Lágrimas de cocodrila: Vidal se “conmueve” con Thelma, pero garantiza la violencia machista

0
187


Luego de la denuncia de Thelma y Actrices Argentinas contra Juan Darthés, la Gobernadora escribió en Twitter palabras llenas de hipocresía y doble discurso.

“Escuchar el relato de Thelma me genera dolor y conmueve. Estos casos contribuyen a visibilizar la realidad de muchas mujeres y a que más se animen a denunciar todas las formas de violencia de género”.

“Todos tenemos que hacer nuestro aporte para terminar con la violencia de género, desde el Estado, la justicia, la educación y la sociedad debemos ayudar y trabajar para poner fin a la realidad tan dolorosa que viven miles de mujeres”.

Esto escribía la gobernadora Vidal el miércoles. A tono con el presidente Mauricio Macri, quien ordenó retirar un spot de Darthés realizado por el Instituto Nacional de las Mujeres, luego de la denuncia de Thelma (cuando el actor tenía ya otras denuncias), Vidal hace gala de la hipocresía oficial.

Despidos y doble discurso

La mujer que escribió esas palabras “tan sentidas”, en mayo de este año despidió a trabajadoras de la Línea 144. ¡La misma línea telefónica que recibe las denuncias por violencia de género!

Desde el año 2016, la gestión de la gobernadora Vidal, junto con el secretario de Derechos Humanos Santiago Cantón, iniciaron un proceso de precarización laboral dentro de la línea, a través de dos modalidades: por un lado, la Secretaría tercerizó la atención telefónica a través de Provincia Net, una empresa del Banco Provincia que se hace cargo de brindar los insumos para la puesta en marcha de la línea, al tiempo que contrata a quienes la atienden.

Por otro lado, incorporó compañeras en el equipo de seguimiento y en la coordinación de las guardias a través de contratos autónomos atados a la ley de emergencia. Las mismas trabajadoras denuncian la precariedad laboral que sufren a diario.

Desde que asumió su gestión “Mariú” decidió desarticular y quitarle presupuesto a varios programas relacionados con la temática de género. Además de los despidos en la Línea 144, desvinculó a la responsable del Programa de Salud Sexual y Reproductiva de la Región V. Una zona que trabaja sobre una población de 845 mil mujeres en edad fértil.

Mientras llena su Twitter de palabras mentirosas, sigue dejando a miles de mujeres de toda la provincia de Buenos Aires por debajo de la línea de pobreza e indigencia; destina migajas a la salud y la educación públicas y es cómplice de los despidos de trabajadoras mujeres, como es el caso de Siam de Avellaneda. Las trabajadoras de esta fábrica de heladeras vienen denunciando que fueron despedidas de un día para el otro y sus familias quedaron en la calle. Denuncian también que la mayor parte de la empresa le pertenece a Rubén Cherñajovsky, una de las personas más ricas del país. Este multimillonario no cumple con las leyes provinciales por las que obtuvo la expropiación de la planta Siam, con las que se benefició y beneficia con importante subsidios.

En el caso de Siam (como en muchos otros) Vidal no solo hace la vista gorda al reclamo obrero sino que envió a un centenar de policías bonaerenses pertrechados con gas, palos y balas de goma a reprimir a esas mujeres (muchas sostén de familia) ante la el acampe que junto a sus compañeros despedidos realizaban en las puertas de la planta.

También hay que recordar que la Gobernadora no emitió palabra pública cuando el Tribunal Oral Criminal N° 1 de Mar del Plata, integrado por los jueces Aldo Carnevale, Pablo Viñas y Juan Facundo Gómez Urso, absolvió a los acusados por el femicidio de Lucía Perez, Matías Farías, Alejandro Maciel y Juan Pablo Offidani.

No hubo de parte de la Gobernadora ni “dolor” ni “conmoción” para el caso de esta joven pobre de Mar del Plata, a cuya madre atendió demagógicamente en 2016 pero ante el reciente avasallamiento judicial ni siquiera se dignó a repudiar al Tribunal machista y misógino y actuar institucionalmente en consecuencia. Lo mínimo que podría hacer.

Aunque sobren palabras en sus redes sociales, en sus discursos de ocasión ya tenemos bien claro que ni a Macri, ni a Vidal, ni a aquellos legisladores peronistas, radicales, kirchneristas, y cambiemitas les importan los derechos de las mujeres. Ya vimos cómo sin sonrojarse los dinosaurios del Senado, se solidarizaron con Thelma, pero son los mismos que le negaron el derecho al aborto a millones de mujeres, y le dieron la espalda a movilizaciones masivas en todo el país.

Sigamos siendo miles en las calles y transformemos la bronca en organización para conquistar nuestros derechos. Porque Vidal y el resto de las gobernantes saben que el género puede emparentarnos, pero claramente la clase nos divide.



Source link