Ley de Ordenamiento Territorial: a medida del negocio inmobiliario en Jujuy

0
32


La Ley se aprobó en la última sesión ordinaria de la Legislatura que contó con el apoyo del oficialismo Cambia Jujuy y el bloque del PJ. Estuvieron presentes integrantes de la cámara empresarial inmobiliaria y martilleros de Jujuy que con aplausos y abrazos festejaron una ley hecha a medida del negocio capitalista de la tierra.

La ley prevé más recursos, reglamentación y procedimientos respecto al fraccionamiento y posterior loteo y venta de la tierra para la construcción de viviendas y edificación, como también mecanismos que agilicen la construcción y provisión de servicios a barrios privados y countries. Todo lo necesario para quienes hacen de la necesidad un negocio en la provincia o quienes especulan con los altos valores de la tierra para negocios y emprendimientos turísticos en la Quebrada de Humahuaca o en zonas de valles como la de los Perilagos.

Los diputados de los bloques mayoritarios (Cambia Jujuy y PJ) resaltaron que fue una ley muy esperada, incluso iniciada por el peronismo años atrás, ya que la ley vigente del año 1.972 no estaba a la altura de las necesidades actuales para la inversión empresarial, para el mercado de tierras actual, los barrios privados y countries.

El negocio capitalista de la tierra y la vivienda

Vimos cómo en estos últimas décadas y años familias terratenientes de la provincia y empresarios lotean sus latifundios (obtenidos por regalo del estado y/o apropiación a los pueblos originarios) para la venta y/o construcción de viviendas como parte del negocio inmobiliario en la provincia. Roca, Agostini, Suárez Fascio, Barcena, son algunas familias tradicionales de la provincia que hicieron de la propiedad de sus tierras negocios inmobiliarios en zonas urbanas y periurbanas.

El precio de la tierra se ha valuado de forma considerable como sucede con los lotes en Juan Galán, La Almona, Monterrico, Los Alisos, El Ceibal, donde existen barrios privados y countries, o también otras como Villanueva e hijos, que erigieron varias torres modernas, complejos habitacionales en la ciudad capital y que llevan adelante varias obras del gobierno de la provincia de Jujuy. Caballero, Marcalain, Bienes SRL del grupo Bellomo, Noroeste Negocios Inmobiliarios, etc, son algunos de los grupos empresariales vinculados también a este negocio y especulación inmobiliaria en la provincia.

Tierra para el negocio inmobiliario vs derechos de los pueblos indígenas y sectores campesinos

En la Quebrada de Humahuaca el fraccionamiento y venta de la tierra ha aumentado considerablemente desde que se declaró Patrimonio de la Humanidad, como también el negocio inmobiliario de la tierra en territorio indígena para los emprendimientos turísticos encareciendo enormemente el precio del metro cuadrado y la hectárea.

Esta situación afecta a las muchas familias, integrantes de comunidades originarias, que arriendan la tierra que reclaman como derecho, para producir alimentos, siendo cada vez más cuesta arriba por la carestía de la misma o los actuales conflictos entre los pueblos originarios y terratenientes que pretenden apropiarse de terrenos correspondientes a comunidades indígenas como Cueva del Inca, y que tienen el aval de la justicia y del gobierno que no duda en reprimir si es necesario. Las casas donde viven esas familias no cuentan servicios esenciales para sus viviendas, como agua potable y luz eléctrica.

Te puede interesar: Represión a los pueblos originarios de Tilcara a pedido de los terratenientes

En la zona de los Perilagos, en el Departamento de El Carmen, el gobierno desafectó las áreas de una reserva, para precisamente el avance y fraccionamiento de la tierra, para llevar adelante un proyecto para realizar una villa turística sustentable para unos pocos. Mientras tanto las familias campesinas del lugar están siendo expulsadas de las tierras que ocupan por varias generaciones a las que el gobierno anterior y actual les ha negado hasta el derecho de contar con agua potable.

Te puede interesar: El negocio inmobiliario en el Area de los Diques

Sin techo para muchos

El desarrollo de barrios privados, edificaciones, countries, y barrios, no tienen como objetivo dar solución a la gran demanda habitacional que hay en la provincia por parte de los sectores populares y clases medias, más bien se especula con el valor de la tierra y el negocio inmobiliario en la provincia.

La necesidad de un techo de miles de familias empobrecidas se expresó en el año 2.011 con la toma de 15 ha en las tierras de Blaquier en Ledesma que concentra más de 155.000 ha, y cuya policía provincial del gobernador Walter Barrionuevo del PJ, no le tembló la mano para reprimir ferozmente, asesinar a 3 jóvenes y desalojar a miles de familias asentadas en distintos lugares de la provincia con la promesa de “Un Lote Para Todos”.

Pasaron los años y faltaron muchos lotes y viviendas para que las familias sin techo que viven en condiciones de extrema pobreza puedan tener sus vivienda. Sin embargo lo que sobró fue la especulación inmobiliaria a partir de una necesidad acuciante, como la denuncia al hermano del gobernador Gerardo Morales, Freddy Morales, actual secretario de gobernación que junto con once legisladores del radicalismo (García Goyena, Giubergia, entre otros), del partido justicialista (Lozano, Almirón y De la Zerda) y Jorge del MPJ, compraron 150 ha en el Barrio Alto Comedero al Banco de Jujuy por 720 mil pesos y posteriormente se la vendieron al estado provincial para el Programa “Un Lote Para Todos” por 30 millones de pesos.



Por el derecho universal a la vivienda

Mientras la demanda habitacional ronda las 40.000 viviendas (según afirmó el oficialismo en el año 2017: viviendas solicitadas en el Instituto de Vivienda y con el Plan Hábitat), el gobierno provincial construyó hasta el momento un poco más de 4.000 viviendas. Lo que muestra que ni bajo el gobierno kirchnerista/FPV ni bajo el gobierno de Cambia Jujuy se ha resuelto un problema tan elemental como la vivienda. Según datos oficiales del Relevamiento de Barrios Populares da cuenta de 91 barrios/asentamientos en Jujuy que no cuentan con dos servicios esenciales básicos como agua, luz y/o gas natural (año 2.017) ni título de propiedad de la tierra.

Las familias viven en condiciones muy precarias sin servicios esenciales, crecen los asentamientos y los alquileres que pagan una gran cantidad de familias y/o trabajadores y trabajadoras afectan una gran parte de los bajos salarios, lo que lleva también a abandonar esos alquileres y volver a las casas de padres y madres. Esta situación demuestra que si la oferta de tierra y hábitat crece como mencionan desde la misma Cámara inmobiliaria de Jujuy, para nada se traduce en que mejoren las posibilidades para las mayorías a acceder a un techo propio sino más bien la gentrificación de la población.

Una solución de fondo tiene que llevarse adelante con una reforma urbana integral que comience con un plan de obras públicas, infraestructura y viviendas para las familias que se encuentren en emergencia habitacional y permitan el acceso a la vivienda a quienes hoy no tienen que alquilar sin someterse a la especulación inmobiliaria, expropiando a terratenientes y/o destinando terrenos necesarios desde el estado para llevar adelante el mismo.. La misma permitirá la creación de nuevos puestos de trabajo genuino y puede ser solventado por impuestos progresivos a las grandes fortunas en Jujuy, como las multinacionales mineras, las tabacaleras, o las del azúcar y gestionado por los propios trabajadores y organizaciones barriales garantizando el derecho universal a la vivienda en Jujuy.

Llevar adelante esta tarea implica construir una organización política que permita unir a la clase trabajadora, ocupada y desocupada, junto a las clases medias empobrecidas. Se trata de poner en movimiento a la única fuerza social que puede cambiar de raíz este sistema capitalista y comenzar así a construir colectivamente una solución a los principales problemas de las mayorías trabajadoras.



Source link