La Universidad Nacional de Luján se sumó a la lucha

0
159



El plan de ajuste del gobierno de Mauricio Macri no da tregua a la educación, ni a la salud, ni a la cultura, en estos días se tomaron universidades a lo largo y a lo ancho del país. Para ser precisos, 22 universidades nacionales fueron tomadas y son 57 las que están en lucha.

Son demasiadas las casas de altos estudios que gritan fuerte su lucha contra el peor socio del capitalismo, el neoliberalismo. Los estudiantes y docentes de la Universidad Nacional de Lujan adhirieron a la toma del establecimiento.

Como informaron en un comunicado de prensa desde la UNLu, “el día martes 4 en la sede central de la UNLu, desarrollamos una asamblea de estudiantes donde estuvimos presentes el Centro de estudiantes de Ciencias de la educación, Trabajo Social, Historia, Agronomía, Biología, el Frente Universitario de Luján en Subversión, Agrupación Política Nueva Opción, Movimiento Independiente de Agronomía, Frente Juvenil Hagamos lo Imposible, Corriente Universitaria Nacional Julio Antonio Mella, Estudiantes en Movimiento, Partido Obrero y estudiantes independientes de Educación, Trabajo Social, Historia, Ingeniería en Alimentos y Enfermería”.

Y continúa diciendo que en la asamblea “se llevó a cabo un análisis y debate coyuntural del conflicto universitario a nivel nacional, haciendo hincapié en cómo afecta dicha situación a la UNLu. En este marco es que, desde distintos espacios estudiantiles y el gremio docente ADUNLu, promovimos hace dos semanas una gran marcha educativa en Luján de cara a la gigantesca movilización federal educativa, dónde cientos de miles de estudiantes, docentes y trabajadorxs en general copamos las calles y las plazas bajo una tremenda lluvia.

Entendemos que el movimiento estudiantil está teniendo un gran protagonismo a través de vigilias, tomas, clases públicas y distintas formas de lucha en defensa de la universidad y la educación pública; y en un contexto donde hasta hoy día se sostienen y se multiplican las tomas en las diferentes unidades académicas del país, como estudiantes de la UNLu definimos en asamblea pasar a tomar medidas de acción directa avanzando en la toma en la sede Central de la Universidad, puntualmente todo el pabellón de las aulas 100, 500, Hall Central ,rectorado y Consejo Superior, que durará 48 hs, concluyendo con un corte de ruta el día viernes.

Somos conscientes que esta lucha se inscribe en la defensa de la educación pública, gratuita, laica, popular, irrestricta, crítica, con perspectiva de género y de clase al servicio de la clase trabajadora y sectores populares; la cual se halla en una profundización del vaciamiento sistemático y un recorte en el presupuesto universitario. Este ajuste responde a una serie de políticas implementadas por el gobierno nacional, provincial y municipal acorde a los lineamientos económicos exigidos por el Fondo Monetario Internacional y el poder financiero. En un contexto de tarifazos, despidos masivos, represión, paritarias a la baja, pérdida de poder adquisitivo de los salarios, se suma a toda la comunidad universitaria de la Universidad Nacional de Luján un ajuste por parte del rectorado de Lapolla-Gei y sus cómplices dentro del Consejo Superior, quienes privatizaron el comedor universitario desoyendo el reclamo histórico del movimiento estudiantil como así también mantienen el centro de copiado en manos de empresas privadas, sumado a un recorte sistemático de becas estudiantiles, materializando la expulsión de aquellxs estudiantes que no pueden sostener su permanencia y egreso dentro de la universidad.

Esta asamblea también se pronunció en contra de la implementación de la denominada “autoevaluación”, que la gestión Lapolla – Gei lleva adelante acorde a los lineamientos de la Ley de Educación Superior y la CONEAU. En este sentido en el año 2017 se sucedió en la universidad la entrada al llamado Sistema de Reconocimiento académico, que busca equiparar las universidades públicas con las privadas y los terciarios, rompiendo con la autonomía universitaria conquistada hace 100 años por la Reforma Universitaria de 1918.

Desde esta asamblea convocamos al conjunto de les estudiantes, docentes de todos los niveles y trabajadorxs en general a construir conjuntamente medidas de lucha, a fortalecer la la toma, a acercar iniciativas y propuestas a las ya establecidas desde este espacio como clases públicas, charlas debate, volanteadas, intervenciones culturales, radio abierta, proyecciones, entre otras.

Hagamos crecer la rebelión educativa confluyendo distintos sectores en planes de lucha conjunta que nos permitan luchar hasta ganar.

Llamamos al conjunto de las fuerzas estudiantiles de la UNLu a coordinar acciones entre las distintas sedes de nuestra universidad.

¡Salario digno para nuestrxs docentes!

Derogación de la Ley de Educación Superior

Aumento presupuestario para las Universidades Nacionales

Fuera las empresas privadas de la UNLu. Inmediata puesta en marcha del comedor universitario

Abajo el acuerdo con el FMI

LA UNIVERSIDAD PÚBLICA NO SE VENDE SE DEFIENDE

Durante el ultimo día de la toma, en las puertas de la universidad se hizo presente gendarmería nacional, y en un nuevo comunicado los estudiantes y docentes expresaron su repudio:

“Desde esta asamblea repudiamos la presencia de Gendarmería en la puerta de la UNLu como forma de intentar amedrentar a lxs docentes y estudiantes que están pacíficamente ocupando el espacio público de la UNLu a pesar del cierre dictado desde la gestión.

Estas acciones, como todas las maniobras realizadas el día de ayer por la gestión de la UNLu tienen por objetivo central criminalizar las medidas llevadas adelante, deslegitimarlas e intentar construir una imagen pública negativa de quienes fuimos parte de la organización de la marcha educativa local del día 22 de agosto y hemos promovido también una masiva participación el día 30 de agosto a Plaza de Mayo en defensa de la universidad y la educación pública.

Denunciamos también la intimidación policial sufrida por compañerxs que fueron, literalmente, seguidos a paso de hombre cuando se retiraban de las instalaciones de la UNLu por un móvil policial.

Denunciamos también los actos de amedrentamiento por parte de Amalia Testa (Decana del departamento de Cs. Sociales) a un estudiante y docente de la UNLu en el marco de la toma. La decana quien vía telefónica describía los rasgos físicos de un compañero mientras estaba a unos dos metros de distancia en un acto meramente intimidatorio.

No nos dejamos amedrentar. Aquí seguiremos defendiendo la universidad y la educación pública.

A las autoridades y a representantes institucionales les decimos:

  • Reivindicamos la lucha estudiantil y todos sus métodos de lucha. A 100 años de la reforma universitaria les recordamos que gracias a las medidas radicales generalizadas de estudiantes hoy tienen la posibilidad de ser electos y ser parte de órganos de co-gobierno.

    Hoy tenemos universidad pública, gratuita y laica, gracias a la lucha estudiantil.

  • Repudiamos las maniobras que buscan dividir al movimiento estudiantil y que socavan la efectiva lucha por la universidad y la educación pública.
  • Estamos en el marco de un plan de lucha nacional que incluye a más de 22 unidades académicas tomadas y a 57 universidades nacionales en lucha.
  • Somos la resistencia, ustedes los cómplices del ajuste.

    ¡Arriba la lucha en defensa de la educación pública!”.

    La toma finalizo con el corte de la ruta y la visualización del conflicto educativo ante la sociedad, damos mención también el despliegue policial que se hizo presente. Cabe destacar que los estudiantes votaron limpiar las dependencias tomadas pacíficamente, para dejarlas tal cual las encontraron.

    Quisiera recordar una frase del querido Eduardo Galeano “La educación, la salud no deben ser privilegio de quienes pueden pagar por ellas”.



  • Source link