Lorena Gentile denunció la situación de las mujeres y los despidos en la ex Kraft

0
34


La referente del Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC), denunció la situación de las trabajadoras de la alimenticia, sobre las que recaen las peores condiciones de trabajo y los despidos.

Hace unos días, en el marco del debate sobre el proyecto de Ley de “Equidad de Géneros e igualdad de oportunidades en el Trabajo”, Lorena Gentile, ex delegada de comisión interna de la ex Kraft, hoy Mondelez planta Pacheco, y referente de la agrupación BORDÓ y del Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC), denunció la situación de las mujeres y los despidos en la fábrica ante la Comisión de Legislación Laboral del Congreso de la Nación.

Te puede interesar: Equidad de género en el trabajo: la realidad de las fábricas se coló en el debate

En su intervención, Lorena expuso ante los diputados y organizaciones presentes, la dura realidad que están viviendo las mujeres trabajadoras en la ex Kraft. Invitada por los diputados del PTS en el Frente de Izquierda, Nicolás del Caño y Nathalia Gonzáles Seligra, Lorena también denunció cómo, luego de llevar adelante “un plan de reducción del personal en sus 4 plantas del país, que implicó la pérdida de más de mil puestos de trabajo”, la empresa anunció 200 despidos en la planta de Pacheco.

La mayoría son mujeres, con enfermedades laborales, o con hijos, contó, y explicó cómo la multinacional ataca el sistema de licencias especiales, en particular las licencias por enfermedad laboral y por maternidad. Denunció el caso de una trabajadora con 11 años de fábrica, que tenía una hernia de disco, tendinitis en ambos brazos y codos producto de las tareas repetitivas; y otra, Eliana Santos, con un bebé que tuvo la desgracia que se le enferme gravemente.

Te puede interesar: Ajuste: la multinacional Mondelez aprovecha la crisis y anuncia 200 despidos en su planta de Pacheco

La referente de la agrupación Bordó también señaló que “dicen que los que se enferman no cuidan su trabajo (…). Y así despiden por miles en el país. Mientras no se invierte en las más mínimas condiciones de trabajo, o de seguridad y de higiene, y de prevención de las enfermedades, luego nos despiden, por estar lastimados, por estar lastimadas. Vemos a las mamás con miedo todos los días, y con sus brazos hinchados por la tendinitis, que tienen que seguir en las líneas de producción porque de esos brazos lastimados depende el pan de sus hijos”.

Por eso subrayó que “tienen que ponerse límites reales a los ritmos de producción, que obliguen a las patronales a que haya rotación de tareas y que se hagan descansos obligatorios y sean respetados. Tienen que reconocerse las enfermedades laborales y tiene que haber descanso dominical obligatorio”.

“¿De qué igualdad podemos hablar cuando nos estamos quedando sin trabajo?”, cuestionó Lorena, y planteó que “necesitamos urgente que se frenen los despidos, y de acá no hay ninguna iniciativa en ese sentido. La última Ley la vetó Macri y no ha tenido costos, los costos los estamos pagando los trabajadores”.

Además denunció que son más de 10 mil despidos en el gremio de la alimentación, y que el Sindicato, dirigido por Rodolfo Daer, y la Federación de la Alimentación, no han tomado absolutamente ninguna medida para enfrentarlos. Pero, enfatizó, “¡para nosotros y nosotras la necesidad y la lucha es ahora!”.



Source link