La venta de inmuebles en Capital Federal cayó un 12,2 % en 2018

0
132


Según el Colegio de Escribanos porteño si se consideran las ventas realizadas con préstamos hipotecarios la caída fue del 20,8 %.

Según el Colegio de Escribanos porteño la venta de inmuebles en el año 2018 cayó un 12,2% en términos interanuales, se concretaron 55.892 escrituras frente a las 63.680 de los 12 meses de 2017. Si se consideran las ventas realizadas con préstamos hipotecarios la caída fue ampliamente mayor, del 20,8% pasando de 13.054 escrituras frente a las 16.487 de 2017.

Los créditos UVA que se habían constituido como un “caballito de batalla” de Cambiemos cayeron fuertemente tras el encarecimiento producto del salto en el tiempo de cambio. Según el Colegio durante el primer cuatrimestre del año pasado se había registrado una suba del 37% respecto al mismo período 2017. Pero a partir de octubre, el consolidado comenzó a dar negativo. Se detalla que mientras los primeros 5 meses del año fueron positivos, los últimos 7 resultaron negativos frente a los del mismo período del año pasado.

En diciembre del 2018 la cantidad total de las escrituras de compraventa de inmuebles registró una importante caída del 41,1% respecto del nivel de un año antes, al sumar 4.656 registros. A su vez, el monto total de las transacciones realizadas del mismo mes bajó 7%. En diciembre, las escrituras realizadas con hipoteca bancaria totalizaron 336 casos, 85,8% menos que las registradas un año antes. En términos generales representaron el 7,2% del total, frente a 29,9% de un año antes. Junto con esto se registró un incremento en el costo de las expensas de la Ciudad de Buenos Aires del 42,9% promedio el año pasado, junto con un aumento de los vecinos que no pueden abonarlo. Según datos de la Asociación Civil Administradores Independientes de Propiedad Horizontal, “se estima que un 30% de los consorcistas porteños son deudores”.

Ante la caída en la adquisición de créditos para vivienda el Gobierno anunció en octubre pasado modificaciones para intentar “dinamizar el sector”. Sin embargo, lo único que hizo fue profundizar el sendero de endeudamiento de las familias. Para poder dar una solución real al déficit habitacional se debe establecer un crédito subsidiado a tasa cero para la construcción y adquisición de viviendas familiares y de ocupación permanente. Para poder llevar adelante esto y terminar con la especulación de los bancos y sus ganancias siderales es necesario que exista una banca estatal y única que sea administrada por sus propios trabajadores y por comités de usuarios. Los créditos tienen que servir para solucionar los problemas reales de la población y no engrosar las ganancias de grupos económicos.

Te puede interesar: Modificaciones en los créditos UVA: se profundiza el saqueo a las familias endeudadas



Source link