Lo persiguen por querer poner en pie el centro de estudiantes en su colegio

0
38


Exequiel Tolava es integrante de la Coordinadora de Estudiantes Secundarixs y alumno de la Escuela de Comercio N° 5076 Dr Arturo Illia. Las mismas autoridades lo habían amenazado en agosto por usar pañuelo verde.

Difundimos su denuncia.

“Soy alumno del colegio Arturo Illia N°5076, voy a contar todo lo que viene pasando a lo largo de estos meses en el colegio y cómo todo esto es respaldado por el director Luis Marcelo Romano.

Semanas antes de que empiecen las vacaciones de invierno, se me ocurrió juntar contactos de los delegados de diferentes cursos de mi turno (mañana) para organizarnos y así presentar un proyecto para realizar el centro de estudiantes. Esa misma mañana pasando por los cursos, pidiendo los contactos, fui citado a vice dirección, en la reunión el vicedirector Gabriel Tejerina Navarro me dice que no puedo juntarme con los delegados fuera del colegio (básicamente me prohibió juntarme con ellos) y que el centro de estudiantes ya se estaba conformando con los alumnos del turno tarde.

Unas semanas después vienen los delegados del turno tarde a la mañana a hablar con nosotros (cabe recalcar que era reunión sólo de delegados de cuarto año) y nos comentan el tema del centro, nos dicen que en el estatuto va a estar aclarado de que no se van a tratar temas religiosos y POLÍTICOS, lo cual a mi obviamente me hace demasiado ruido y reclamo por ello. Una vez terminada la reunión voy a dirección a ver cómo puedo aportar a la creación del estatuto, porque claramente tengo derecho a hacerlo, el director me dice que próximamente podría participar. A todo esto y con el pasar de los días ya empiezan las vacaciones de invierno y una vez que regresamos al colegio constantemente voy a dirección por el mismo tema, ver qué pasó con el estatuto, ver si me dejan participar en la creación del mismo, las respuestas siempre son las mismas, “el estatuto lo están haciendo, ya va a estar” negándome la participación siempre.

Pasan los meses y constantemente voy a dirección para ver si puedo informar a los chicos del colegio en general, sobre qué es un centro de estudiantes, cómo los beneficia y que principalmente se interesen en la organización estudiantil. Todos mis pedidos son negados por el director, hasta ese momento nadie en el colegio estaba enterado siquiera sobre lo que es un centro.

Cabe recalcar que mi participación en aportar en el estatuto sigue siendo negada.Empiezo a juntar gente para, por lo menos conformar una lista, y quedamos en hacer una reunión, hicimos un flyer, y difundimos, esta información llega al director y empieza a decir a todos que no vayan, que no tenemos autorización del colegio. ¿De qué autorización me hablás? ¿Desde cuándo tengo que pedir autorización para juntarme con chicos fuera del horario escolar y de la institución?

La reunión se lleva a cabo y quedamos en que NO íbamos a conformar la lista porque no teníamos el estatuto y el mismo (nos enteramos nuevamente) aclara que si hacemos alguna manifestación como pegar carteles, hacer una sentada, etc nos ponen amonestaciones. ¿Cómo puede ser que un estatuto que nos “representa” nos reprima a la vez? ¿Cómo puede ser que lo que nos tiene que avalar nos limita a tomar decisiones democráticamente? Todo esto no me sorprende, el estatuto se hizo con las personas que el director quería que participaran y que responden a él.

Con los chicos con los que íbamos a conformar la lista nos empezamos a organizar para escribir una carta exigiendo que se modifique el estatuto, cosa que nos niegan rotundamente las mismas personas que lo hicieron. Nos enteramos que el día sábado (10 de noviembre, NdR) se va a hacer una reunión de delegados de la tarde y la mañana en el colegio (esto pasó hoy jueves 8) para ver lo del centro, y aclarando siempre a todos que no se va a cambiar el estatuto.

Yo soy delegado de mi curso junto con una compañera (yo ya no voy al colegio desde la semana pasada porque aprobé todo y mi compañera sigue yendo pero faltó hoy). Hoy por la mañana entró el vicedirector exclusivamente a mi curso para exigir que cambien los delegados, claramente porque no me quieren presente en la reunión del sábado, mis compañeros sin saber lo que estaba pasando votan y salen elegidas dos chicas que no están enteradas de la situación en el colegio. Recalco, todo esto con la intención de que no participe en la reunión en donde justamente voy a exigir que se cambie el estatuto, un estatuto que fue hecho sin la participación del estudiantado.

Todo este abuso de poder se viene dando desde hace un montón de tiempo, personalmente ya tuve problemas anteriores con la institución, como una amenaza del vicedirector que fue denunciada en su momento.

Podés leer: “Por tu bien, sacate el pañuelo verde”: vicedirector de colegio salteño amenazó a un estudiante

Todo intento de organización estudiantil es reprimido en el colegio si no responde a las autoridades. ¿Hasta cuándo vamos a seguir así? ¿Exigir que se cumplan nuestros derechos debe terminar en represión? ¿Quién supervisa todo lo que hacen los directivos? ¿Quién me asegura de que estas cosas no van a volver a pasar?

Por ultimo. quiero mencionar que no vamos a parar hasta que el estatuto se modifique, queremos un centro de estudiantes democrático y representativo, producto del debate colectivo. Y somos justamente los estudiantes quienes vamos a conseguirlo, informándonos y reclamando por lo que es nuestro!”



Source link