"Lo que busca el gobierno con el Servicio Cívico es militarizar a la juventud pobre"

0
37


En el programa radial Pateando el Tablero fue entrevistada Natalia Hormazabal, abogada del Ceprodh, denunció que “con esta medida lo que busca el gobierno es militarizar a la juventud pobre”. Acusó como “grave delegar en una fuerza la formación de los jóvenes”. Llamó a “salir a la calle a reclamar y repudiar, contra la idea de resignación que nos quieren imponer”.

La primera impresión del anuncio que ha realizado el Gobierno Nacional sobre la creación de Servicio Cívico Voluntario

Es una provocación, una medida claramente de campaña electoral, lo que busca el gobierno con esto es militarizar a la juventud pobre.

Por otro lado está dictada justo al límite de la veda electoral, ya que como gobierno tienen un límite específico para hacer campaña. Como no pueden mostrar demasiados logros en la economía, ni en temas que causen beneplácito, más bien todo lo contrario, con un dólar altísimo que no pueden contener, desocupación, desempleo y con todo ataque al conjunto del pueblo trabajador.

Mostrar una medida de este tipo que tiene un doble sentido. Intenta controlar a los sectores más vulnerables, que son los jóvenes pobres, los que ellos llaman ni ni y por otro lado es un guiño a los sectores de clase media, o clase media alta, mostrando más amigable a las fuerzas represivas, en este caso a la Gendarmería, como fuerza élite, según los dichos de Bullrich y también mostando que se ocupan de gestionar.

No queda más que repudiar y rechazar a esta medida, que se suma a tantas otras en el plano del ataque a las libertades democráticas.

En este caso tiene como centro a la Gendarmería Nacional, una fuerza que desde su origen tiene un objetivo, ser utilizada ante la represión del conflicto y de la protesta social, ha tenido nacimiento para poder contener a los sectores populares en 1938, bajo la presidencia de Ortiz, a pedido del grupo económico Bunge y Born, para cuidar sus bienes.

Es una fuerza que tiene su historia, que a lo largo de las décadas siguientes todos conocemos el derrotero de las distintas represiones, alguna de ellas con consecuencias fatales, como la desaparición, seguida de muerte de Santiago Maldonado.

Tiene una larga historia de represiones, como en Cutral Co, en Tartagal, en Mosconi, en el 2012 en la Panamericana de la mano de Berni, en el 2014 con los trabajadores de Lear, y una larga lista que continua.

Cada una de las fuerzas tiene su historial, pero el de la Gendamería es grande

Inclusive los gobiernos que se decían defensores de los Derechos Humanos, bajo todo el gobierno del kirchnerismo, la novedad que introdujo la Ministra de Seguridad, Nilda Garré, fue la de otorgarle a la Gendarmería, la prevención del delito, que implicaba vigilar la pobreza y controlar a los jóvenes pobres de manera permanente en los barrios.

Es una fuerza que nosotros conocemos, que ha tenido su actuación en la dictadura militar y que hoy no tiene otro sentido más que militarizar a los jóvenes, de establecer un plan de guerra contra la juventud, a la que no le han otorgado nada, ni este gobierno, ni en el anterior.

Donde no hay acceso real a la educación, ni a becas, no hay trabajos para los jóvenes, que no implique acarrear una mochila pedaleando por toda la ciudad, ni tener un lugar donde vivir.

Es una medida que no tiene nada para dar, mucho menos si hablamos de valores.

Desvalorizar la profesión docente

El aspecto más grave es delegar en una fuerza de seguridad la vocación, la formación y la educación de jóvenes, quitando esa potestad al sistema educativo, el cual se han encargado de destruir todos los gobiernos de manera sistemática, pero este gobierno en particular, con un desprecio absoluto hacia los docentes, quienes son los que se cargan el sistema público de educación.

Es una medida que podría no sorprender, ya que el año pasado se dictó la Resolución 956, del Ministerio de Seguridad que permitía y legalizaba el uso de armas de fuego, por parte de las fuerzas represivas, en cualquier circuntancia, lo que implicaba legalizar el gatillo fácil.

El asesinato de Rafael Nahuel es consecuencia de llevar en los hechos esa política. La doctrina Chocobar es un invento de este gobierno, no porque los gobiernos anteriores no hayan hecho uso y abuso del gatillo fácil, sino porque ha quedado más claramente y de manera impune, cual es la visión del conflicto social.

En Neuquén hemos vivido el ataque premeditado y cobarde por parte de un policía Palominos, a nuestro compañero diputado Raul Godoy, en el conflicto de MAM en el 2017, intentando generar un antecente.

Son muchos los motivos para pelear

Pero en este caso con componentes importantes, casi el 47% de los pibes de 14 años en este país son pobres, el 39 % de las personas que tienen entre 15 y 19 años, también son pobres. Esta medida sumada al intento de bajar la edad de punibilidad, no es ni más ni menos, que un verdadero plan de guerra contra esos jóvenes, que ningún gobierno le ha dado nada y solo ofrece, miseria, desocupación, hambre y todo tipo de penurias, bajo los planes del FMI.

Este es el panorama que nos quiere mostrar el gobierno, que además del otro lado del mostrador, con la fórmula Fernandez, no es que hay un gran repudio, Fernandez salió a decir por lo menos hacen algo, casi como justificando.

Para quienes piensan que son distintos en este aspecto, hay que decir que son bastante más parecidos de lo que uno piensa, y todos tienen bastante respeto por las fuerzas represivas.

Cada vez que hay un intento represivo de ataque a las libertades democráticas, que ha intentado este gobierno de Cambiemos, hemos salido, miles y miles a las calles a reclamar, creo que debemos salir con fuerza a las calles.

Repudiando la implementación en agosto, en algunas de las provincias. Salir a la calle a reclamar contra la idea de la resignación, del mal menor que nos quieren imponer. No hay que conformarse y tolerar no tener trabajo, no tener acceso a la educación, no tener la posibilidad de momentos de ocio, de tranquilidad, de disfrutar.

Que hay todo un mundo lleno de derechos, que se le deben a los jóvenes. Hay que ir por ellos, hay que reclamar y rebelarse como dicen nuestros compañeros del Frente de Izquierda Unidad.

Hay que tomar el cielo por asalto por todos los derechos que faltan para la juventud.



Source link