemático y vulnerable. El escándalo de las primeras horas después de cerradas las urnas le dio la razón.

A la luz de todos estos hechos, lo que pasó este martes fue, por lo menos, polémico y dudoso. Ni que hablar de la forma en que se llevó a cabo la detención: en Twitter denunciaron que ni los policías de la federal que lo llevaron sabían bien de qué se lo acusaba. Lo que se sospecha es que tiene que ver con que Smaldone compartió los twitts de la cuenta “GorraLeaks2.0”, información que ya estaba publicada en la web. “allanan y detienen al mensajero”, denunció Beatriz Busaniche, otra experta en el tema que además es colega de Smaldone.

Además, su hija denunciaba desde temprano que no sabían absolutamente sobre su paradero. Varias horas después confirmaron que lo habían llevado a Comodoro Py, y por la tarde fue liberado.

Como planteó en este diario Daniel Satur, “Hackear a las fuerzas de seguridad federales es por demás arriesgado, si es que se trata de individuos especializados en la temática pero sin poder de resguardo. Aunque no hay que descartar que ese “riesgo” aminore si quienes están detrás del hackeo son parte de alguna de las parasitarias (y siempre dispuestas a cometer todo tipo de crímenes) dependencias de inteligencia que pueblan el Estado”.

Por supuesto, los señalados por el Estado son los que corresponden al primer grupo. ¿Alguien se imagina a Patricia Bullrich mandando al frente a los capos de la AFI?



Source link