Legislatura Neuquén: denuncian vaciamiento en programas de atención a mujeres víctimas de violencia

0
30


Comenzó el debate en la Legislatura de Neuquén de los proyectos presentados por diferentes bloques sobre la emergencia contra la violencia hacia las mujeres. Trabajadoras de Salud y Desarrollo social dejaron a la luz el vaciamiento de los dispositivos de atención a las mujeres.

Trabajadoras de salud y del Servicio de Prevención de las Violencias del Ministerio de Desarrollo Social, referentes de agrupaciones de mujeres Pan y Rosas, Isadora y Empoderadas, fundamentaron ante los diputados y diputadas de la comisión de Desarrollo Humano y Social, la necesidad de tratar en forma conjunta los diferentes proyectos presentados por distintos bloques, para dar respuesta urgente a la situación de emergencia que viven las mujeres víctimas de violencia machista en la provincia.

Julieta Katcoff, trabajadora del servicio de Maltrato y abuso sexual infantil del Hospital Castro Rendón y María del Carmen Leonetti y Marina Magadán, del Servicio de Prevención de las Violencias, expusieron como trabajadoras y autoras del Plan de Emergencia contra la violencia hacia las mujeres presentado en el año 2016 junto a la banca de Raúl Godoy, y dejaron a la luz la grave situación de los servicios que deberían dar una respuesta a las mujeres víctimas de violencia.

La emergencia contra la violencia hacia las mujeres es una realidad y choca con la falta de presupuesto que el gobierno, de la provincia de Vaca Muerta, destina a dar una respuesta integral a tanto sufrimiento.



En el año 2018, Neuquén quedó segunda en el ranking de femicidios por habitante con seis femicidios. En lo que va del 2019 hubo 2 femicidios en Neuquén y 233 en el país. Según cifras del Observatorio de la Violencia contra las mujeres durante el 2018 se recibieron un promedio de 27 denuncias por día.

Frente a esta realidad, el Servicio de Prevención de las Violencias dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, funciona como único dispositivo especializado para la atención de las mujeres que sufren violencia desde hace más de 30 años.

El dispositivo realiza intervenciones de acompañamiento, contención y asesoramiento a mujeres que llegan derivadas desde las líneas 148 y 144, desde el sistema educativo, hospitales, el Poder Judicial, comisarías y asiste también a aquellas mujeres se acercan al servicio de manera espontánea.

María del Carmen Leonetti, trabajadora del servicio, informó que actualmente el equipo está compuesto por tres trabajadoras sociales, tres psicólogas, tres operadoras y dos administrativas, que se encargan de la contención inicial y acompañamiento a las mujeres que son víctimas de alguna forma de violencia. Durante este año asistieron a 186 mujeres y destacó: “Nosotras intervenimos durante el proceso denominado crítico e intentamos acompañar y asesorar a la víctima para suprimir instancias administrativas que requieran contar continuamente la situación traumática vivida”.

Leonetti denunció que los montos de los aportes económicos que actualmente perciben las mujeres por parte del Ministerio de Desarrollo Social oscila entre los seis mil y ocho mil pesos y debe contemplar un alquiler, en el caso de ser necesario, más la mantención familiar. Es decir, un aporte irrisorio para el costo de vida que existe en la provincia.

Las trabajadoras del Servicio de Prevención de las violencias señalaron la importancia de fortalecer el dispositivo y garantizar un régimen de asistencia económica.

Por su parte, Julieta Katcoff, trabajadora del Hospital Castro Rendón e integrante de la agrupación Pan y Rosas afirmó que “pese a que las leyes provinciales de protección ante las violencia contra las mujeres y niños, expresa que es el ámbito del Ministerio de Salud el que tiene que asegurar los tratamientos, actualmente sistema de Salud público neuquino no garantiza ni el abordaje ni el tratamiento en materia de asistencia psicológica a mujeres que asisten a sus centros por situaciones de violencia de género”.

Advirtió que Salud Pública no cuenta con equipos especializados en la materia y que el Hospital Castro Rendón no ofrece el servicio, aun siendo el de mayor complejidad de la provincia.

Katcoff, destacó que en la actualidad la atención se sostiene gracias a la buena voluntad y compromiso de las y los trabajadores de salud pero que resulta necesaria la creación de equipos interdisciplinarios especializados para la atención de las mujeres y niños víctimas en el ámbito de salud. Afirmó que actualmente, las admisiones psicosociales se encuentran cerradas en el Hospital Heller por falta de personal y que funcionan sólo 3 grupos en la capital neuquina, en los barrios San Lorenzo Norte, Confluencia y Almafuerte.

Las trabajadoras de Salud y Desarrollo Social enfatizaron en la necesidad de que la Legislatura de Neuquén vote un proyecto de ley que destine las partidas presupuestarias necesarias para un plan de emergencia contra la violencia hacia las mujeres y defendieron el proyecto presentado junto a la banca de Raúl Godoy que contempla una asignación presupuestaria específica para: a) un régimen de subsidios a las mujeres víctimas de violencia que sea igual al costo de la canasta familiar; b) la creación inmediata de refugios transitorios y un plan de vivienda a corto plazo para las mujeres víctimas de violencia que así lo requieran, basada en la creación de impuestos progresivos a las grandes fortunas y corporaciones inmobiliarias; c) un régimen de licencias laborales para aquellas mujeres víctimas de violencia que tienen empleo; d) un régimen de licencias y pases educativos para las adolescentes y mujeres víctimas de violencia que estén en el sistema educativo; e) la creación y coordinación de equipos interdisciplinarios para la prevención, atención y asistencia a las mujeres y su entorno familiar.

Para finalizar, Julieta Katcoff señaló: “Al calor de los reclamos que las mujeres hicimos evidentes con nuestras movilizaciones en las calles, denunciando la responsabilidad del Estado, sus gobiernos e instituciones, vimos a gran cantidad de funcionarios provinciales y a todos los bloques parlamentarios, pronunciarse sobre la violencia hacia las mujeres, promoviendo desde campañas publicitarias, charlas de formación y fotografías con el cartel de Ni Una Menos” y agregó: “La realidad es que los mismos que se manifestaron son los que han cajoneado este proyecto de ley cuya propuesta de financiación no es imposible en la provincia de Vaca Muerta en la que las petroleras se llevan millones por día; evidentemente ninguno de los partidos del régimen tienen en sus planes cuestionar estas ganancias, con lo cual sin presupuesto para la atención de las mujeres no hay Ni Una Menos”.

El lunes desde las 10 en la Legislatura de Neuquén, asesores, trabajadoras, referentes de las agrupaciones y diputados y diputadas avanzarán en la elaboración de un despacho unificado. Exigirán que sea tratado y aprobado en la primera sesión de noviembre.



Source link