“Los grandes empresarios se están haciendo millonarios a costilla del sudor del obrero de viña”

0
25


Ana tiene 53 años y trabajo toda su vida en la cosecha de la viña y, entrevistada por La Izquierda Diario, relató las condiciones de trabajo de uno de los sectores mas precarizados de la vitivinicultura en Mendoza

“Mi nombre es Ana Maya, tengo 53 años y soy trabajadora de viña”, comienza relatando. Ella es de La Reducción, en Rivadavia, el este mendocino, y cuenta que siempre vivió entre las viñas: “he trabajado aquí desde que tengo noción, mis abuelos eran contratistas y toda la familia siguió la rama de la viña”.

– ¿Como cambiaron las condiciones en la viña desde que eras chica a lo que es hoy tu trabajo?

  • Desde que yo empecé a trabajar en la viña, ha cambiado mucho, pero para mal. El viñatero va en decadencia y los grandes empresarios se están haciendo millonarios a costilla del sudor del obrero de viña.

    Hoy el jornal de un obrero que trabaja 8 hs por día es de 530 pesos para el que está en blanco. De ahí te hacen los descuentos de obra social, jubilación, etc. Te imaginaras que es muy poco lo que cobra un jornalero, como se dice, que trabaja al día. También están los cosechadores, que les pagan por ficha o tacho. A ellos les están pagando las uvas tintas entre 15 y 19 pesos, y la uva blanca siempre se paga a menos precios. Es muy poco, muy bajo el precio que pagan.

    – Con el fondo anticíclico negociado entre el gobierno y el PJ se terminaron subsidiando a los grandes empresarios de los que justamente vos hablas. ¿Qué opinas de eso?

    Un obrero de viña, con una familia tipo, no llega a cubrir la canasta básica, las necesidades de una familia. Te imaginaras que, para vestimenta, calzado, no alcanza, hay que hacer malabares con la poca plata que entra por mes en una casa de un obrero de viña. Hay que salir a hace changas, ganarse un peso extra porque la plata no alcanza. Esa es la vida del obrero de viña. Es muy doloroso saber que a costilla nuestra los grandes empresarios se hacen cada vez más millonarios.

    Entre los grandes bodegueros y empresarios se favorecen entre ellos, y al obrero de viña lo dejan atrás y no le importa. Hay mucho trabajo en negro, en la mayoría de las empresas. Parece que estuviéramos retrocediendo al tiempo de la esclavitud.

    Hay empresas que te toman y te hacen un contrato como si fueras contratista y en realidad estas trabajando al día. La mayoría de las empresas hacen eso, entonces no figuras como un obrero de viña que está trabajando. Un contratista hoy esta cobrando mil pesos por trabajar una hectárea de viña, así los sueldos son muy muy bajos. Estamos cada vez peor.

    Nosotros somos los que realmente trabajamos la viña y hacemos ricos y famosos a los grandes empresarios

    – Para vos ¿cuál seria la solución a esta situación que describís?

    Tendríamos que lograr que el gobierno se interese por cómo vive el obrero de viña y tratar de favorecer su modo de vida. Nosotros somos los que realmente trabajamos la viña y hacemos ricos y famosos a los grandes empresarios. La gente de afuera, el turista que se toma una copa de vino, no sabe de todo el proceso que tiene atrás ese vino, todo el sacrificio del obrero de viña.

    – ¿ Alguna vez fuiste a una Fiesta Nacional de la Vendimia?

    No, nunca fui a una Fiesta Nacional de la Vendimia. He ido al Carrusel, a la Vía Blanca, pero nunca a la fiesta. Para mi es una fiesta de los ricos y me genera mucha impotencia que nadie se acuerde de los que verdaderamente hacemos la vendimia.



  • Source link