Los salarios volvieron a perder contra la inflación

0
111


El índice de salarios del total de los trabajadores registró en febrero un aumento del 2,7 % frente a una inflación del 3,8 %. Se erosiona el poder adquisitivo del salario.

La creciente inflación golpeó el poder adquisitivo de los salarios. En febrero los salarios perdieron otra vez frente a la suba de precios.

Según informó este martes el Indec, el índice de salarios del total de los trabajadores registró en febrero un aumento del 2,7 % frente a una inflación del 3,8 %. En el primer bimestre acumuló un alza de 5,8 %, también por debajo de la inflación minorista.

En relación a 2018, los salarios en promedio subieron un 34,6 % y la inflación interanual alcanzó a 51,3 %. Se estima que la pérdida salarial llegó al 11 %.

Los más golpeados fueron los trabajadores no registrados (o “en negro”). En febrero los salarios de los informales tuvieron un incremento del 2,6 %, y en doce meses el alza nominal fue de 31,5 %. La pérdida del poder adquisitivo fue del 13,1 %.

Los trabajadores estatales tuvieron una aumento interanual del 35,6 %, y perdieron un 10,4 %.

Los trabajadores registrados del sector privado tuvieron una pérdida real de 10,6 %, sus salarios aumentaron sólo el 35,3 % interanual.

Se estima que la inflación de 2019 sea mayor al 35 %, y que los salarios vuelvan a perder este año.

La consultora Elypsis sostuvo al sitio Infobae que calculan una nueva caída del salario real este año, de entre 1 % y 3 % en promedio. El economista Juan Sola explicó que “si bien en el análisis punta a punta esperamos un crecimiento del salario de entre 5 y 7 %, en el promedio vemos difícil que los sueldos le ganen a la inflación”.

Para la consultora Analytica, la inflación diciembre versus diciembre será de 45 % y las paritarias, de 42 %, mientras que si se mide el promedio del año, la inflación llegará al 52 % y los salarios, al 40 % de incremento. En cualquier caso, habrá otra vez pérdida del poder adquisitivo.

La crisis empeoró las condiciones de vida de los trabajadores y los sectores populares. El poder adquisitivo se desplomó por la inflación y la devaluación, también aumentó la pobreza y la desocupación. Bajo el mando del FMI lo peor está por venir.

Te puede interesar: La economía en el infierno del FMI



Source link