Los costos del paro: ¿quién pierde de verdad en esta Argentina del ajuste?

0
93


Frente al paro, los empresarios y el Gobierno se quejan de haber “perdido” $ 40.500 millones. Es lo mismo que se destina al pago de deuda pública en sólo 8 días. Mientras, a los trabajadores les sobran los motivos para parar.

Los empresarios y el Gobierno reconocieron que la clase obrera y sus horas trabajadas no son un costo -como sostienen a diario- sino su fuente de valor y ganancias. Nuevamente, desde el Ejecutivo se difundieron quejas por las medidas de lucha de los trabajadores, calculando supuestas “pérdidas” por el paro de actividades que alcanzarían los $ 40.500 millones (o USD 900 millones). Esta cuenta equivaldría al 0,22 % del PBI.

El quinto paro nacional contra el gobierno de Mauricio Macri y las medidas de ajuste que hundieron la economía y golpean el salario real de los trabajadores, fue el más contundente producto del creciente descontento social. Y a pesar de tardía convocatoria por parte de la burocracia sindical, que sólo busca descomprimir la bronca y no plantea un verdadero plan de lucha para enfrentar el ajuste.

Te puede interesar La CGT dice que el paro “fue contundente”, pero se niega a decir cómo seguir la lucha

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), estimaron que debido al paro general las industrias y comercios de todo el país perdieron ventas por $20.125 millones, pero opinan que el 55,2% es recuperable.

Pero en este discurso anti obrero del Gobierno, reforzado con las declaraciones de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien sostuvo “estar harta de los paros”, se salen a la luz grandes contradicciones. Una de ellas es que reconocen que los trabajadores producen riqueza del país, pero esto es contrario a lo que hacen diariamente cuando consideran a los salarios como un “costo” más.

Sin embargo, también existe una falsa discusión, las “pérdidas” que estima el gobierno y las cámaras empresariales no son en realidad tal cosa. Se trata de un eufemismo para hablar de ganancias no generadas, porque precisamente ese día los trabajadores deciden no regalarles la mayor parte de su trabajo a los patrones.

Podés leer Sobran los motivos para un paro activo

¿Cuánto les cuesta a los trabajadores la recesión y la deuda con el FMI?

La periodista y doctora en economía, Julia Strada remarcó en C5N que la estimación del gobierno que contempla “a todos los sectores y servicios de la economía” es errada y no representativa dado que: el campo (soja) no dejo de producir porque no paro, los servicios como la luz no dejarán de recaudar porque el día se cobrará igual, y lo mismo con los servicios que funcionaron.

También respecto al “costo del paro”, Strada advirtió que la verdadera pérdida para la economía puede medirse a través de la contracción del PBI en 2018 calculada en 1,15 billones de pesos, generando “destrucción de la industria y pérdida de la actividad económica”.

Los efectos sobre la industria que en abril se desplomó un 13,4 %, son sentidos por los obreros de las fábricas como Siam, Coca Cola, Elextrolux, entre otros que viene resistiendo los despidos de las patronales. Las automotrices expresan otra de las ramas en crisis por el parate de producción, y cuenta con miles de suspensiones y peligros de despidos.

Podés leer Hoy todos al paro: la izquierda y el sindicalismo combativo salen a las calles para hacerlo activo

Si tomamos el dato estimado por el Gobierno (aún con los límites antes marcados), y los comparamos con los dólares que se van en pagar la deuda o en fuga de capitales, queda claro el impacto del saqueo en curso.

Entre 2020 y 2023 se deberá pagar anualmente USD 40.000 millones en concepto de deuda (intereses y capital), esto equivale a $ 4.931 millones por día. En fuga de capitales (medida por la Formación de Activos Externos del SPNF) sólo en los primeros cuatro meses de 2019 el monto ascendió a USD 7.036 millones, equivalente a $ 2.638 millones de por día. Entones, el costo diario de deuda y fuga de capitales-que recae sobre los trabajadores y jubilados que sufren despidos, alta inflación y hambre- suma $ 7.569 millones; es decir, en apenas 5 días y medio se igualaría el valor no generado en el paro general, según las estimaciones del Gobierno.

Podés leer Dejar de pagar tres meses la deuda equivale a terminar con la pobreza por ingresos de un año

Queda claro donde están puestas las prioridades de Cambiemos; y que continuará el gobierno que siga si no se plantea una salida que realmente se proponga poner por delante los intereses de las grandes mayorías. Esto implica dejar de financiar la fuga de capitales de los especuladores garantizada por los bancos y en toda la gestión macrista superó los USD 68.000 millones.

Invertir las prioridades implica romper el acuerdo con el FMI, y destinar los fondos a revertir la pobreza que ya alcanza a más de 14 millones de argentinos, subir la jubilación mínima que es de hambre, saldar el déficit habitacional, construir escuelas y garantizar un sistema de salud integral, entre otros.

Te puede interesar Seamos realistas, no paguemos la deuda



Source link